jueves, 4 de noviembre de 2010

Hervido de verduras

Plato de hervido.Comentario previo:
Ando un poco resfriado a causa de la entrada de los primeros "frescos" (en Murcia es difícil hablar de frío), así que se me ha ocurrido hacer un plato de los más clásicos: el hervido de verduras o, simplemente, el hervido.
La verdad es que tiene poco que ver con el que yo tomaba de pequeño (aquel constaba, básicamente, de patata, judía verde y cebolla, con mucho caldo). La variación fundamental está en incluir una gama más amplia de verduras, cocerlo (en la olla a presión) sin nada de agua, utilizar las hierbas para aromatizar y poner aceite de oliva virgen extra y limón con generosidad.
La confección del plato es muy sencilla, es sano, bajo en calorías y proporciona un buen calorcito al cuerpo en estas noches en las que empieza a "refrescar".
Ingredientes para el hervido.Ingredientes (para 4 raciones):
  • 1 patata grande.
  • 1 berenjena.
  • 1 calabacín.
  • 1 cebolla.
  • 1 brócoli.
  • 1 zanahoria.
  • 2 tomates pequeños maduros.
  • El zumo de 1 limón.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal (al gusto).
  • Hierbas aromáticas secas (usé pimienta, tomillo, romero, orégano y albahaca).
Pasos:
  1. Pelar y cortar en dados grandes las verduras y colocar en una olla a presión sin añadir nada de agua, pero dejando sin secar las verduras cuando las lavemos bajo el chorro. Añadir un chorro generoso de aceite (de 6 a 8 cucharadas), la sal (al gusto), el zumo del limón y las hierbas aromáticas (al gusto).
  2. Poner, sin agua, las verduras en la olla a presión.
  3. Cocer durante 8 minutos cuando comience a pitar la olla, bajando el fuego a media potencia.
  4. Cocer 8 minutos.
  5. Al servir en los platos poner un chorrito de aceite y espolvorear con perejil fresco picado. ¿A que es sencillo? Pues es sabrosísimo.

2 comentarios :

  1. Qué rico, me encanta, yo estoy "enganchada" al hervido desde hace así como 2 años. Lo ceno con mucha frecuencia, unas 3-4 veces por semana, y es que está tan rico, sienta tan bien... que lo necesito. Unos días lo riego con aceite de oliva y sal, otros con tahina, otros con pesto verde, con pesto rojo, con mahonesa... lo admite todo! De pequeña también el hervido constaba de patata-judía verde-cebolla-zanahoria, pero yo le echo de todo: coliflor, brocoli, coles de bruselas, calabacín, puerros, calabaza, boniato... Ah, eso sí, yo siempre lo hago al vapor, me encanta la textura.

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, Rossana. Al llegar los primeros fríos ("frescos" en mi caso) apetecen estos platos de cuchara que entibian el cuerpo.
    El hervido da mucho juego ya que se puede preparar con lo que tengas de verdura por casa y aliñar de un montón de formas diferentes.
    También la manera de cocción puede ser diferente. En mi caso, si te das cuenta, con no añadir agua consigo una mayor conservación de los minerales. Pero, por supuesto, hechas al vapor las verduras están bien ricas y, como tú dices, tienen una textura muy peculiar.
    Bs.
    Carlos, de "Vegetal... y tal".
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .