lunes, 14 de noviembre de 2011

Quiche de brócoli

Quiche de brócoli.

Comentario previo:

En algunas ocasiones uno lleva muy pensado qué va a cocinar, pero en otras, con la mente en blanco, se acerca al frigorífico y es allí donde cuaja la ide de una receta que andaba por es subconsciente y que toma forma viendo lo que contiene nuestro refrigerador: una bola de masa quebrada, una clara de huevo, medio brick de nata, unas escalonias (chalotas ) que se nos están quedando pasadas y, elemento principal, un plato de brócoli al vapor que nos quedó de la cena de ayer. Con eso y poco más, la receta está clara: Quiche de brócoli.
Había visto este preparado en recetas que visito por la Web y tenía claro que antes o después caería. Lo que no sabía es que lo haría de esa manera tan inesperada, justo cuando no tenía claro que cocinar. Y es que la cocina también es eso: saber aprovechar los recursos que uno tiene a su alcance y tratar de convertirlos en un plato suculento.
Pues ésta es la preparación que salió del frigorífico, casi sin yo proponérmelo.

Ingredientes (para 1 ración):

  • 50 g. de masa quebrada.
  • 100 g. de brócoli.
  • 5 escalonias (chalotas).
  • 1 clara de huevo.
  • 100 ml. de nata.
  • 1 c/c (cucharita de café) de cebollino picado seco (o fresco).
  • Queso parmesano rallado.
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Calentar el horno a 180º.
  2. Untar un molde individual con AOVE y extender sobre él la masa quebrada. Pinchamos con un tenedor el fondo y ponemos en el horno durante 10 ó 15 minutos, sin que llegue la masa a tostarse. Se puede poner sobre la masa un trozo de papel de horno y unos garbanzos, para que la masa no se abombe.
  3. Cocer el brócoli al vapor en la olla exprés durante 3 minutos, con un poco de agua, sal y un chorrito de AOVE (yo ya lo tenía hecho del día anterior).
  4. Limpiar y cortar las escalonias en rodajitas finas. Saltear, a fuego moderado (6 sobre 10), en una sartén con una cucharada de AOVE, durante unos 5 minutos.
  5. Batir la clara de huevo y añadir la nata, mezclando todo bien. Poner también el cebollino y las escalonias salteadas. Salar y mezclar todo bien.
  6. Sobre la masa, que ya tenemos horneada en blanco, colocar los trozos de brócoli, procurando que no sobresalgan demasiado. Sobre esto verter la mezcla batida con el resto de ingredientes y, por último, cubrir con queso parmesano recién rallado.
  7. Hornear a 180º, fuego arriba y abajo, durante 2o ó 25 minutos, hasta que vemos que el queso está dorado a nuestro gusto y se ha cuajado la mezcla de relleno.

11 comentarios :

  1. Estupenda improvisación.

    Un apunte curioso ¿sabías que el brócoli es el producto principal de la Huerta Navarra? Es la verdura/hortaliza de mayor producción (en kg). Y estos días más; continuamente se ven pasar tractores con el remolque cargado de brócolis.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, HuertaNavarra.
    Es lo que tiene andar siempre en la cocina, al final uno improvisa con lo que tiene y le salen unos platos fenomenales.
    Ya me suponía que por tu tierra la producción de brócoli debe ser abundante. Por aquí (por Murcia) también es de lo que más se planta y se exporta.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos los brócoli, y qué bien quedan en tartas saladas como esta...

    ResponderEliminar
  4. Perfecta preparación Carlos.
    Yo suelo hacer de vez en cuando, pero sin base de pasta, un hervido de brocoli, coliflor, romanescu, etc. los cubro con bechamel, queso y al horno hasta dorar la superficie y a la mesa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Susana.
    Si te gusta el brócoli no te pierdas una nueva preparación que estoy pergeñando en la que habrá un "pesto de brócoli". Atenta a las novedades.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Apicus.
    Ya conozco yo alguno de tus gratinados con hortalizas de inflorescencia.
    En este caso, como buena quiche, la presencia del huevo (clara en este caso) marca la diferencia para cuajar durante el horneado.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. La hizé ayer adoptándola un poco a lo que tenia y salió super rica!!!
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anastasia.
      Me alegra mucho que te saliera bien. Como tú dices, se puede adaptar esta receta a lo que tengamos en nuestro frigorífico o nuestra alacena. La imaginación siempre es la mejor aliada en la cocina.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  8. Vengo a agradecer y, de paso, pedir disculpas :P

    En muchas ocasiones tus recetas de masa quebrada para quiche (de hecho, en todas las veces que me pongo manos a la obra en pos de un quiche) comenzaron siendo la base de mi almuerzo/cena. Y hasta ahora, no te había agradecido.

    Gracias por la receta de la masa, sé que es más sencillo comprar la masa congelada pero con tu receta detallada el asunto tampoco es muy complicado.
    Un saludo. Sebas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sebas.
      Me alegra ser útil, pero el agradecimiento se lo pasaremos a los chicos de Gastronomía&Cía, de quien tomo la receta de la masa quebrada.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .