miércoles, 30 de noviembre de 2011

Morcilla de verano

Morcilla de verano con ensalada de arroz y pimientos asados.

Comentario previo:

Esta es la receta de la "auténtica morcilla de verano". Bueno, al menos es la auténtica en casa, donde Alicia y yo somos devotos de este preparado a base de berenjena y cebolla. Cada uno igual tiene su predilección por hacerla de una u otra manera, pero os puedo asegurar que si la preparáis así pasará a ser vuestra favorita. En la receta de las Empanadillas de morcilla de verano mostré una manera de hacerla con la Thermomix de una manera rápida. Pero... no es lo mismo.
Una advertencia importante: esta receta no merece la pena hacerla para una pequeña cantidad, ya que lleva mucho tiempo la elaboración, aunque no sea excesivamente trabajosa. Nosotros la preparamos, la guardamos en raciones y la congelamos. Así tenemos durante una larga temporada nuestra provisión particular.
Por lo tanto, que no asusten las cantidades que aparecen en los ingredientes. Si no se quiere empezar por una cantidad inferior, basta con dividir y ya está. Es importante tener en cuenta que se pierde mucho volumen y peso en el proceso (se queda como en una tercera o cuarta parte), ya que tanto la cebolla como la berenjena pierden mucha agua y al final tenemos que escurrir bien para que no quede aceitoso.
Que tampoco asuste la gran cantidad de aceite que se usa (como unos 4 litros). El preparado final no va a quedar aceitoso al dejarlo escurrir bien y buena parte del aceite se puede reutilizar, ya que le quedará algo de sabor pero estará bastante limpio.
Después de haber intentado ahuyentar los miedos a este preparado, vayamos con la receta.

Ingredientes:

  • 3 kg. de berenjenas.
  • 3 kg. de cebollas.
  • 200 g. de piñones.
  • 20 g. de oregano seco.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra) en cantidad suficiente para cubrir.
  • Sal.

Pasos:

  1. Poner a calentar el horno a 220º. Pelar y trocear en dados la berenjena (es buena ponerla sobre con sal en un escurridor para que pierda amargor). Limpiar y cortar en juliana la cebolla. Poner las verduras peladas y saladas en una olla o una sartén grande y profunda con 2 litros de AOVE, a fuego flojo (5 sobre 10). Dejar que se vaya friendo, dando vueltas de vez en cuando, hasta que veamos que la berenjena se ha empapado de aceite (de 20 a 30 minutos).
  2. Freír la berenjena y la cebolla.

  3. Verter el contenido de la olla o sartén en una (o dos, como en nuestro caso) bandejas de horno profundas, ya que tendrán que contener bastante aceite. Añadir el oregano y más AOVE hasta que queden totalmente cubiertas las verduras. Hornear, a 220º con calor abajo, durante unas 4 horas, removiendo de vez en cuando (cada 20 ó 30 minutos), para que no se nos pegue al fondo y toda la verdura esté cubierta por el aceite y no se nos queme. En la última media hora añadimos los piñones (no añadirlos antes que se nos pueden quemar), bien distribuidos entre la verdura.
  4. Hornear cubierto con AOVE.
  5. Cuando vemos la berenjena y la cebolla bien tostados  podemos sacar la bandeja del horno e ir pasando el contenido a un escurridor (el aceite se puede recoger para seguir usándolo). Dejar toda la noche escurriendo (mejor con un plato y algo de peso encima).
  6. Escurrir el aceite durante toda la noche.
  7. Una vez bien escurrido el aceite, ya se puede consumir o guardar en tupper y congelar. Para volverlo a calentar, basta con darle una vuelta en la sartén (no hace falta poner aceite) o usando el microondas. No es muy costosa de hacer, pero lleva mucho tiempo. Eso sí, os aseguro que merece la pena el tiempo invertido.
Con esta receta quiero participar en el concurso culinario organizado por Apicius, patrocinado por San Ignacio, Taller de las tradiciones, La cocina de Plágaro, Oh!Menaje, Kuchen House, In-domo Diseño Interiores y Marvi Rótulos-Placas commemorativas.



lunes, 28 de noviembre de 2011

Tortillas de boniato gratinadas

Tortilla de boniato gratinada.

Comentario previo:

No cito en mi blog recetas que no sean adecuadas para la dieta vegetariana, pero hoy voy a hacer una excepción. Ayer, en el blog La cocina paso a paso, mi amigo Apicius nos presentó una Tortilla de tres pisos con relleno. Salvo por la excepción de un ingrediente, esta preparación podía ser apta para poderla consumir yo y, además, me recordó a otras similares que de joven yo he oficiado.
Lo cierto es que desde primera hora del día estuve dándole vueltas a mi cabeza a esta tortilla y fue tomando forma en mi imaginación lo que haría cuando llegara a casa. El problema estribó en que, por motivos laborales, no regresé a casa a comer, así que tuve que esperar hasta la noche, lo que alargó el tiempo en que mi cabeza se escabullía para imagina como iba pergeñar esta receta.
Las patatas desaparecieron para dar paso al boniato y el horno apareció como fórmula maravillosa para dar el acabado final con una capa de queso doradito por encima. El relleno entre tortillas sería un buen queso manchego y sólo incrementé la preparación con un poco de ajo en polvo, para obtener un toque "espanta-vampiros".
Ahora os presento la receta y espero que os guste.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2 huevos (tamaño L).
  • 1 boniato (200 g).
  • 1 ó 2 lonchas de queso manchego (40 g).
  • 75 g. de queso emmental rallado.
  • Ajo en polvo.
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Pelar el boniato y cortar en lonchas finas (de 1 ó 2 mm.). Usando la mandolina es más fácil.
  2. Sal y freír el boniato en abundante AOVE caliente, como si fueran patatas chips, pero sin dejar que lleguen a tostarse.
  3. Batir un huevo con sal y un poco de ajo en polvo. Poner la mitad del boniato frito y dejar que se humedezca bien.
  4. En una sartén caliente con unas gotas de AOVE, hacer la primera tortilla, procediendo como si hiciéramos una tortilla de patatas.
  5. Sacar la tortilla y ponerla en una fuente de horno y sobre ella el queso manchego.
  6. Hacer, de igual manera, la segunda tortilla y colocarla sobre lo anterior.
  7. Cubrir las tortillas con el queso emmental rallado y colocar en la parte alta del horno, con el grill encendido, hasta que esté dorado el queso a nuestro gusto (entre 10 y 15 minutos).
Trozo de tortilla pinchado en un tenedor.
¿Te apetece un bocado?

domingo, 27 de noviembre de 2011

Chutney de hinojo y tomates secos

Chutney de hinojo y tomates secos con coliflor.

Comentario previo:

Las posibilidades que ofrece el chutney son muy variadas y prueba de ello es este que os presento aquí. Me han regalado varios bulbos de hinojo y anduve buscando recetas para ir cocinándolos. Entre las que encontré me llamó mucho la atención una en la que se convertían en esta conserva agridulce, prima de nuestra mermelada y originaria del sur asiático. La receta la hallé en el blog "Lolacocina" que, por lo que veo, funciona con ciertos altibajos.
Como suele ser habitual, he hecho mis adaptaciones en cantidades e ingredientes, usando té rojo (en lugar de negro) y una serie de especias que me parecían imprescindibles para que la preparación tuviera ese complejo sabor que le es característico.

Ingredientes:

  • 75 g. de tomates secos.
  • 250 ml. de infusión de té rojo.
  • 1 bulbo de hinojo (200 g).
  • 50 g. de azúcar.
  • 1 guindilla (pimienta de cayena).
  • 1/2 c/c de canela en polvo.
  • 1/2 c/c de jengibre seco en polvo.
  • 2 cardamomos.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • 100 ml. de agua filtrada.
  • 100 ml. de vinagre de Jerez.
  • 1 c/s (cucharada sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Hidratar los tomates secos en el té rojo caliente durante media hora.
  2. Hidratar los tomates en té rojo.
  3. Cortar en juliana el bulbo de hinojo.
  4. Cortar el hinojo en juliana.
  5. En un cazo con una cucharada de AOVE caliente, pochar el hinojo hasta que comience a blandear.
  6. Pochar el hinojo.
  7. Cortar en tiras el tomate seco ya hidratado.
  8. Cortarlos tomates hidratados en tiras.
  9. Añadir las tiras de tomate al cazo donde hemos pochado el hinojo y remover.
  10. Saltear los tomates hidratados.
  11. Añadir a la mezcla que tenemos en el cazo el azúcar, la sal y las especias. Volvemos a remover para que todo se impregne bien.
  12. Añadir azúcar, sal y especias.
  13. Verter en el cazo el agua y el vinagre. Remover y dejar cocer a fuego flojo (5 sobre 10) hasta que el líquido quede reducido (unos 30 minutos). Se puede servir así, en trozos.
  14. Añadir el agua y el vinagre.
  15. También se puede triturar hasta dejarlo como un puré (en la muestra de la primera foto lo he servido de ambas maneras con un poco de coliflor al vapor y frita, aliñada con aceite de pimentón).
  16. Triturar.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Lasaña de champiñones y pimiento asado

Lasaña de champiñones y pimiento asado.

Comentario previo:

La lasaña es un plato que da mucho juego y que se puede hacer de tanta formas que llegaría a ser aburrido contarlas. La que aquí traigo es sencilla, pero tenía que ganas de hacerla, para ver la conjunción de sabores cómo resultaba. Y no me ha defraudado.
Debo reseñar que los champiñones me gustan tostaditos, sin llegar a estar quemados. Ese sabor creo que tiene parte importante en lo afortunado del resultado. A ello se añade la melosidad del pimiento asado hecho con calma el día anterior y dejado reposar. Por supuesto, hice muchos más pimientos y luego los conservo más de una semana pelados, sin semillas y cubiertos de aceite en la nevera. Asar uno sólo sería un derroche de energía.
La receta es de las fáciles, aunque hay que hacer el plato con cierta previsión o disponer de los pimiento assado con anterioridad.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 6 placas de pasta para lasaña.
  • 1 pimiento rojo ((240 g).
  • 250 g. de champiñones.
  • 1 diente de ajo.
  • 4 c/s (cucharas soperas) de tomate frito.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • 50 g. de queso parmesano rallado.
Para la bechamel de cobertura (hecha en Thermomix):
  • 25 g. de AOVE.
  • 55 g. de harina floja.
  • 400 g. de leche (use de cabra semidesnatada).
  • Sal.
  • Nuez moscada molida.

Pasos:

  1. Lavar el pimiento y colocarlo entero sobre un papel de aluminio. Regarlo con una cucharita de AOVE y salar. Envolverlo con el papel de aluminio y hornearlo durante hora y media a 200º. Dejarlo reposar hasta que se enfríe. Quitarle la piel y las semillas y cortarlo en tiras.
  2. Pelar y lonchear un diente de ajo. Limpiar los champiñones y cortarlos en lonchas no muy finas (de como medio centímetro de grosor). En una sartén caliente con una cucharada de AOVE, saltear los ajos hasta que empiecen a dorarse. Añadir los champiñones y bajar el fuego (6 sobre 10), salpimentar y dejar que vayan soltando el agua. Cuando hayan soltado el agua, subir el fuego (9 sobre 10) y dejar que se evapore el agua y comiencen a tostarse los champiñones. Reservar.
  3. Preparar la pasta de la lasaña, siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrir antes de montar la lasaña.
  4. Preparar la bechamel en la Thermomix siguiendo la instrucciones del recetario oficial. También se puede hacer de forma convencional.
  5. Extender sobre el fondo de la fuente dos cucharadas de tomate frito y colocar encima una primera capa de pasta. Sobre la pasta extender los champiñones y sobre estos otra capa de de pasta. Ahora toca el turno de extender sobre la pasta las tiras de pimiento y colocar otra capa de pasta. Cubrimos todo con la bechamel y espolvoreamos con el queso rallado.
  6. Gratinamos en el horno durante 5 a 10 minutos, según lo tostado que queramos la cobertura de queso.
Bandeja de lasaña.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cata de cavas Juvé y Camps en el CCT de Murcia

Una vez más, el Centro de Cualificación Turística de Murcia (CCT Murcia) me ha dado la ocasión de asistir a una de sus catas. En este caso se trataba de la conocidísima marca Juvé y Camps que, anticipándose a las cercanas fechas navideñas (época del año en que más cava se consume en España), hacía una presentación de sus productos ante profesionales y interesados, con claros fines promocionales.
Jaime Armengol.
Tal como nos suelen tener acostumbrados (yo diría que malacostumbrados), hubo una exquisita organización por parte del CCT Murcia, con la presencia de profesorado y alumnos de este centro que hicieron muy ágil y cómoda toda la sesión.
La presentación corrió a cargo de Jaime Armengol, un ameno comercial de la casa Juvé y Camps que se apoyó en la proyección de unos vídeos (que se pueden visionar en su web) para presentarnos la historia de la bodega y los cavas que comercializan en estos momentos.
Tras la introducción, que tuvo la fortuna de ser breve, procedimos a la presentación y cata de 6 cavas de esta bodega:
Cavas de la bodega Juvé y Camps catados.
  • Brut Rose.- Elaborado, al 100%, con uva pinot noir y con un llamativo color rosa, algo que ya no extraña en los cavas. Un agradable trago con notables aromas a fruta roja y con un pase muy apropiado para el aperitivo.
  • Reserva de la Familia.- Elaborado con la mezcla clásica de macabeo (30%), xarel.lo (40%) y parellada (20%), más la adición en los últimos años de chardonnay (10%). Es el más conocido de esta bodega y su fama sigue resistiendo el paso del tiempo. El único brut nature de la sesión, sin adición alguna de azúcar en el licor de expedición.
  • Blanc de Noir.- Elaborado también pinot noir (90%) con una pequeña proporción de xarel.lo (10%). En este caso se presenta con un precioso color dorado y un paladar que lo aproxima (a mi gusto) bastante a los champagnes.
  • Melesimé.- Elaborado, al 100%, con uva chardonnay. Sin duda el descubrimiento de la sesión. Como dijo una catadora contigua, "tiene un sabor muy apropiado para las mujeres". Distinto pero atrayente. A mí me gustó y será de los cavas que repita.
  • Gran Juvé y Camps.- Elaborado por idéntica proporción de macabeo, xarel.lo, parellada y chardonnay. Un brut que es la "joya de la corona" de esta bodega, con un precio de referencia relativamente competitivo (25 a 30 €) con los cavas de su espectro.
  • Cinta Púrpura Semi-Seco.- Elaborado con la mezcla de uvas clásicas de los cavas: macabeo (35%), xarel.lo (35%) y parellada (30%). Este tipo de cavas se supone que tiene su público diana, pero no parece muy apropiado cerrar una cata con él. (Afortunadamente algunos tuvimos la suerte de volver a repetir Gran Juvé y Camps, para marchar a casa con ese sabor en boca).
En resumen:
  • Una cata en la línea de calidad y buena atención que suele tener el CCT Murcia, a quien vuelvo a agradecer la facilidad que me ofrece para asistir a estos actos.
  • Una bodega muy conocida que sigue manteniendo una línea de trabajo e innovación muy interesante.
  • Un Reserva de la Familia que sigue teniendo una calidad apreciable y es el brut nature que cuenta con un respaldo comercial más extenso y que no defrauda.
  • Un Milesimé que resultó ser una agradable novedad para sorprender estas navidades a familiares y amigos con un cava diferente y muy apropiado.
  • Unos cavas elaborados con pinot noir (Brut Rosé y Blanc de Noir) que muestran esa línea de innovación de la bodega.

martes, 22 de noviembre de 2011

Habichuelas con calabaza y pera

Habichuelas con calabaza y pera.

Comentario previo:

En la cocina, para que todo sea fácil y más rápido, es cuestión de andar dejando previstas ciertas cosas y de echar manos de algunos atajos, que no acaben provocándonos arcadas. O lo que es lo mismo: si saber dejar preparados ciertos ingredientes (por ejemplo, calabaza cortada y cebolla frita congelados) y aprovechas buenas conservas (por ejemplo, habichuelas cocidas y tomate frito), todo será más fácil.
Esta receta es un buen ejemplo. Con un poco de imaginación que Alicia le puso al plato (que venía guiado por los gustos de nuestros chicos) y los ingredientes que antes mencionaba, ayer improvisó para la comida de hoy un guiso distinto, con el sabor dulce-otoñal de la calabaza como estrella invitada.

Ingredientes (para 6 raciones):

Ingredientes para las Habichuelas con calabaza y pera.
  • 800 g. de habichuelas cocidas.
  • 400 g. de calabaza pelada.
  • 300 g. de peras de agua maduras peladas (4 peras).
  • 100 g. de cebolla sofrita (que tenemos congelada en cubitos).
  • 100 g. de tomate frito.
  • 2 c/s (cucharas soperas) de pimentón dulce de Murcia.
  • Sal.

Pasos:

  1. En una olla poner la cebolla sofrita junto con la calabaza y sofreír a fuego fuerte (9 sobre 10).
  2. Sofreír la calabaza con la cebolla.
  3. Cuando comience a ponerse dorada la calabaza, bajar el fuego (5 sobre 10) y añadir el pimentón y el tomate frito (mezclar rápido para que no se queme el pimentón).
  4. Añadir el pimentón y el tomate frito
  5. Añadir la pera (peladas y cortadas en gajos) y las habichuelas. Cubrir con agua y salar al gusto. Cocer a fuego flojo (5 sobre 10) durante 10 minutos. Para saber si ya está a punto pincharemos la calabaza y debe estar blanda, pero que no se deshaga.
  6. Añadir la pera, cubrir de agua y cocer.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Guiso de guisantes y habas

Guiso de guisantes y habas.

Comentario previo:

Ya ha comenzado, al menos por Murcia, la temporada de las habas y los guisantes. Aunque al principio suelen ser más caros de lo que serán a lo largo de la temporada, este año parece que no van a estar muy caros (1€ el kilo de habas y 2,50€ el de guisantes), igual esto también es cosa de la crisis. La cuestión es que no me sustraje a la tentación de hacer mi primera compra de estas legumbres en su vaina y, aunque espero comprarlas mejores, me hice con un kilo de cada una de ellas. Me salieron un poco desiguales y tanto encontraba habitas pequeñas y muy tiernas como encontraba otras más grandes y con el pellejo más recio. Los guisantes fueron más homogéneos tiernos y dulces (sin llegar a los que aquí llamamos "de azúcar").
Las habas más tiernas y parte de los guisantes cayeron como aperitivo y me los comí en crudo (algo que se estila mucho por Murcia, pero que se ve poco en otros sitios). Y con el medio kilo restante de cada una de las legumbres me preparé un estupendo guiso que os cuento en esta receta. Aunque parezca mucha cantidad de legumbre para dos raciones, hay que tener en cuenta que la vaina se lleva la mitad del peso (más en el haba que en el guisante).

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 500 g. de guisantes en su vaina.
  • 500 g. de habas en su vaina.
  • 1 l. de caldo de verduras (o, simplemente, agua).
  • 1 puerro (de unos 150 g).
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 pimiento rojo (unos 100 g).
  • 2 c/s (cucharas soperas) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 c/s de pimentón dulce de Murcia.
  • 1 c/c (cucharita de café) de harina fina de maíz (Maicena).
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.

Pasos:

  1. Limpiar y cortar en juliana ell puerro. Pelar y picar el diente de ajo. Lavar y cortar en brunoise el pimiento. Pochar todo en una sartén caliente con el AOVE, a fuego flojo (5 sobre 10) durante unos 10 ó 15 minutos, sin que se llegue a tostar. Salar.
  2. Añadir el pimentón y la maicena. Mezclar con las hortalizas pochadas y añadir las habas y los guisantes pelados y lavados. Saltear a fuego vivo (8 sobre 10) durante un par de minutos.
  3. Cubrir con el caldo de verduras y salpimentar. Cuando rompa a hervir, dejar cocer a fuego flojo (5 sobre 10) durante unos 45 minutos. Con cuidado de que no se quede el guiso sin caldo y, en caso necesario, añadir un poco de agua o más caldo. Como buen guiso, reposado gana en sabor y textura.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Bizcocho de chocolate en 5 minutos (microondas)

Bizcocho de chocolate en 5 minutos.

Comentario previo:

Este bizcocho es lo más sencillo y rápido que existe en repostería. Ya lo había visto en distintos blogs y me había llegado por diferentes conductos. Pero el último en hacérmelo llegar fue mi compañero Miguel Juan, que ahora se encuentra recuperando de una cercana intervención quirúrgica. No sé si él lo ha hecho ya, pero seguro que cuando lo ve en este blog se animará a oficiarlo. Así que le mando desde estas líneas mis mejores deseos de pronta recuperación, para que así pueda el también hacer este bizcocho exprés.
Como ayer vinieron a casa a cenar las mejores amigas de Alicia (mi mujer), con las que mantiene contacto desde la escuela primaria, aproveché la iniciativa de una de ellas, Lucía, para que fuera ella quien hiciera el bizcocho. Yo me limité a ir dándole las indicaciones sobre cantidades y hacer las fotos.
No es un bizcocho que salga muy resultón a la vista, pero puedo asegurar que está muy bueno. Pero, sobre todo, es completamente cierto que se hace en 5 minutos. Si no lo creéis, llevarlo a la práctica y lo comprobaréis.

Ingredientes:

Ingredientes para el bizcocho.
  • 4 c/s (cucharas soperas) de harina de repostería.
  • 4 c/s de azúcar.
  • 2 c/s de cacao en polvo.
  • 1/2 c/c (cucharita de café) de impulsor (levadura química).
  • 1 huevo (tamaño L).
  • 3 c/s de leche.
  • 3 c/s de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1/2 c/c de aroma vainilla (se puede usar extracto de vainilla o azúcar avainillada).
  • 1 pizca de sal.

Elaboración:

En una fuente (o en el tazón de desayuno), apta para el microondas, poner la 4 cucharadas de harina,
Cuatro cucharadas de harina.
4 cucharadas de azúcar,
Cuatro cucharadas de azúcar.
2 cucharadas de cacao en polvo
Dos cucharadas de cacao en polvo.
y media cucharita de impulsor.
Media cucharita de impulsor.
Remover los para que se mezclen bien harina, azúcar, cacao e impulsor. Añadir 1 huevo.
Un huevo.
Mezclar un poco el huevo y añadir 3 cucharadas de leche
Tres cucharadas de leche.
y otras 3 cucharadas de AOVE.
Tres cucharadas de AOVE.
Con un tenedor o con unas varillas mezclar todo muy bien hasta que queden perfectamente integrados todos los ingredientes. Añadir media cucharita de aroma de vainilla
Media cucharita de aroma de vainilla.
y una pizca de sal.
Una pizca de sal.
Removemos un poco para integrar estos últimos ingredientes. Llegados a este punto habrán transcurrido 2 minutos (si llevas más es que vas muy lento).
Ahora metemos la fuente en el microondas y programamos 3 minutos a máxima potencia (En mi caso 900 vatios).
Tres minutos en el microondas a máxima potencia.
Y listo para comer en sólo 5 minutos.
Listo para comer.
Ahora a probar a hacerlo con trocitos de chocolate, con frutos secos o de cualquier otra forma, para ver cómo sale.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Galets rellenos con pesto de brócoli (Thermomix)

Detalle de los galets rellenos de pesto de brócoli.

Comentario previo:

Lo de hacer pasta rellena no es una tarea difícil, pero si es algo engorrosa. Utilizando galets, o cualquier otra pasta de porte grande y con posibilidades de ser rellenadas, se pueden hacer cosas similares a los raviolis o a los tortellinis pero en plan casero. La pasta rellena que se vende ya elaborada está cada día más buena, pero tiene el inconveniente de incluir ingredientes que ciertas personas, por intolerancias alimentarias o alergias, no pueden consumir. Siempre existe la posibilidad de hacer la pasta en casa, pero usar las que existe en el mercado aligera el trabajo bastante.
Hace tiempo que leí una receta en la que participaba un pesto elaborado con brócoli y, desde entonces, andaba dando vueltas a preparar algo en lo que pudiera usarlo. Como estamos en plena temporada de brócoli y en la alacena tenía una bolsa de galets que había comprado en una oferta de pastas variadas, se me ocurrió la idea de usar el pesto de brócoli como relleno de esta pasta. Para proporcionar una base en la que colocar los galets rellenos, pensé en hacer una crema de brócoli. Estéticamente no ha quedado muy bien, ya que el color del relleno y el de la base son muy parecidos (quizá una crema de boniato o de remolacha hubiera quedado mejor), pero en lo que se refiere a sabor quedó fráncamente bien la similitud y contraste entre una y otra crema.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 100 g. galets.
  • Hierbas y sal.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
Para la crema de brócoli:
  • 250 g. de brócoli limpio y cortado en flores.
  • 20 g. de AOVE.
  • 50 g. de puerro.
  • 300 g. de caldo de verduras.
  • 100 g. leche de cabra.
  • Unas hojas de albahaca fresca.
  • Sal.
Para el pesto de brócoli:
  • 250 g. de brócoli limpio y cortado en flores.
  • 1 diente de ajo.
  • 25 g. de nueces peladas.
  • 25 g. queso curado de oveja rallado.
  • 1 c/s de AOVE.
  • Sal (si fuera necesario).

Pasos:

  1. Cocer la pasta, siguiendo las instrucciones del envase (en mi caso fueron 15 minutos), en abundante agua con sal, AOVE y hierbas (usé tomillo, tomate seco, ajo en polvo, pimienta negra, orégano y nuez moscada). Una vez cocida, pasar por agua fría (para que se corte la cocción) escurrir y reservar.
  2. Poner en el vaso de la Thermomix (TMx) 20 g de AOVE y calentar durante 5 minutos, a temperatura varoma, con velocidad 1.
  3. Añadir el puerro y triturar durante 4 segundos, a velocidad 4.
  4. Sofreír el puerro durante 5 minutos, temperatura varoma, a velocidad 1.
  5. Añadir el caldo de verduras y la mitad del brócoli en el vaso y la otra mitad colocarla en el recipiente varoma con un poco de sal. Dejar el bocal abierto y cocer durante 25 minutos, temperatura varoma, a velocidad 1.
  6. Apartar el recipiente varoma, tapar el bocal del vaso y triturar el contenido durante 30 segundos, incrementando la velocidad progresivamente 5 a 10.
  7. Añadir la leche al vaso de la TMx y volver a cocer durante 2 minutos, temperatura 90º, a velocidad 3.
  8. Poner en el vaso las hojas de albahaca (a más hojas, más aroma y sabor, pero no hay que pasarse) y triturar durante 30 segundos, a velocidad 4. Corregir de sal.
  9. Hacer el pesto con la mitad del brócoli que hemos cocido al vapor en el recipiente varoma, junto con el diente de ajo y las nueces troceados, el queso de oveja rallado y el AOVE, triturando durante 1 minuto a velocidad 5. Corregir de sal.
  10. Rellenar la pasta con el pesto de brócoli, ayudándonos de una cucharita o con una manga pastelera.
  11. Poner en el fondo de los platos la crema y sobre ésta situar los galets rellenos de pesto (di un poco de color al plato con unos trozos de pimiento rojo y unas hojitas de albahaca).
Plato de galets rellenos con pesto de brócoli.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Pastel de garbanzos

Pastel de garbanzos.

Comentario previo:

Esta receta llegó hasta mí vía el blog Gastronomía&Cía que, a su vez, había encontrado en el libro "La Toscana" editado por Phaidon. En cuanto leí esta receta tan sencilla y rápida de hacer, tomé la determinación de que tenía que hacerla. En su composición, básicamente harina de garbanzos y agua que se aderezan con aceite y especias, me recordó mucho a la tortilla sin huevos que hacen muchos veganos, lo único es que se termina horneando en lugar de pasar por la sartén.
El argumento clave para esta receta es qué se le va a poner de aderezo. Yo me he decidido por incorporarle un aceite de pimentón y cebollino picado seco, junto con la sal y la pimienta. Ha sido este el aderezo, pero podría hacer sido cualquier otro al gusto del comensal. Hay que dejar volar la imaginación y darle cancha a la inventiva, ¡seguro que sale algo bueno!

Ingredientes (6 pasteles de unos 4 cm. de diámetro y 1 cm. de grosor):

  • 85 g. de harina de garbanzos.
  • 250 g. de agua filtrada.
  • 20 g. de AOVE (aceite de oliva virgen extra) de pimentón.
  • 1 c/c (cucharita de café) de cebollino seco picado.
  • Sal marina gruesa (de las salinas del Cabo de Gata).
  • Pimienta negra molida.

Pasos:

  1. Calentar horno a 200º.
  2. Batir la harina de garbanzos con el agua [en Thermomix (TMx): 15 segundos, velocidad 4].
  3. Añadir el resto de ingredientes y batir hasta que quede homogéneo [en Tmx: 15 segundos, velocidad 4].
  4. La mezcla resultante la ponemos en moldes individuales (o en un molde mediano, de unos 15 cm. de diámetro) de silicona, con papel de hornear o engrasado. Hornear 20 minutos a 200º, con calor arriba y abajo. (Esta misma mezcla, si se quiere, puede servirnos para hacer tortillas sin huevo usándola tal como usaríamos un huevo batido).
Nota: Es conveniente dejar que los pasteles se enfríen y cojan cuerpo antes de desmoldar.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .