lunes, 14 de noviembre de 2016

Pastel de acelgas y aceitunas picantes


Un sencillo y rápido pastel, muy resultón y con toque picante. Si no eres de los que aprecias el picante como un toque positivo, puedes sustituir las aceitunas rellenas de pimiento picante (o de jalapeño), por otras de pimiento morrón o de piquillo. También pude variarse de tipo de queso rallado, siempre que sea fundente.

Una forma que facilita y hace más rápida la preparación es utilizar acelgas congeladas, que bien podríamos sustituir por espinacas o por lechuga cocida.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Tortilla vegana de verdura congelada

Pincho de tortilla vegana de verdura congelada

Hace un tiempo recibí la invitación de ASEVEC (Asociación Española de Frabricantes de Vegetales Congelados) para participar en una campaña para fomentar el consumo de verduras congeladas y contribuir a la difusión de una dieta sana y equilibrada, que puedes encontrar en las redes bajo el hashtag #Miverduracongelada. A tal efecto, me han enviado un paquete con 5 kilos de 11 tipos diferentes de vegetales congeladas.

Ya sé que en Murcia, con la cantidad y calidad de vegetales que tenemos vamos un poco sobrados. Pero la verdad es que muchas veces, con la frenética vida que llevamos, nos viene mucho más cómodo recurrir a estas bolsas de vegetales, limpios, cortados y preparados para, con poco esfuerzo, conseguir unos platos bien sabrosos.

Mi aportación en este post es la receta de una tortilla sin huevo y con un sobre de ensaladilla congelada. El huevo lo hemos sustituido por harina Yolanda, pero también podía haber sido con una mezcla de maicena y harina de arroz o con harina de garbanzos. La proporción de sustitución es 1 huevo = 1 cucharada de harina + 1/4 de taza de agua.

Tortilla vegana de verdura congelada

Sí hay diferencia en el sabor, aunque la apariencia sea muy similar. Pero no cabe duda que también está buena. Mi truquillo para recordar un poco el olor y sabor del huevo es usar sal negra de la India Kala namak

Yo la he preparado con ajos verdes fritos que tenía congelados. Pero igual se puede hacer con cebolla frita o puerros.

Es una preparación fácil, sana y distinta, con la que os podéis sorprender y, también, sorprender a los demás.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Miplato.es Cocina vegana casera a domicilio

No siempre tiene uno ganas de cocinar y apetece comer algo casero, de calidad y ya elaborado. Para ese deseo hay una respuesta: Miplato.es. El Grupo Bodegas Mezquita de Córdoba (muy conocido por su tienda gourmet y los dos restaurantes cercanos a la Mezquita) ha puesto en marcha esta iniciativa que trata de dar respuesta al deseo de comer bien en casa con poco esfuerzo. Elaboran platos tradicionales que envían a cualquier lugar de España, garantizando la frescura y calidad del producto.

Algo que los pone en ventaja respecto a otras iniciativas similares es que cuenta con una línea de platos para veganos. Más de 30 elaboraciones, que se irán ampliando según la demanda. He tenido la suerte de probar un buen número de ellos y la relación precio/calidad está garantizada. Además, si no rompemos la cadena de frío, podemos contar con disponer de platos elaborados para 30 días, sin necesidad de congelarlos.

Cada ración es amplia y puede que sirva para compartir entre dos. Además, se puede complementar con otros productos o aderezar al gusto. Por ejemplo, al wok de verduras con soja y cacahuetes se le pueden añadir unos daditos de tofu frito y aliñar con unas gotas de sriracha y unas semillas de sésamo tostadas y nos queda un plato completo y personalizado de lo más apetecible.

Para estos días de calor, que se están alargando en septiembre, podemos probar el ajoblanco, el gazpacho andaluz con sandía o, por supuesto, el salmorejo cordobés. Para cuando lleguen los fríos invernales, nos esperan la crema de calabacín, la lentejas con verduras salteadas o la fabada vegana.

Os recomiendo probar las albóndigas veganas en salsa de tomate, a ser posible acompañadas de una buena pasta. Algo que seguro llama la atención es que entre la oferta se incluye un preparado de tortilla de patatas, con sus patatas monalisa y su cebolla fritas, que podemos mezclar con huevo o algún preparado vegano sustitutivo y nos facilita enormemente la tarea, evitando los olores a fritura y las manchas de aceite en nuestra cocina.

Otras preparaciones que nos pueden ser sugerentes para un buen picoteo son las patatas bravas o la coliflor al ajillo con pimentón. Y en entre las ensaladas encontramos la de pasta con remolacha, zanahoria y nueces o el tabulé de quinoa. Otros preparados nos ayudan a complementar otros platos. Es el caso de la cebolla confitada en aceite de oliva virgen extra o la patatas a lo pobre con pimientos y cebolla.

No he dicho nada de precios pero, en general, cada uno de estos platos cuesta entre 3 y 4€, aunque algunos de ellos quedan por debajo. La distribución cuesta 7€, pero si sobrepasa el pedido los 70€ el transporte es gratuito y lo tienes en tu casa antes de 48 horas en furgonetas refrigeradas.

Si quieres empezar a disfrutar de los productos de esta iniciativa, te invito a que entres en Miplato.es, te des de alta y elijas por qué platos de decides.

miércoles, 6 de julio de 2016

Tarta de zanahoria con glasa de queso crema


La parte dulce de la cocina no es la que más me gusta. No tengo muy buena mano con tartas, bizcochos y demás viandas para postres, meriendas, golosinas y demás. Eso no quiere decir que, de vez en cuando, me atreva a afrontar uno de estos platos dulces y que, incluso, me lleguen a salir bien (o por lo menos, aceptables). Ese es el caso de esta sencilla tarta de zanahoria con su glasa de queso crema, que ha tenido mucho éxito en mi familia.

Me gusta siempre citar mis fuentes y, en este caso, he recurrido a la web http://www.tartadezanahoria.net, donde se pueden consultar cantidad de variantes de este delicioso dulce.

martes, 21 de junio de 2016

Tosta picante de camembert y brevas


Esta no es una receta sino una idea para un almuerzo ligero, una merienda o una cena. Es una preparación picante y tiene la virtud de hacer una mezcla de texturas y sabores que a mí me ha gustado mucho.

Los protagonistas principales son el pan tostado, el queso camembert y las brevas, pero la gracia picante la aportan los secundarios: el ajo asado, los brotes de rabanito y el dulce de guindilla picante de TomaChaf (que me hicieron llegar parara una prueba los amigos de Alacena de la Vega).

Las cantidades y proporciones de cada uno de los ingredientes queda al gusto (más o menos salado, dulce o picante) que tenga cada uno. Fácil no, lo siguiente.

viernes, 17 de junio de 2016

Galletas de chufa, coco y canela rellenas de crema de níspero



Una vez que hemos hecho horchata en casa con chufas remojadas, nos queda una pulpa un tanto arenosa y muy similar a una harina integral. Dando vueltas a qué podía hacer con ella en la cocina (también se puede utilizar como pienso para los animales o abono para las plantas), pensé en utilizarla para hacer una galletas. Busqué por Internet y me estrujé un poco la mente para llegar a una receta propia, de la que he quedado gratamente satisfecho. El toque final y refrescante se lo da el relleno de Crema de Níspero de Ruchey (que nos dieron a probar la gente de Alacena de la Vega).

El resultado son unas galletas un tanto abizcochadas y con una textura donde se nota la fibra de la chufa en cierta forma similar a la del coco rallado. El uso de aceite de coco (que podría sustituirse por margarina o mantequilla) le proporciona un suave sabor que se complementa muy bien con la canela en polvo. La frescura de una fruta tan singular como el níspero, en formato de crema, hace que sean unas galletas que duran poco en la mesa.

Se hacen muy rápidas, sirve como receta de aprovechamiento y el resultado es muy notable.

lunes, 13 de junio de 2016

Curry de champiñones


Me encanta la cocina india (o hindú) por la cantidad de platos vegetarianos que son parte de su tradición gastronómica. De hecho es un país que, contra lo que sucede en la mayor parte del mundo donde cada día hay más gente sigue una dieta vegetariana, está perdiendo adeptos la opción vegetal en pos de una supuesta modernidad de sociedad avanzada que incluye carnes y pescados en su oferta gastronómica.

Yo lo que practico en casa, evidentemente, no es una cocina india auténtica. Sería como llamar a una paella hecha en laponia cocina española. Pero sí me gustan los guisos que tengan ese sabor frutal que aporta la leche de coco y la potencia que le aportan las mezclas de especias, incluyendo el picante que le aportan en este caso las guindillas (que, por cierto, son caseras y recojo de mi propia planta).

Además, es muy fácil hacer estos guisos, que requieren de un ligero sofrito y una posterior cocción, en este caso bastante breve.

viernes, 10 de junio de 2016

Vichyssoise con manzana y leche de coco


Con el calorcico de estos días, una crema fría como esta viene muy bien. A la tradicional crema de puerros y patata le he dado una pequeña vuelta, añadiendo o sustituyendo alguno de los ingredientes. Por un lado, parte de la patata la he cambiado por manzana golden (es un truco que vi a los hermanos Torres) y, por otro, he cambiado la nata por leche de coco, lo que hace que sea un plato vegano y con un cierto toque a cocina india.

En cuanto a la textura, podemos añadir más o menos caldo de verduras para que se quede a nuestro gusto. A mi me gusta que tenga una textura espesa (más cercana a un puré de patatas clarito que a una sopa). Así que la cantidad de líquido la podéis incrementar hasta que quede a vuestro gusto. Yo no paso la crema por el colador o el chino, pero hay quien sí prefiere hacer esta operación para que el resultado final sea más fino.

El tema del toque final queda al gusto de cada uno. Yo le he puesto unas alcaparras (tápenas las llamamos en Murcia), que le da un toque salado y ácido, además de unas Lagrimas de Pimiento de La Pastora (que me regalaron los amigos de Alacena de la Vega), que aporta un contrapunto dulce. El chorrico de aceite de oliva virgen extra no puede faltar en estas preparaciones.

Sencillo es poco. Su elaboración es tan sencilla que parece mentira que no se haga más a menudo en nuestros hogares esta deliciosa crema.

miércoles, 8 de junio de 2016

Quinoa con judías verdes, mar y montaña


En esta sencilla receta la quinoa hace el papel que damos al arroz en la paella. Además, utilizamos las algas y las setas para dar ese toque de "mar y montaña" que andamos buscando. Muy sencilla y fácil de adaptar con los ingredientes que tengamos a nuestra mano. Son ingredientes menos comunes pero que son fáciles de encontrar en comercios especializados e incluso en grandes superficies.

Para dar el toque local tenemos la judías verdes (bajocas las llamamos en Murcia). Y lo menor de todo es que es un plato que podemos armar en poco más de 20 minutos.

viernes, 6 de mayo de 2016

Cortados de cacao, avellana y dátil


Ya sabéis que yo no soy muy aficionado a la "cocina dulce", pero de vez en cuando hago alguna incursión. Sobre todo si la receta es tan fácil como ésta. Con sólo tres ingredientes y en pocos minutos (si excluimos la fase de enfriado) podemos tener preparada una golosina a la que pocos se podrán resistir. La apariencia y textura quedan a mitad de camino entre el turrón y el pan de higos, pero el sabor se aproxima mucho al de las cremas de chocolate con avellanas.
No es demasiado dulce y para los más golosos igual habrá que poner algo de endulzante (azúcar, miel, sirope de ágave, stevia...). Pero os aseguro que el dulzor de los dátiles es suficiente.
En cuanto a las calorías que nos aporta es más o menos similar a la mayoría de golosinas de este tipo y ronda las 500 por cada 100 g. Bueno, habrá que dar algún gusto al cuerpo y no tenemos nada que temer sino abusamos.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .