sábado, 23 de julio de 2011

Verduras al vapor con cebolla caramelizada

Verduras al vapor con cebolla caramelizada

Ingredientes (para 1 ración):

  • 2 zanahorias (de esas finitas con hojas, no de las que llamamos en Murcia "carotas", que son más gruesas y menos sabrosas).
  • 6 judía verdes (o vainas o vainillas o como se las llame en cada lugar).
  • 4 champiñones hermosos.
  • 1 patata medina (o media grande o 2 pequeñas).
  • 2 ramitas de romero fresco.
  • 6 ramitas de tomillo fresco.
  • 1 cebolla (más bien grandecita).
  • 1 cc (cucharita de café) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 cc de azúcar.
  • 2 cs (cucharada sopera) de vinagre balsámico.
  • 1 huevo duro (opcional).

Pasos:

  1. Calentar el agua con el romero y el tomillo: Si se hace en TMx (Thermomix) poner 700 cl en el vaso y calentar durante 5 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara. Si se hace en olla convencional: calentar hasta que el agua rompa a hervir.
  2. Mientras se calienta el agua, limpiar y cortar las verduras. Si se hace en TMx, colocarlas en el recipiente varoma y programar 25 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara. En olla tradicional, colocar las verduras en la cestilla sobre el agua hirviendo y dejar, aproximadamente, media hora.
  3. Limpiamos y cortamos la cebolla en juliana. En una sartén caliente ponemos el AOVE y sofreímos la cebolla a fuego flojo (5 sobre 10). Cuando comienza a ponerse la cebolla transparente (unos 10 minutos), le añadimos el azúcar y el vinagre balsámico. Removemos bien y dejamos que caramelice la cebolla con 10 minutos más en la sartén con el mismo fuego flojo.
  4. Pasado el tiempo de cocción, probamos que las verduras estén a nuestro gusto. Con los tiempos dichos las verduras más bien "al dente", así que si te gustan más hechas déjalas cocer un rato más.
  5. Para presentar, colocar la cebolla caramelizada en el fondo del plato y, sobre está, distribuir las verduras. Acompañar (opcionalmente) por un huevo cocido. Si no tienes problemas de peso y andas evitando un excesivo uso de grasas, le puedes poner un chorrito de AOVE. Si procede, corregir de sal y, al gusto, poner pimienta o cualquier otra especie.

Comentario:

Cuando uno empieza a tener discusiones diaria con su báscula del baño, no hay más remedio que recurrir a este tipo de platos. Ya sé que la cebolla caramelizada no es la mejor recomendación en caso de dieta estricta. Pero es que en verano parece que sin algún sabor de este tipo no hay manera de que nos entre un hervido de verduras.
Dejo fe en estas líneas de que la idea de la caramelización de la cebolla la saqué de la receta que el pasado lunes nos presentó Mikel L. Iturriaga en su blog El Comidista. Ya amenacé en los comentarios con hacerla en casa y, desde entonces, ya ha caído un par de noches como cena.

4 comentarios :

  1. Un platito muy pero que muy sano.

    besitos.

    ResponderEliminar
  2. Apetecible, sano y sabroso. Me encantan las verduras al vapor.

    besines

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Sipos.
    Hay que vigilar el peso, que luego la báscula se revela y nos pone colorados. Se trata de comer sano, pero sabroso. Platos como éste ayudan en esta tarea.
    Bs.
    Carlos,, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Merchi.
    La cocina al vapor deja en las verduras todo su sabor y sus nutrientes. Si pones en el agua unas hierbas frescas, como yo he hecho, el sabor y el aroma mejora notáblemente.
    Bs.
    Carlos,, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .