viernes, 30 de marzo de 2012

Pasta con algas y setas

Comentario previo:

Sigo en este viaje de introducción en el mundo de las algas y más después del taller de cocina con algas al que asistí el pasado martes. Sé que me queda mucho por aprender, pero ya he dado algunos pasitos y he aprendido mucho de Clemente. Cosas como el no olvidar dar el tratamiento previo a las algas (sobre todo una correcta hidratación) son fundamentales para que luego las algas nos sepan sabrosas y tengan la textura adecuada. Es difícil obtener algas frescas, por lo que el tratamiento del alga seca debemos tenerlo bien presente. Otra cuestión es no dejar que el sabor fuerte y salado del alga mate el resto de sabores. Por ello es preferible quedarse corto en la dosificación que terminar aborreciendo "tanto sabor a mar".
Me cuentan los que sí lo comen, que el sabor que deja es muy similar al que deja el pescado o el marisco. A mi me sabe a mar, ese sabor que se nos queda en la boca tras un baño en aguas marinas.
Lo que aquí presento es más un concepto que una receta. La mezcla de pasta, algas y setas es una combinación muy apropiada con unos sabores que conjuntan.
En el caso de esta receta he usado como pasta trofie. Una pasta fresca que nos trajo como regalo de su familia Silvio, el alumno italiano que ha estado de intercambio con mi Quique. Se trata de pasta 100% trigo duro, con la forma de pequeños gusanos en tirabuzón. Podría hacerse este plato con cualquier otra pasta, pero pienso que le pegan más los habituales espaguetis o los tallarines.
Del mundo de las algas he utilizado wakame de Portomuiños. El procedimiento de rehidratación es rápido (10 minutos en agua salada, aunque yo los dejo algo más), lo que hace más viable el trabajar con ellas sin tener una previsión anterior. Su sabor no es de los más pronunciados y, por lo tanto, es una buena alga para ir introduciéndose en la cocina con este producto.
Para las setas recurrí a unos pleurotus ostreatus, que son las más accesibles del mercado habitual. Disponía de una buena ración ya limpias, cortadas y salteadas de una preparación anterior. Su sabor no es de los más relevantes, ya que son setas de cultivo, pero su precio y disponibilidad a lo largo de casi todo el año las hace de las más recurrentes, junto a los champiñones.
Añadí en el salteado un toque que me encanta: alcaparras. Ese sabor avinagrado y salado combina perfectamente con el resto de componentes y hace que el plato tenga un montón de matices en su sabor. 

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 300 g. de trofie fresco (si se usa pasta seca mejor quedarse en unos 200 g).
  • 30 g. de alga wakame (una vez hidratada).
  • 200 g. de setas pleurotus ostreatus.
  • 1 c/s (cucharada sopera) de alcaparras (tapenas las llamamos en Murcia).
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra). 

Pasos:

  1. Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del envase. A mí me gusta poner en el agua (amén de la sal) un poco de orégano, tomillo, perejil seco y nuez moscada con un chorrito de AOVE. Pero cada cual que lo cueza a su gusto. 
  2. Hidratar las algas, siguiendo las instrucciones del envase. Limpiar y trocear en tiras las setas. Saltear con un poco de AOVE las setas hasta que queden a nuestro gusto. Añadir las algas escurridas y las alcaparras. Remover durante un par de minutos. Si fuera preciso, salar al gusto (recordar que tanto las algas como las alcaparras son saladas).
  3. Añadir la pasta, una vez escurrida. Si fuera preciso, para que quede más jugoso, añadir una poco de agua de la cocción de la pasta. Si se quiere, al servir ponerles un chorrito de AOVE y un poco de la hierba que más nos guste (oréganos, tomillo o cualquier otra).
Mes sin carne 2012.

6 comentarios :

  1. Una buena combinación Carlos.
    Dices en tu escrito dos cosas bien ciertas, buena re-hidratación y no pasarse en las cantidades de algas a utilizar, poco a poco los no iniciados iran saboreando este producto y aumentando dosis.
    A mi también me saben a mar, aunque cada una tiene sus particularidades organolépticas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Apicius.
      Hace muchos años (como más de 20) yo hice mi primer acercamiento a la algas. Eran carísimas y un total desconocimiento de qué hacer con ella. Recuerdo que traté de hacer un arroz con alga hijiki que me salió horrible. Entre otras cosas (que prefiero ni mencionar) no rehidraté el alga antes de cocinarla, lo que hizo que esta tuviera una textura desagradable. Otra serie de hechos como éste (junto con un precio que en aquellos tiempos me costaba asumir) hicieron que me alejara de las algas. Sólo me he acercado a ellas, de vez en cuando, comiendo en algún restaurante y, en muchas menos ocasiones, cuando algún amigo las ha cocinado.
      Llevo ya un tiempo haciendo un seguimiento de este producto y ahora me he decidido a incorporarlo a mi quehacer culinario. Seguramente en estos días estaré un poco más pesado con este tipo de recetas y poco a poco irán teniendo un puesto natural, sin saturar la atención en estas líneas.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. Tengo un paquete de algas en casa: se supone que son para hacer sushi, así que no sé si me servirán para tu receta. Reconozco que siento curiosidad por probarlas!!!, pero en Teruel no las he visto en ningún sitio..., tendré que ver por internet. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz.
      El alga que citas es la llamada nori. Como tú dices, se usa en láminas para hacer el sushi y también cualquier otro plato que requiera envoltura (tienes unos triángulos en la entrada del taller de cocina con algas de este mismo blog).
      No me atrevo a desaconsejarte que lo utilices para este plato, pero lo tendrás que hacer bajo tu responsabilidad, ya que yo no lo he preparado nunca. El nori se puede comer tal cual viene (en láminas) tostándolo un poco en la sartén o en el horno (con cuidado para que no se queme). Así que no me extrañaría que si lo corta en tiras finas y lo incorporas al salteado para que se tueste igual está bueno. Es cuestión de arriesgarse.
      Si haces la prueba, cuéntanos el resultado.
      En cuanto a lo de comprarlo, te puedo recomendar la web de Mumumío
      http://www.mumumio.com/buscar/algas
      Son gente seria y tienen una buen surtido de este producto.
      En los Carrefour yo he encontrado algas sin dificultad (sobre todo de las marcas Portomuiños y Artemar).
      Espero haberte sido útil.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  3. Nunca me he atrevido cocinar con algas pero siento bastante curiosidad. Tu receta parece facil, teniendo los ingredientes adecuados. Voy a tomar nota, Carlos!
    Un saludo y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mika.
      Hay que animarse a probar cosas nuevas y lo mejor es empezar con cosas sencillas y no muy fuertes. Pienso que esta receta puede serte útil en ese sentido, si te animas a cocinar con algas.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .