martes, 11 de octubre de 2011

Torres de berenjena, tomate y mozzarella

Comentario previo:

Hace algún tiempo ya hice un plato similar (Timbal de berenjenas, mozzarella, tomate y cebolla), pero era más complicado y ahora he querido simplificarlo. Además, el aceite de albahaca lo he cambiado por un pesto verde, muy ligero.
Si me preguntáis que con cuál me quedo, pues dependerá del momento. El toque diferencial está en la cebolla y en el paso por el horno o por la plancha. El pesto es más sabroso, así que la combinación se puede hacer al gusto de cada uno y en función del tiempo disponible.
En cualquier caso, se trata de una elaboración sencilla, económica y con esos sabores que tanto me gustan del tomate, la mozzarella y la albahaca.

Ingredientes (para 3 torres):

  • 1 berenjena.
  • 1 tomate en rama grande.
  • 1 bola de mozzarella.
  • Sal.
Para el pesto verde:
  • 50 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 puñado de hojas de albahaca fresca.
  • 1 c/s (cucharada sopera) de piñones.
  • 1 c/s de queso parmesano recién rallado.
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.

Pasos:

  1. Limpiar el exterior de la berenjena. Cortar y desechar los extremos. Cortar el resto en nueve rojadas de un grosor similar. Colocar las rodajas sobre un papel absorbente y ponerles sal. Al cabo de unos 10 minutos, voltear las rodajas y salarlas por el otro lado.
  2. Mientras tanto, ponemos todos los ingredientes para el pesto en el vaso de la batidora y trituramos muy fino. Dejamos reposar en el frigorífico hasta el momento de servir.
  3. Lavar el tomate, quitar la zona del pedúnculo y cortar en 6 rodajas de similar grosor (si fuera necesario recurriremos a un segundo tomate). Reservar hasta el momento del montaje.
  4. Escurrir la bola de mozzarella y secarla con un papel absorbente. Cortarla en 3 rodajas de similar grosor y reservar hasta el montaje.
  5. En una plancha o sartén grande, muy caliente y sin aceite, vamos colocando las rodajas de berenjena, que previamente habremos secado con un papel absorbente. Dejamos que se vayan dorando por ambas caras, hasta que queden a nuestro gusto.
  6. Montamos las torres con una rodaja de berenjena, otra de tomate, la de mozzarella, de nuevo berenjena, repetimos con otra de tomate y terminamos con otra de berenjena. para que no se desmoronen, las podemos sujetar con un palillo. Sobre cada torre vertemos una cucharada de pesto verde (el resto del pesto lo ponemos en una salsera para quien quiera añadirle más).

8 comentarios :

  1. Estos platos tan sanos me encantan. Parece que todo lo has pasado por un molde redondo, jajaja.
    Abrazossss.
    Javi.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las torres hechas con berenjena y se pueden combinar con muchos ingredientes diferentes. Parecen muy buenas las tuyas!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy chuli!! Bonita presentación y seguro que excelente sabor. Gracias!!

    ResponderEliminar
  4. amo la berenjena, amo el tomat ey amo el queso asi que me quedo con esta super receta un beso!
    becky

    ResponderEliminar
  5. Eso es una torre como Dios manda y no las de pisos.
    Que rico tiene que estar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Esto tiene que estar de vicio, cualquier día lo preparo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todas y todos por vuestros comentarios.
    Se trata de una receta muy sencilla y rápida de hacer. ¡Para que luego digan que cocinar es complicado!
    Bs.
    Carlos,, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .