viernes, 6 de mayo de 2016

Cortados de cacao, avellana y dátil


Ya sabéis que yo no soy muy aficionado a la "cocina dulce", pero de vez en cuando hago alguna incursión. Sobre todo si la receta es tan fácil como ésta. Con sólo tres ingredientes y en pocos minutos (si excluimos la fase de enfriado) podemos tener preparada una golosina a la que pocos se podrán resistir. La apariencia y textura quedan a mitad de camino entre el turrón y el pan de higos, pero el sabor se aproxima mucho al de las cremas de chocolate con avellanas.
No es demasiado dulce y para los más golosos igual habrá que poner algo de endulzante (azúcar, miel, sirope de ágave, stevia...). Pero os aseguro que el dulzor de los dátiles es suficiente.
En cuanto a las calorías que nos aporta es más o menos similar a la mayoría de golosinas de este tipo y ronda las 500 por cada 100 g. Bueno, habrá que dar algún gusto al cuerpo y no tenemos nada que temer sino abusamos.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Pak choy salteado con setas y verduras


El pak choy o bok choy es una verdura que poco a poco va ganando presencia entre la oferta que podemos encontrar en mercados y supermercados de España. Pariente asiática de la familia de las coles, tiene un aspecto que nos recuerda a las acelgas y un sabor con ciertas similitudes con la endivia. Es una verdura que puede dar mucho juego tanto cocinada como cruda. Una forma ideal de degustarla es cocida al vapor (con 5 minutos basta) y aliñada con salsa de soja y un poco de sésamo recién tostado.

La mejor manera de preparar el plato que os presento es utilizando un wok, pero se puede utilizar una sartén profunda. Es aconsejable dejar la verdura ligeramente crujiente. Las setas shitake serían muy apropiadas para este plato, de rasgos tan orientales, pero yo utilicé boletus secos, que era lo que tenía en la despensa. Lo importante es tener claro el punto que le queremos dar y procurar no dejarlos pasados de cocción.

Es un plato sin complicaciones y que puede dar mucho juego con distintas verduras, según la temporada y la disponibilidad que tengamos. Un buen arroz basmati es el acompañamiento ideal.

martes, 22 de marzo de 2016

Escalivada en gelatina de vermut


A veces también me gusta montar platos con un poco más de detalle. Es el caso de este que tenía como centro una elaboración con dos productos de los que distribuye Alacena de la Vega y que tan gentilmente me hicieron llegar. De un lado la escalivada (asado de verduras) de Delicia Vegetales y de otro el vermut Arlini clásico de Arloren. Con sólo estos dos ingredientes un poco de agar-agar en polvo y un chorro de limón se hace este plato, que luego se puede acompañar de otros para su presentación y aliño. Yo utilicé unas perlas de manzana y jengibre (de Lidl), unas alcaparras y un toque de crema de balsámico con fresas (también de Lidl). Además, lo acompañé con unas rodajas de pimiento amarillo encurtido y unas lágrimas de pimiento de La Pastora. El complemento fue un huevo poché con pimentón dulce de Murcia.

jueves, 17 de marzo de 2016

Ensalada con lágrimas de pimiento y huevos rellenos

Ensalada con lágrimas de pimiento y huevos rellenos

Ya os dije que os traería una deliciosa ensalada en la que incluí las lágrimas de pimiento de La Pastora que tuvieron la gentileza de regalarme los amigos de la Alacena de la Vega. Se trata de unos curiosos mini pimientos de origen amazónico con un sabor agridulce en el que se conserva el sabor del pimiento pero con ligero toque dulce.

Lágrimas de pimiento de La Pastora

Pueden ser utilizadas en aperitivos (por ejemplo para insertarlas en banderillas de encurtidos) o, como en este caso, en ensaladas. Para que preparo en esta entrada he tirado de mi fondo de despensa y he utilizado algunos productos seleccionados que se pueden sustituir por otros más accesibles (por ejemplo, las aceitunas kalamata por cualquier otra de nuestro gusto o las alcachofas a la romana por las más comunes en conserva). Hasta podemos llegar a sustituir las lágrimas de pimiento por pimiento encurtido o crudo cortado en dados.

El relleno de los huevos también puede hacerse de muchas maneras. Así que cada cual ponga en funcionamiento su imaginación y varíe esta receta a su antojo. Seguro que os dejara satisfechos.

lunes, 14 de marzo de 2016

Hamburguesas de quinoa y paté de tomates secos rellenas de mozzarella

Una de las ventajas de mantener un blog culinario son los contactos que se hacen con distribuidores de productos. Hace poco tuve el placer de conocer a Pili y Pedro, una joven pareja de emprendedores que han puesto en marcha una tienda online de productos ecológicos, artesanales y regionales bajo el nombre de Alacena de la Vega. Tuvieron la deferencia de regalarme algunos de los productos que ellos distribuyen y de ellos he seleccionado el paté de tomates secos TomaChaf Premium con el que me he lanzado a hacer unas hamburguesas con quinoa y rellenas de queso mozzarella que encontré navegando por facebook. Hubo otros como el vermut Arlini (que ya he probado y está fantástico), el tomate asado a la leña de Pepejo El Labrador, las lágrimas de pimiento de La Pastora (que ya os traeré una ensalada donde las probé) y la escalivada de Delicias Vegetales (con la que tengo intención de hacer una empanada).

La receta que os traigo es sencilla y el resultado muy satisfactorio. Si no tienes paté de tomates secos, puedes triturar unos cuantos tomates secos en aceite aliñados con algunas hierbas (por ejemplo orégano, tomillo y albahaca).También puedes usar otro tipo de queso incluso usando algún queso vegetal, siempre que sea fundente. Si no quieres utilizar huevo para cuajar las hamburguesas puedes sustituirlo por una cucharada de semillas de lino machadas con un para de cucharas de agua, dejando que reposen un rato para que se forme el mucílago.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Ensalada verde con ajos negros


Hacer una ensalada verde es algo muy sencillo, pero no tenemos que despreciar platos tan simples como este. He aprovechado los Productos Ecológicos de ECOBESA (rúcula y lechuginos, que son pequeñas hojas de brotes de lechuga) para mezclar la virtud de estos productos sanos con las múltiples cualidades del ajo negro. Es un buen momento para comer tomates raf y también rabanitos. Con estos simples mimbres tejemos un sabroso plato al que hemos aliñado con sal del himalaya (si no tienes, usa cualquier otra) y un buen aceite de oliva virgen extra.

lunes, 29 de febrero de 2016

Hervido de verduras ecológicas con sobrasada vegetal


La gente de Productos Ecológicos ECOBESA ha tenido la gentileza de hacerme llegar una de sus cestas de verduras ecológicas de temporada de 9 kg. Con el contenido vegetal (apio, col, rúcula, lechuguín, cebolla, patatas, ajetes, perejil y menta) también me mandaron un bote de sobrasada vegetal ecológica, hecha con base de tomates secos y nueces (o almendras). Esta joven empresa se suma a la creciente oferta de productos ecológicos en la Web y le agradecemos la cortesía de hacernos participes de su aventura comercial. Os animamos a visitarlos y a probar sus productos. Ya nos contaréis que os parecen estos productos ecológicos de ECOBESA.

Para hacer una primera prueba de estos productos, me he lanzado a hacer un hervido de verduras típico de mi tierra murciana, pero con ciertas licencias. Por un lado, la inclusión de las hojas de col, que no es verdura habitual de este tipo de hervidos por mi tierra, y la que califico como más ocurrente que es la de aderezar un plato sencillo con el toque que le aporta la sobrada vegetal ecológica.

El resultado: un plato con fuertes raíces tradicionales y muy apropiado para estos pocos días de frío que estamos teniendo en Murcia. Pero, a la vez, con un giro de sabor poco frecuente con la inclusión de la sobrasada vegetal, que le queda muy apropiada.

lunes, 22 de febrero de 2016

Croquetas frías de garbanzos y zanahorias con sésamo tostado



Ando un poco apartado de mi blog, pero sigo cocinando a diario. Traigo estas croquetas frías, que me han parecido muy sugerentes y dignas de compartir. En el aspecto recuerdan a cualquier otra croqueta, en el sabor traen recuerdos de hummus, con un toque crujiente que le aportan las semillas de sésamo tostadas.

Sencillas de elaborar y dan mucho juego porque se pueden congelar y tener dispuestas para cuando las queramos degustar. No he probado a pasarlas por el horno y comerlas calientes, pero ese es mi intención. a ver que tal.

Ingredientes:

  • 750 gr. de garbanzos cocidos.
  • 100 gr. de cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • El zumo de medio limón.
  • Sal.
  • 250 gr. de zanahoria.
  • 3 cucharadas de pan rallado.
  • Semillas de sésamo tostadas.

Elaboración:

  1. Pelar y  trocear la cebolla y el ajo.
  2. Poner en vaso de la batidora o robot de cocina los garbanzos cocidos (bien escurridos), la cebolla y el ajo con un poco de sal y el zumo de limón. Triturar, dejando una masa donde se pueda detectar algún trozo de garbanzo. Colocar la masa en un cuenco.
  3. Pelar y rallar las zanahorias. Añadirlas a la masa de garbanzos junto con el pan rallado y mezclar hasta que quede homogéneo. Dejar reposar un
  4. Ir tomando porciones de masa con una cuchara, formar las croquetas y pasarlas por semillas de sésamo tostadas. ¡Dispuestas para disfrutarlas!

martes, 17 de noviembre de 2015

Guiso de calabaza y cebada (Olla GM-F)

Guiso de calabaza y cebada hecho en la Olla GM modelo F

No termina de llegar el frío que sería lógico para esta época otoñal, pero ya van apeteciendo los platos de cuchara.Un buen ejemplo es este guiso de calabaza y cebada, un cereal al que le hacemos poco caso y que encontramos con muy poca frecuencia en nuestras cocinas. Yo he utilizado cebada descascarillada de la tienda Ecoalgrano.com que, como su propio nombre indica, ya viene desprovista de la cascarilla externa y es de cultivo ecológico.

La cebada es un alimento muy energético que proporciona muchas calorías (unas 350 Kcal por cada 100g) gracias a su alto contenido en hidratos de carbono (73,5 g) y en proteínas (21,5 g), pero también con un alto contenido en fibra (17,3 g) y muy bajo en grasa (2,3 g).

Su uso en la cocina lo podríamos asimilar al del arroz, aunque precisa una cocción más prolongada (más de una hora en olla abierta y unos 50 a 60 minutos en olla a presión). Con el modelo F de la Olla GM que me deja probar el portal Gangahogar.com queda en su punto con sólo 40 minutos de cocción. Estos tiempos se pueden reducir si antes remojamos durante una noche la cebada, pero este paso es prescindible. Con la Olla GM-F tienes la posibilidad de dejarlo preparado la noche anterior y encontrarlo hecho a la hora de comer del día siguiente. De esta manera se hace un remojo de la cebada en el propio caldo de cocción, lo que beneficia el sabor final del guiso.

Es un plato de preparación sencilla y rápida, que está al alcance de cualquiera y que incorpora productos nuevos a nuestra dieta.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Potaje de garbanzos picante (Olla GM modelo F)

Potaje de garbanzos picante hecho con el modelo F de la olla GM

Hace pocos días tuve la grata sorpresa de que la gente de Gangahogar.com me ofrecían la posibilidad de probar el nuevo modelo F de la Olla GM. Acepté, agradecido, la posibilidad que me ofrecían y recibí casi de inmediato un ejemplar de esta olla a presión programable y freidora. Tiene un funcionamiento relativamente sencillo, pero es inevitable seguir las instrucciones. Su capacidad (6 litros) y la posibilidad de cocinar en diferido (se puede programar la comida hasta con 24 horas de antelación), hacen de esta olla un instrumento muy útil para nuestra cocina diaria.

Mis primeras impresiones son muy favorables y la utilidad de GM-F la he querido llevar al límite con la preparación de un potaje de garbanzos, partiendo de tener la legumbre sin remojar y dejando preparada la olla desde la tarde anterior. Supongamos que vamos a salir por la noche o pasarla fuera de casa y que no regresaremos hasta la hora de comer al día siguiente. Pero no tenemos remojados los garbanzos ni tiempo para ponerlos antes de meter en la olla. Con la GM-F no hay problema. Preparamos el sofrito (en la propia olla con la función que viene programada), añadimos los garbanzos y las verduras, ponemos el agua (pensando que tenemos que poner suficiente como para el remojado de la legumbre) y programamos la cocción para que esté preparada para 17, 19, 21 o la cantidad de horas que tengan que pasar hasta la hora de comer al día siguiente. Dentro de la propia olla se llevará a cabo el remojo de la legumbre (que previamente habremos lavado para eliminar cualquier suciedad) y cuando lleguemos a casa encontraremos el potaje recién hecho y calentito.

La receta que os propongo es bien sencilla y lo único que tiene de especial es el toque picante que le doy con la utilización de un aceite de guindillas. Para hacerlo basta con calentar aceite de oliva virgen extra sin que llegue a hervir (si tienes termómetro de cocina, procura que no pase de 70º), en ese momento se añaden las guindillas frescas con un corte longitudinal y se deja reposar. La cantidad de guindillas depende de lo picante que queramos que esté el aceite y de lo picantes que sean las guindillas. Aunque en media hora ya podemos notar que está picante el aceite, lo mejor es dejarlo reposar un par de días antes de empezar a usarlo. Sirve tanto para aliñar ensaladas o cualquier otro plato, como para usarlo en caliente para saltear (como en este caso).

Por supuesto, este potaje se puede hacer en una olla a presión o en una tradicional. Si no tienes preparado el aceite de guindillas, puedes calentar aceite de oliva y saltear un par de guindillas en el momento del sofrito.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .