domingo, 27 de noviembre de 2011

Chutney de hinojo y tomates secos

Chutney de hinojo y tomates secos con coliflor.

Comentario previo:

Las posibilidades que ofrece el chutney son muy variadas y prueba de ello es este que os presento aquí. Me han regalado varios bulbos de hinojo y anduve buscando recetas para ir cocinándolos. Entre las que encontré me llamó mucho la atención una en la que se convertían en esta conserva agridulce, prima de nuestra mermelada y originaria del sur asiático. La receta la hallé en el blog "Lolacocina" que, por lo que veo, funciona con ciertos altibajos.
Como suele ser habitual, he hecho mis adaptaciones en cantidades e ingredientes, usando té rojo (en lugar de negro) y una serie de especias que me parecían imprescindibles para que la preparación tuviera ese complejo sabor que le es característico.

Ingredientes:

  • 75 g. de tomates secos.
  • 250 ml. de infusión de té rojo.
  • 1 bulbo de hinojo (200 g).
  • 50 g. de azúcar.
  • 1 guindilla (pimienta de cayena).
  • 1/2 c/c de canela en polvo.
  • 1/2 c/c de jengibre seco en polvo.
  • 2 cardamomos.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • 100 ml. de agua filtrada.
  • 100 ml. de vinagre de Jerez.
  • 1 c/s (cucharada sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Hidratar los tomates secos en el té rojo caliente durante media hora.
  2. Hidratar los tomates en té rojo.
  3. Cortar en juliana el bulbo de hinojo.
  4. Cortar el hinojo en juliana.
  5. En un cazo con una cucharada de AOVE caliente, pochar el hinojo hasta que comience a blandear.
  6. Pochar el hinojo.
  7. Cortar en tiras el tomate seco ya hidratado.
  8. Cortarlos tomates hidratados en tiras.
  9. Añadir las tiras de tomate al cazo donde hemos pochado el hinojo y remover.
  10. Saltear los tomates hidratados.
  11. Añadir a la mezcla que tenemos en el cazo el azúcar, la sal y las especias. Volvemos a remover para que todo se impregne bien.
  12. Añadir azúcar, sal y especias.
  13. Verter en el cazo el agua y el vinagre. Remover y dejar cocer a fuego flojo (5 sobre 10) hasta que el líquido quede reducido (unos 30 minutos). Se puede servir así, en trozos.
  14. Añadir el agua y el vinagre.
  15. También se puede triturar hasta dejarlo como un puré (en la muestra de la primera foto lo he servido de ambas maneras con un poco de coliflor al vapor y frita, aliñada con aceite de pimentón).
  16. Triturar.

6 comentarios :

  1. Tiene que estar riquísimo con el toque que le has dado! saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Carlos, chiquillo, pero qué delicia has preparado! ¡Qué bueno!Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Hace una semana que no visito blogs, hoy les voy a dar una pasada.
    Hoy voy abrir un tarro de chutney casero que tengo. Me has excitado con tu preparción.
    Un saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Carmen.
    La verdad es que sí que está sabroso, aunque no logré que el sabor anisado del hinojo tuviera la presencia que yo esperaba. Igual habría que aumentar la proporción de hinojo o bajar un poco la potencia de las especias.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Rous.
    Me encanta la espontaneidad de tus expresiones en los comentarios. Me has alegrado el día, lo cual es un gran merito estando las cosas como están.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Apicius.
    Si esta entrada ha servido para inducirte a usar el chutney que tienes de reserva, ya he me puedo dar por satisfecho.
    Yo también ando más liado de lo que quisiera y apenas navego un ratito por los blogs que sigo. Y el caso es que no sé si esta es una buena o mala noticias estando las cosas como están.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .