martes, 15 de marzo de 2011

Romanesca al gratén

Romanesca al gratén.

Comentario previo

El pasado 2 de febrero el amigo Apicius, de La cocina paso a paso, publicó su receta de "Romanesco con gratinado de bechamel al queso". Ya entonces le decía que yo tenía una receta similar para subir. Pero fue quedando en el olvido y no la he rescatado hasta hoy (porque he repetido plato y he recordado su existencia).
Romanesca
La romanesca, o romanesco, con su aspecto tan sugestivo comparte familia con la coliflor, el brócoli o las coles. Se puede comer en crudo (sobre todo las partes tiernas) o cocinada de múltiples maneras. Es una verdura de invierno y no es muy usual encontrarla en los mercados y supermercados. Por ello, hay que aprovechar cuando se encuentra para hacerse una buena provisión. Yo suelo comprar varias y, además de comer en el momento, congelo en fresco, blanqueadas o cocinadas. Una de las formas que más estilo es la de acompañarlas con una bechamel de cobertura una vez cocida y congelar raciones individuales en bandejas que puedan ir al horno. Aquí os traigo la receta de este uso.

Ingredientes:

Para la romanesca con bechamel salen unas 8 raciones hermosas:
  • 1 romanesca de 1 kg. aproximadamente.
  • 800 gr. de leche semidesnatada (yo uso de cabra por la intolerancia de mi Quique).
  • 110 gr. de harina floja.
  • 50 gr. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Sal.
  • Nuez moscada recién molida.
  • Pimienta negra molida (aunque yo no le suelo poner).
Para el gratinado de una ración:
  • 50 gr. de queso emmental rallado.
  • 1 cs (cucharadas soperas) de semillas variadas (yo uso una mezcla de semillas sésamo, amapola, girasol, calabaza y lino).

Pasos:

  1. Quitar las hojas a la romanesca y lavarla bajo el grifo.
  2. En una olla a presión, sobre un dedo de agua salada, colocar la romanesca entera o cortada en grandes trozos (para que no se deshaga mucho). Cocer durante 5 minutos y poner a escurrir.
  3. Mientras tanto, en el vaso de la TM (Thermomix) poner todos los ingredientes de la bechamel para hacer la cobertura rápida. Programar 10 minutos, 100º, velocidad 4. (Se puede hacer con los mismos ingredientes la bechamel por el sistema convencional).
  4. En bandejas individuales repartir la romanesca y cubrir con la bechamel.
  5. Dejar enfriar completamente y congelar.
  6. Cuando llegue el momento de consumir, descongelar las raciones que deseemos.
  7. Cubrir la bechamel con las semillas bien repartidas por toda la superficie y con el queso sobre todo.
  8. Poner el horno en la posición de gratinado y meter las bandejas individuales hasta que el queso esté dorado a nuestro gusto (de 5 a 8 minutos).

7 comentarios :

  1. Antes me encantaba, desde el embarazo lo tomo menos agusto, pero de verdad que tiene un sabor muy suave, y de aspecto es increible

    ResponderEliminar
  2. Pues es una pena, Carmen. Creo que es de los sabores más agradables que uno puede encontrar. Un arroz paella con romanesca es de las cosas que más me pueden gustar.
    Bs.
    Carlos, de "Vegetal... y tal".
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. El romanescu me encanta, tiene un sabor muy agradable y con ese color se hace irresistible.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Reme (Alsurdelsur).
    En la familia de las coles es la que más estimo. No tiene la intensidad del brócoli y es más sabrosa que la coliflor (y con mejor olor).
    Bs.
    Carlos, de "Vegetal... y tal".
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Reme (Orqudea59).
    Tú siempre tan generosa en tus comentarios.
    Bs.
    Carlos, de "Vegetal... y tal".
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Dos Remes visitándote. Que peligro!
    Jajajajajaa, porque no remediamos nada.
    Besos

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .