viernes, 27 de julio de 2012

Ensalada de gurullos con pico de gallo

Ensalada de gurullos con pico de gallo.

Comentario previo:

Los gurullos son un tipo de pasta típico en el sureste español, sobre todo en Almería, pero también en algunas zonas de Granada, Jaén o Murcia. Se usa, habitualmente, en un guiso que lleva su nombre. Yo preparé y subí a este blog unos gurullos con garbanzos, que son ejemplo de ese uso más frecuente. Pero como cualquier otro tipo de pasta, su uso para ensalada queda la mar de bien.

Yo he preparado esta refrescante ensalada apoyándome, de alguna manera, en otra receta que también ya está en este blog: la ensalada de pico de gallo. Una ensalada con recuerdos de los sabores caribeños, pero en el que he omitido el uso del aguacate, para dar mas presencia a la pasta. Tampoco he usado cilantro, que he sustituido por la mezcla de hierbas secas que suelo usar para cocer la pasta (oregano, tomillo, perejil y albahaca).

Como los gurullos no son fáciles de encontrar en otras partes, se pueden sustituir por cualquier otra pasta, preferiblemente de pequeño tamaño. Aunque no lo he probado, todavía, creo que también actuaría como un buen sustituto de los gurullos un buen arroz largo.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 100 g. de gurullos.
  • 1 tomate (usé de pera maduro).
  • 1 cebolla tierna.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1 guindilla fresca.
  • El zumo de 1/2 limón.
  • Orégano.
  • Tomillo.
  • Perejil seco.
  • Albahaca seca.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Lechuga y canónigos (para el fondo).

Pasos:

  1. Cocer los gurullos en abundante agua con las hierbas (oregano, tomillo, perejil y albahaca), sal y un chorrito de AOVE. Bastan unos 7 minutos, ya que no queremos que queden blandos. Tienen que estar "al dente". Pasar por agua fría, escurrir y reservar. 
  2. Limpiar y cortar en cuadraditos (brunoise) el tomate, la cebolla y el pimiento. Quitar las semillas a la guindilla y cortar en juliana muy fina. Ponerlo todo en un cuenco y aliñar con zumo de limón, pimienta negra molida, AOVE y sal. 
  3. Mezclar los gurullos cocidos y fríos con las verduras. Dejar reposar en el frigorífico un rato (15 minutos, por lo menos) para que los ingredientes tomen el sabor del aliño.
  4. En la fuente de servicio, poner hojas de lechuga y canónigo en el fondo. Verter sobre ellas el preparado que teníamos reposando al frío y servir.

4 comentarios :

  1. Me llama la atención el color de los gurullos, aunque no veo colorante en los ingredientes.
    Tu Blog es de los pocos, ( al menos que yo conozca), que sólo utiliza vegetales en sus ingredientes. Enriquece a todos esta opción.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar.
      El color de los gurullos es propio. Es decir, la pasta es un amarillenta porque en su composición ya utilizan colorante. Por lo tanto, no se le aporta en la cocción, sino al revés: son los gurullos los que aportan color al agua del quiso.
      Es normal que lo dominante sean los vegetales, ya que soy vegetariano y mi dieta así lo pide. Solo consumo huevos, leches, miel y sus derivados. Lo demás son vegetales.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. Con lo que me gustan los gurullos y nunca los he usado en ensalada..tiene una pinta estupenda! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, TeRe.
      A fin de cuentas los gurullos no dejan de ser una pasta y puedes aplicarle cualquier receta que sea aplicable a otras. A parte del guiso o de esta ensalada, la puedes usar como pasta para sopa (una sopa juliana con gurullos está riquísima).
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .