miércoles, 29 de febrero de 2012

Risotto de habas, guisantes y zanahoria

Risotto de habas, guisantes y zanahoria.

Comentario previo:

Este es el primer risotto que subo a este blog. No es un plato que yo frecuente, pero que tiene su espacio en mi cocina. Francamente la ejecución de los platos de arroz a la manera española me gustan más. De hecho bajo un poco la cantidad de grasa que suelen llevar los risottos olvidando, voluntariamente, añadir mantequilla al final de la preparación.
La aportación de unos vegetales, que quedan "al dente", es lo más específico de este plato, que está bastante hispanizado por el tipo de ingredientes que participan (alejándose del arroz carnaroli o del vino blanco soave).

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 cebolla tierna grande (o 2 pequeñas).
  • 100 g. de arroz bomba.
  • 1 l. de caldo vegetal.
  • 25 ml. de vino blanco (verdejo de Rueda).
  • 100 g. de guisantes frescos desgranados.
  • 150 g. de habas frescas desgranadas.
  • 100 g. de zanahoria cruda rallada.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • 40 g. de queso emmental rallado.

Pasos:

  1. Limpiar y picar muy fina la cebolla. Sofreírla, a fuego medio (7 sobre 10), en una sartén con un par de cucharadas de AOVE hasta que comienza a dorarse.
  2. Añadir el arroz y, manteniendo la temperatura, irlo removiendo suavemente hasta que comienzan los granos a transparentar.
  3. Comenzar a añadir el caldo vegetal caliente poco a poso, sin modificar la temperatura de cocción (7 sobre 10). Sin parar de remover, ir añadiendo caldo según lo vaya absorbiendo el arroz. 
  4. Cuando lleva 10 minutos cociendo el arroz, añadir el vino blanco y los vegetales (guisantes y habas desgranados y zanahoria rallada). Poner sal y pimienta a nuestro gusto. Seguir removiendo y añadiendo caldo hasta que transcurran otros 10 minutos. Corregir de sal y pimienta, si procede (¡Ojo! Es queso le aportara algo de sal). El arroz debe quedar ligeramente caldoso.
  5. Servir y espolvorear queso rallado por encima.

Taller de cocina con algas en el Restaurante Maná

Captura de pantalla de la Web del restaurante Maná en el que se anuncia el curso de algas.
El restaurante vegetariano Maná, de Murcia, vuelve a organizar una actividad formativa sobre cocina vegetariana, en este caso tomando como eje central la cocina con algas. Este tema de la algas se toca en dos cursos diferentes e independientes. En este caso se trata de la segunda sesión, sin que sea imprescindible el haber asistido a la primera para poder participar en esta actividad y se va a tratar sobre la preparación del alga cochayuyo, hijiki, akame y musgo de Irlanda. Además se ampliarán contenidos sobre wakame, nori y aga-agar.
La actividad finalizará con una cena de los asistentes en la que se consumirán todos los platos elaborados en este taller.
El precio de la inscripción es de 25€ (20€ para los socios de Algarroba), que se deben abonar por adelantado en el propio restaurante o en la cuenta corriente del Banco Sabadell 0081 7363 67 0001077016. El aforo es limitado y la admisión al curso se hará por orden de inscripción.
Datos de interés:
Fecha de realización: 27 de marzo de 2012.
Hora: 19:30.
Lugar: Restaurante Maná, calle Federico Balart 1-3 (calle salón), de Murcia.
Teléfono de información: 646 14 15 62 (Clemente).
Información en la Web: http://www.vegetarianomana.es

martes, 28 de febrero de 2012

Alcachofas asadas

Alcachofas asadas.

Comentario previo:

Confieso que hasta ahora no las había probado y eso que he leído sobre lo buenas que están y lo sencillas de hacer. La visión de unas alcachofas casi quemadas por fuera a las que ir quitando "hojas" a las que chupar la pulpa tierna no me era sugerente. Pero nada más lejos de la realidad.
Por supuesto, igual que pasaría al limpiarlas para prepararlas cocidas, hay que desperdiciar toda la parte exterior con sus "hojas" muy duras y, en este caso, prácticamente quemadas. Pero cuando uno llega al centro, al corazón, donde ha llegado el calor pero no ha quemado el producto, la cosa cambia sustancialmente. Ese trozo está tierno, jugoso y sabrosísimo. Yo diría que es el auténtico sabor de la alcachofa.
Se comen como si fueran pipas. Tienen mucho desperdicio, pero la parte comestible merece el esfuerzo de llegar hasta el final para encontrar el sabor.
Son muy fáciles de hacer, pero hay que tener la previsión de disponer del tiempo suficiente para el horneado, que puede llegar a una hora si la alcachofa es grande.

Ingredientes:

  • Alcachofas.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Zumo de limón (o vinagre).

Pasos:

  1. Quitar el rabo a las alcachofas (que podemos usar para otros preparados), dejando una base plana donde apoyarlas. Lavar el exterior y cortar la parte superior de la "hojas". Poniéndolas boca abajo, golpear las alcachofas para que se habra el corazón.
  2. Colocar las alcachofas en una bandeja de horno y ponerles sal, pimienta, limón y AOVE.
  3. Con el horno caliente a 200º, calor arriba y abajo, hornear durante 45 a 60 minutos (dependiendo del horno y de lo grandes que sean las alcachofas). Para comprobar si ya está tierno el corazón, basta con levantarlas un poco y pinchar con un tenedor la base.
Vista de una alcachofa asada abierta.
La parte exterior está muy tostada, pero el corazón está tierno y jugoso.

Falsa lasaña de calabacín y espinacas

Falsa lasaña de calabacín y espinacas.

Comentario previo:

Esta receta parece más complicada de lo que realmente es. En realidad se tarda en hacer una media hora  y lo más complicado puede ser hacer la bechamel, que al ser poca tampoco nos costará tanto. La "falsedad" de esta lasaña estriba en la sustitución de las lámina de pasta habituales por rodajas de calabacín cocido, que harán de capa intermedia entre los bloques de bechamel con espinacas. Con este cambio hacemos más ligero este plato (en lo que a calorías se refiere), a la par de darle un sabor diferente.
Las posibilidades de "adornar" el plato con distintos toques de aromas y sabores que puedan aportar especias y otros aliños, hace que sea una receta muy versátil que podemos acoplar a nuestro gusto personal.

Ingredientes (para 2 raciones grandes):

  • 300 g. de espinacas.
  • 300 g. de calabacín.
  • 20 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 25 g. de harina.
  • 400 ml. de leche (usé semidesnatada de cabra).
  • 150 g. de queso emmental rallado.
  • Sal.
  • Ajo en polvo (opcional).
  • Nuez moscada rallada.
  • Pimienta negra molida.

Pasos:

  1. Lavar bien el exterior del calabacín y cortarlo en rodajas de unos 5 mm. de grueso. Cocerlos en agua salada hirviendo entre 3 y 5 minutos. Tienen que quedar enteros pero flexibles. Poner a escurrir y reservar.
  2. Cocer las rodajas de calabacín.
  3. Limpiar las espinacas, quitando los tallos más gruesos que puedan tener. Trocearlas un poco y poner en una sartén caliente con una cucharada de AOVE a fuego moderado (6 sobre 100). Dejar que vayan quedando lacias y perdiendo agua, dando vueltas frecuentemente. Cuando estén salteadas, salar y ponerles, si se desa, ajo en polvo. Reservar
  4. Saltear las espinacas.
  5. En una sartén caliente poner los 20 ml. de AOVE y dorar en ellos la harina. Ir añadiendo en tandas la leche, que debe estar templada, sin parar de remover hasta formar una bechamel de cobertura (que quede como salsa y no tan dura como para las croquetas). Salpimentar y añadir nuez moscada al gusto. Agregar las espinacas y mezclarlas bien con la salsa bechamel.
  6. Hacer la bechamel y agregar las espinacas.
  7. En una fuente de horno untada con aceite, ir colocando capas: primero de calabacín, luego de mitad de la salsa bechamel con espinacas, repetir el calabacín, la otra mitad de la bechamel con espinacas, terminar con otra capa de calabacín y el queso emmental rallado por encima de todo.
  8. Motar las capas de la lasaña.
  9. Poner a gratinar en el horno durante unos 10 minutos o hasta que veamos que el queso rallado está dorado a nuestro gusto.
  10. Gratinar la lasaña.
  11. Servir en la propia fuente de horno, cuidando de no quemarnos.
  12. Así queda la lasaña gratinada.

sábado, 25 de febrero de 2012

Sopa de coles de bruselas

Sopa de coles de bruselas.

Comentario previo:

Una receta muy sencillita. Otra sopa que añadir a las que me están llevando a mi conversión sopista. Hoy ha hecho un día muy bueno por Murcia, superando los 20º. Así que serán ya pocos los días en que dé gusto disfrutar de estas preparaciones.
Poco que contar de esta sopa: un toque exótico con el jengibre fresco y un caldo preparado con el concentrado  que subí hace unos días. Por lo demás, un sofrito de cebolla, zanahoria y ajo completa esta rápida y sencilla preparación.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 200g. de coles de bruselas.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla tierna.
  • 1 diente de ajo.
  • 500 ml. de caldo vegetal.
  • Jengibre fresco.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Pelar y picar la cebolla y el ajo. Pelar y rallar la zanahoria. Quitar la parte dura del tallo de las coles y desechar la primera capa de hojas, lavarlas y cortarlas por la mitad.
  2. En una olla poner un para de cucharadas de AOVE y sofreír la cebolla, la zanahoria y el ajo, con y un poco de jengibre fresco rallado, sal y pimienta.
  3. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el caldo vegetal y las coles. Dejar cociendo a fuego muy flojo (4 sobre 10) y con la olla tapada durante unos 15 a 20 minutos (hasta que veamos que las coles están tiernas). Lista para servir.

jueves, 23 de febrero de 2012

Pan chapata

Pan chapata.

Comentario previo:

No siempre uno dispone del tiempo necesario para hacer un pan de este tipo. Pero venía programando el hacerlo y hoy era el día escogido. Con una tarde tranquila en la que poder disfrutar a solas de la cocina (los chicos, cada uno en lo suyo, y Alicia, descansando que está pachucha) me he puesto manos a la obra, con tiempo suficiente para hacer el pan para la hora de cenar.
Me he visto unos cuantos vídeos de como hacer la chapata y he leído unas cuantas recetas. Al final, he montado mi propia versión, tomando de aquí y de allá, y me he lanzado a ver qué salía.
El resultado: De sabor, muy bueno; y de aspecto, muy aceptable (quizá debería haber extendido menos la masa para que no quedara tan fino y hubiera tenido más miga).
MUY IMPORTANTE: El prefermento poolish es recomendable dejarlo reposar un mínimo de 4 horas y un máximo de 12. Si se va a usar después de ese tiempo, lo dejaremos en el frigorífico para que la fermentación sea más lenta y lo sacaremos una hora antes de usarlo. Yo he hecho esta prueba con 1 hora de reposo y el resultado ha sido bueno, pero seguro que no es el óptimo.

Ingredientes:

Para el prefermento poolish:
  • 160 g. de harina de fuerza.
  • 180 ml. de agua filtrada templada.
  • 2,5 g. de levadura seca de panadero (la mitad de un sobre de la marca Maicena).
  • 1 c/c (cucharita de café) de azúcar.
Para la hacer la masa del pan:
  • El prefermento poolish anterior.
  • 190 g. de harina de fuerza.
  • 50 ml. de agua filtrada.
  • 2,5 g. de levadura seca de panadero (la otra mitad del sobre).
  • 50 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 cc de sal

Pasos:

  1. Poner todos los ingredientes del poolish en el vaso de la TMx y amasar durante 1 minuto, con el caso cerrado a velocidad espiga. Deja reposar, con el vaso cerrado, durante 1 hora (doblará con creces su volumen). Convencional: poner todos los ingredientes en un bol y mezclarlos hasta formar una masa homogénea. Dejar reposar una hora en el mismo recipiente tapado con un paño.
  2. Acabado el reposo, añadir el resto de ingredientes al vaso de la TMx y mezclar durante 30 segundos a velocidad 6. A continuación, amasar durante 3 minutos con el vaso cerrado a velocidad espiga. Convencional: Añadir en el bol el resto de ingredientes y amasar hasta dejar una masa elástica y algo pegajosa.
  3. Poner la masa sobre la bandeja de horno, que habremos cubierto con papel azufrado bien aceitado. Estirar, poco a poco, la masa hasta cubrir el fondo de la bandeja. Se forma un rectángulo que partiremos por la mitad de forma longitudinal. Untamos la superficie de las dos barras que se forman con AOVE y las espolvoreamos con harina. Cubrimos con un paño y dejamos reposar durante 1 hora.
  4. Calentamos el horno a 250º, poniendo algún recipiente con agua en el suelo del horno, para que genere humedad. Metemos la bandeja y bajamos la temperatura a 200º (calor arriba y abajo) y vaporizamos con agua. Horneamos entre 25 y 30 minutos (hasta que veamos la corteza que está dorada a nuestro gusto). Durante ese tiempo mantenemos el recipiente con agua en el suelo del horno y, a ser posible, vaporizamos varias veces con agua.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Ensalada templada de coles de bruselas y nueces

Ensalada templada de coles de bruselas y nueces.

Comentario previo:

Ya hacía tiempo que no subía ninguna receta de ensalada. Tenía unas coles de bruselas a las que quería dar salida y me encontré con una receta de Manu CatMan que me venía al pelo, ya que tenía los ingredientes principales para hacerla, incluso unas obleas de papel de arroz para hacer el "plato" de soporte para esta ensalada.
Como siempre, hay cambios en mi receta con respecto a la que presenta Manu, pero la principal quizá sea la de cocer las coles de bruselas al vapor, en lugar de hacerlo en zumo de manzana, del cual no disponía. Mi aliño es más sencillo, pero igualmente sabroso.
En definitiva, una receta muy sencilla (lo más trabajoso quizá sea limpiar las coles de bruselas) y que resulta muy sabrosa. El detalle de la oblea de arroz frita como soporte de la ensalada queda genial.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 400 g. de coles de bruselas.
  • 50 g. de pimiento encurtido.
  • 200 g. de tomates raf.
  • 50 g. de nueces peladas.
  • 2 obleas de papel de arroz.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Crema de vinagre de balsámico al limón (serviría cualquier reducción similar).
  • Flor de sal.
  • 2 hojas de laurel.

Pasos:

  1. Quitar la parte dura de la base de las coles de bruselas y las hojas exteriores. Partir por la mitad, lavar y cocer al vapor, durante 20 minutos, con agua en la que habremos puesto un par de hojas de laurel. Poner sobre  las coles de bruselas un poco de sal y un chorrito de AOVE. Escurrir y dejar que se templen.
  2. Limpiar el tomate y partirlo en gajos. Cortar el pimiento encurtido en brunoise y partir la nueces peladas a nuestro gusto.
  3. En una sartén con un diametro similar al de las obleas de papel de arroz, cubrir el fondo con AOVE y calentar. Freír las obleas sin dejar que se doren. La reacción es encogerse y quedan como un plato. Poner sobre papel de cocina para escurrir el exceso de aceite.
  4. Para servir, colocar la oblea frita y sobre ella las coles de bruselas, el tomate partido, el pimiento picado y las nueces troceadas. Aliñar con AOVE y flor de sal. Por encima de todo pintar unas rayas con la crema de vinagre de balsámico.

martes, 21 de febrero de 2012

Judías verdes con vinagreta de sumac

Judías verdes con vinagreta de sumac.

Comentario previo:

Hoy toca un plato muy sencillo pero con algunos toques y peculiaridades que lo hacen interesante. Por un lado tenemos el uso de unas judías verdes algo distintas de las que habitualmente vemos. Se trata de una variedad que muestra un jaspeado rojo, que luego pierde casi totalmente en la cocción. Son algo más "mantecosas", pero por lo demás podrían ser sustituidas por las habituales judías verdes planas.
Judías verdes con jaspeado rojo.
En la vinagreta encontramos otras dos notas especiales: de un lado el uso de sumac, zumaque o rhus coriaria, que le aporta un toque cítrico; y de otro el pimento encurtido, que aporta el salado.
Pimiento amarillo encurtido.
Al final tenemos un plato muy clásico y sencillo, con unos detalles que lo hacen salir de su rutina tradicional.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 300 g. de judías verdes planas (usé de las jaspeadas rojas).
  • 200 g. de patata.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Sal.
Para la vinagreta:
  • 60 ml. de AOVE.
  • 20 ml. de vinagre de Jerez.
  • 1 c/c (cucharita de café) de sumac.
  • Sal.
  • 25 g. de pimiento encurtido.
Para poner por encima:
  • 1 huevo cocido.

Pasos:

  1. Limpiar, quitar las puntas y cortar en trozos las judías verdes. Pelar, lavar y cortar en dados de unos 2 cm. las patatas. Poner a cocer, 15 minutos, al vapor con agua salada en la que habremos puesto el zumo de limón y la hoja de laurel, con el AOVE por encima.
  2. Cocer al vapor las judías y las patatas.
  3. Mientras tanto hacemos una vinagreta mezclando el AOVE, el vinagre la sal y el sumac con unas varillas hasta que emulsione. Añadir el pimiento encurtido cortado en brunoise y mezclar.
  4. Ingredientes para la vinagreta de sumac.
  5. Mezclar las judías y las patatas con la vinagreta, para que esta se impregne bien. Servir con huevo cocido rallado espolvoreado por encima.

lunes, 20 de febrero de 2012

Panecillos para hamburguesa (Thermomix)

Panecillos para hamburguesa.

Comentario previo:

Estos panecillos son los típicos que se usan para presentar las hamburguesas. No los había realizado hasta ahora y la verdad es que no son muy complicados. De las diferentes que encontré en la Web, me decidí por seguir la receta que presenta Su, de Webos Fritos, en un vídeo muy didáctico. En el vídeo no se usa la Thermomix (Tmx), sino que el amasado lo hace de forma convencional. Para mí es más cómodo usar esta herramienta y por eso pongo la receta tal y como yo la he preparado.

Ingredientes (para 9 panecillos de 100 g.):

  • 150 g. de leche (usé semidesnatada de cabra).
  • 1 sobre de levadura de panadero seca (5,5 g.)
  • 125 g. de agua filtrada.
  • 1 huevo (tamaño L).
  • 25 g. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 20 g. de azúcar.
  • 500 g. de harina de fuerza.
  • 10 g. de sal.
  • Para pincelar: 1 huevo batido (sobrará).
  • Semillas de sésamo (ajonjolí), para espolvorear sobre los panecillos.

Pasos:

  1. Poner en el vaso de la TMx la leche. Programar: 37º, 3 minutos, velocidad 1.
  2. Añadir la levadura de panadero a la leche tibia y remover. Programar: 1 minuto, velocidad 2.
  3. Agregar el agua, el huevo, el aceite y el azúcar. Mezclar: 30 segundos, velocidad 6.
  4. Añadir la harina y la sal. Amasar: 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.
  5. Sacar la masa de la TMx, hacer una bola y poner en un recipiente untado de aceite. Dejar reposar, tapando con un trapo, durante una hora y media. La masa doblará su volumen.
  6. Amasar sobre una superficie enharinada y partir la masa en piezas de unos 100 g. Hacer bolas, aplastarlas e ir colocándolas en una bandeja de horno cubierta de papel azufrado. Tapar con un paño y dejar reposar durante 1 hora, para que la masa vuelva a doblar su volumen.
  7. Pincelar la superficie de los panecillos con huevo batido y espolvorear con sésamo.
  8. Con el horno caliente a 200º, calor arriba y abajo, hornear los panecillos durante 15 minutos.
  9. Enfriar sobre una rejilla.

domingo, 19 de febrero de 2012

Sopa juliana

Sopa juliana.

Comentario previo:

Un clásico de las sopas es la sopa juliana. Y como buen clásico tiene casi tantas versiones como hogares en las que se recurre a ella en los días de frío. La amplitud de verduras que se pueden utilizar, a la que podemos añadir la cantidad de aderezos que se le pueden hacer, hacen casi imposible mostrar una receta unica y definida de esta sopa. Lo que sí debería respetarse es lo de cortar la verdura en juliana (técnica culinaria que consiste en cortar las verduras en tiras alargadas y muy finas), aunque ni creo que se respeta en muchos casos.
En cualquier caso, en mi proceso de conversión "sopera" he llegado a esta deliciosa sopa de verduras, como dicen por ahí, "calienta el cuerpo y eleva el alma". Por supuesto, las verduras a utilizar pueden ser otras y en distinta proporción. Pero agradecería que siempre fueran cortadas en juliana.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 125 g. de judías verdes.
  • 125 g. de lechuga iceberg.
  • 125 g. de puerro.
  • 75 g. de chalotas.
  • 75 g. de patata.
  • 100 g. de calabacín.
  • 75 g. de zanahoria.
  • 100 g. de apio.
  • 175 g. de col.
  • 1 litro y medio de caldo vegetal.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Opcional: huevo cocido rallado.

Pasos:

  1. Lavar, limpiar y cortar en juliana toda la verdura.
  2. Calentar el AOVE en la olla donde vamos a hacer la sopa y saltear la verdura a fuego medio (7 sobre 10), durante unos 5 minutos, removiéndola frecuentemente. Salpimentar al gusto.
  3. Añadir el caldo vegetal y dejar cocer, a fuego medio (7 sobre 10), durante unos 10 minutos (la verdura debe quedar ligeramente crujiente).
  4. Corregir de sal y servir, con un poco de huevo cocido por encima (si se quiere).

sábado, 18 de febrero de 2012

Concentrado para caldo vegetal (Thermomix)

Concentrado para caldo vegetal.

Comentario previo:

El caldo vegetal es un soporte para muchas preparaciones culinarias: sopas, guisos, arroces, pastas... Pero disponer de caldo casero de forma rápida no es tan sencillo. Siempre se puede recurrir a pastillas de caldo (yo recomendaría los de Naturgreen), pero es mucho mejor si conocemos de qué está compuesto el caldo.
Una forma de disponer de caldo rápidamente es hacer nosotros nuestro propio concentrado. Ésta es de las recetas donde la Thermomix (TMx) es casi imprescindible, aunque con una buena batidora y bastante paciencia para que no se nos pegue la verdura cuando vaya perdiendo agua se puede hacer.
La preparación tiene una base: se pone 1 kg. de verdura, 100 g. de sal gorda y se adereza con especias, hierbas, además de vino y AOVE (aceite de oliva virgen extra). La distribución de ingredientes que aquí presento puede ser modificada al gusto de cada cual, adaptándonos a la disponibilidad de verduras que haya en el mercado en cada época.
Se obtiene alrededor de unos 500 g. de concentrado, que distribuiremos en porciones de 50 o 100 g. que luego diluiremos en 500 o 1000 ml. de agua filtrada, respectivamente, para preparar nuestro caldo casero (si lo queremos más intenso, basta con bajar la cantidad de agua). Se puede mantener bastante tiempo en el frigorífico (2 o 3 semanas sin problemas) y también se puede congelar.

Ingredientes:

Todos los pesos se refieren a la verdura ya limpia, pelada y troceada.
  • 200 g. de apio.
  • 250 g. de zanahoria.
  • 200 g. de calabacín.
  • 125 g. de puerro.
  • 100 g de cebolla tierna.
  • 125 g. de tomate.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • Las hojas de una ramita de romero.
  • Un manojito de perejil.
  • 100 g. de sal gruesa.
  • 25 g. de vino blanco seco.
  • 25 g. de AOVE.
  • El zumo de un limón.

Pasos:

  1. Limpiar, pelar y trocear toda la verdura y ponerla en el vaso de la TMx junto con el ajo, el laurel, el tomillo y el perejil. Triturar durante 10 segundos a velocidad 7.
  2. Añadir la sal, el vino, el AOVE y el limón. Cocer durante 45 minutos, temperatura varoma, velocidad 2, con el bocal tapado con la cestilla.
  3. Triturar con dos golpes de 30 segundos, velocidad 10, bajando todo lo que haya quedado por las paredes del vaso entre uno y otro golpe de triturado.
  4. Dejar enfriar y guardar el dosis de 50 o 100 g. Conservar el el frigorífico o congelado.

viernes, 17 de febrero de 2012

Cocina vegetariana con soja, tofu y embutidos en Restaurante Maná

Clemente, Josefina y yo.
Carlos (en el centro) junto a Clemente y Josefina, profes del taller.
Como ya había anunciado hace unos días, en el restaurante vegetariano Maná ayer se llevó a cabo un taller de cocina con el tema cocina vegetariana con soja, tofu y embutidos. Pese a mis muchos años siguiendo una dieta vegetariana, son muy pocas las ocasiones en las que cocino con soja texturizada o con tofu. Alguna vez he hecho algún embutido vegetariano (chorizo o sobrasada), así que tenía cierto interés por conocer algo más sobre cómo cocinar con estos productos.
Se responsabilizaron de transmitirnos sus conocimientos Clemente (dueño del restaurante) y Josefina (una habitual colaboradora y experta en elaboración de embutidos vegetarianos). Ellos, con nuestra ayuda (la de los 19 participantes en el taller), realizaron un total de 8 elaboraciones que luego llevaríamos a la mesa para cenar al final del taller.
Tras las presentaciones oportunas y una introducción sobre la soja y sus derivados, así como las diferentes formas de presentación y sus cualidades, comenzó la frenética actividad que llevó a la elaboración de los siguientes platos (no se presentan en el mismo orden que se prepararon, sino en el lógico de un menú):

  • Ensalada de tofu con nueces: La peculiaridad de esta preparación es que la salsa de remolacha (con la que se riegan los vegetales) está preparada con tofu y salsa de soja. Sus ingredientes son: 1 manzana cortada en dados; 1/2 taza de pasas de corinto; 1 lechuga cortada en tiras; 1/2 taza de nueces sin cascara y troceadas; tomates cherry partidos por la mitad. Para la salsa: 1/2 taza de remolacha rallada; 250 g. de tofu; 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra); 2 cucharadas de salsa de soja. Los ingredientes de salsa se meten en la batidora (o en la Thermonix - TMx) y se trituran hasta dejar la textura deseada. Se añade sal al gusto.
  • Ensalada de tofu con nueces.
  • Tofu marinado, a la plancha: El tofu es muy insípido y, salvo aquellos que vienen ahumados o con alguna hierba incorporada, es necesario darle un tratamiento previo para incorporarle sabor. Para marinar un bloque de tofu duro de unos 200 g. utilizaremos: 5 cm. de jengibre fresco rallado; 2 dientes de ajo picados; 1 cebolla tierna picada; 3 cucharadas de salsa de soja; el zumo de 1 limón; sal; pimienta y AOVE hasta cubrir el tofu. Cuanto más tiempo se quede el tofu en su marinado mayor será es sabor que tome de éste. Por lo menos lo tendremos en el marinado 1 hora. En el momento de pasarlo por la plancha no hará falta escurrir mucho el AOVE (que podremos colar y reutilizar para aliñar ensaladas).
  • Tofu marinado.
  • Albóndigas de soja texturizada: Yo no tengo recuerdo de sabores que simulan a los de embutidos y otros preparados cárnicos, pero los que sí tienen más cercano el recuerdo hablan de que este tipo de preparados podrían pasar por los originales. Para mí este dato no es importante, pero sí lo es el que se consiga un sabor agradable y llamativo que despierte el deseo de comer. Estas albóndigas sí que consiguen ese objetivo y proporcionan una cantidad de proteínas difícil de conseguir mediante otros preparados. Los ingredientes son: 150 g. de soja texturizada fina; 5 g. de copos de avena; especias de albóndigas; pan rallado; pimienta; 1 huevo; perejil picado. La forma de preparación es muy sencilla: se hidrata y se cuece la soja texturizada; también se cuecen los copos de avena para que suelten su almidón que servirá de amalgamante; se mezclan todos los ingredientes hasta formar una masa maleable a la que daremos forma de bolitas. Se fríen en abundante AOVE y ya se pueden comer. También se pueden agregar a guisos, en los que se cocerán.
  • Albóndigas de soja texturizada fritas.
  • Chorizo vegetariano: Al igual que sucede con el tofu, la soja texturizada tiene un sabor muy neutro, por ello es tan importante la incorporación de los preparados de especias para realizar embutidos, que serán quienes aporten el sabor a la elaboración. Al igual que las albóndigas, el chorizo vegetariano usa soja texturizada fina, que  deberemos hidratar y cocer antes de mezclarla con el resto de ingredientes para hacer la masa. Lo ingredientes son: 150 g. de soja texturizada fina; 30 g. de especias de chorizos; pimienta; ajo; orégano y AOVE. Una vez que está hecha la mezcla se puede embutir en una tripa artificial o darle forma con film transparente. Se puede dejar secar o, como fue nuestro caso, freírlo como si fuera picadillo.
  • Chorizo vegetariano frito como picadillo.
  • Sobrasada vegana: La preparación de especias que se usa en este tipo de preparados se vende en tiendas especializadas (no siempre fáciles de encontrar). Una cosa importante es pedir que no lleven conservantes, ni colorantes derivados de animales (como el rojo de la cochinilla). En el caso de la mezcla utilizada para especiar la sobrasada lo que domina es el pimentón, pero es difícil arrancar el secreto de la composición final a los que la preparan. Para hacer esta sobrasada se utiliza como base la patata, pero podría ser sustituida por soja texturizada. Lo ingredientes de esta rica crema untable son: 1 kg. de patatas cocidas; 200 g. de margarina; 50 g. de especias de sobrasada; orégano; 4 dientes de ajo asados; 1 diente de ajo crudo; 4 cucharadas de vinagre; el AOVE necesario para dar la textura deseada. Todos los ingredientes (con la patata cocida, por supuesto) se ponen en la batidora o TMx y se mezclan hasta obtener una crema homogénea. Hay que dejar que enfríe en el frigorífico hasta que la parte grasa (margarina y AOVE) den el cuerpo necesario a la mezcla, siempre dejando que una crema untuosa.
  • Sobrasada vegana.
  • Lasaña de wanton con soja texturizada y dos bechameles: Esta fue la elaboración más complicada de la noche, siendo relativamente sencilla la preparación. La utilización de wanton (placas de masa muy finas que se utilizan en la comida china) y la realización de dos salsa del tipo bechamel con tofu (coloreadas de naranja-zanahoria y verde-guisante) son las notas diferenciales de esta receta. Los pasos a seguir son:
    • Preparamos la soja texteurizdada (unos 250 g.) cociéndola en agua con: ajo, cebolla, pimiento molido, cominos, caldo vegetal, oregano y sal. Una vez cocida se escurre y reserva.
    • Para la bechamel naranja se usa: 250 g. de zanahoria cocida, 250 g. de tofu, sal y pimienta. Todo se pone en la TMx (o en la batidora) y se bate hasta conseguir una crema con la textura de una bechamel de cobertura.
    • Para la bechamel verde se usa: 250 g.  de guisantes cocidos, 250 g. de tofu, un manojito de albahaca fresca, sal y pimienta. Se procede a batir como en la bechamel anterior.
    • Para el relleno se usa: un salteado de verduras con champiñón, calabacín, berenjena, puerro, pimiento, brocolí, etc., todo finamente picado. Al salteado le añadiremos la soja cocida. La mitad del salteado se mezcla con la bechamel naranja y la otra mitad con la verde.
    • Para el montaje: se pone una capa de wanton, sobre la que vertemos el relleno naranja, otra capa de wantón y sobre ésta la mezcla de relleno verde. Se tapa con otra capa de wanton y, si se quiere, se puede poner una capa de tofu batido con leche de soja (a modo de cobertura final) antes de meter al horno (180º) durante 10 o 15 minutos.
    • Lasaña de wanton con soja texturizada y dos bechameles.
  • Mousse vegana de chocolate: Se trata de una preparado muy rápido y fácil de hacer. Su sabor recuerda mucho al Savia de chocolate y se trata de un dulce muy sano que puede sustituir a otro tipo de postres de menor fiabilidad. Los ingredientes son: 300 g. de tofu blando y 150 g. de chocolate negro. Se realiza fundiendo el chocolate al baño maría y mezclándolo con el tofu en la batidora o la TMx. Si fuera necesario se puede añadir un poco de azúcar o sirope de agave.
  • Mousse vegana de chocolate.
  • Mousse de higos con leche de soja: La única complicación de esta preparación es acordarse de poner a remojo los higos secos (a los que habremos quitado el pedúnculo) en leche de soja por lo menos 12 horas antes. Aproximadamente se usará 1 kg. de higos secos y algo más de 1 l. de leche de soja. Los higos y la leche se ponen en el vaso de la batidora o TMx y se trituran hasta quedar una crema lo más fina posible. Casi seguro no será necesario (los higos secos son muy dulces), pero si se quiere se puede endulzar con azúcar o sirope de agave.
  • Mousse de higos con leche de soja
.
El momento culminante llegó con la cena, en la que participamos profesores y alumnos degustando todos los platos elaborados y dando buena cuenta de ellos.
Momento de la cena.
En resumen, una experiencia instructiva, sabrosa y digna de repetir. Ahora estoy deseando que llegue el próximo taller que programe Clemente.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Cabello de ángel

Cabello de ángel.

Comentario previo:

A esta receta le tenía yo ganas, pero no es fácil (al menos en Murcia) encontrar una calabaza del tipo cidra, que son las que se utilizan para hacer el cabello de ángel.
Calabaza cidra y butternut.
A la izquierda: calabaza cidra. A la derecha: calabaza de invierno o butternut
Afortunadamente, un compañero de trabajo de Alicia (Pepe) nos regaló una de la huerta de sus padres. Era un ejemplar pequeño y joven, pero así mejor para poder hacer una cantidad discreta en esta primera toma de contacto.
Las recetas encontradas en la Web hablaban de dos procedimientos para hacer el cabello de ángel, según la calabaza sea fresca o ya lleve al menos 6 meses de reposo después de haber sido cortada. Como no tenía ganas de andar esperando tanto tiempo, me decanté por aplicar el primer método.
La elaboración lleva su tiempo (a mi me llevó unas 6 horas en total), pero el procedimiento es muy sencillo y sólo se hace un poco pesado el momento de tener que separar las semillas de la pulpa. Como en mi caso el ejemplar que tenía para hacer la receta era pequeño y tierno, sus semillas también eran pequeñas y tiernas, lo que hace un poco más pesado el proceso de separarlas que si fueran grandes y duras.
La parte de cocción de la pulpa la hice en Thermomix (TMx), pero sería igualmente válido hacerlo en una olla, siempre que seamos nosotros los que con cierta frecuencia removamos el preparado para que no se peque al fondo.
La cantidad de azúcar a poner viene marcada por la cantidad de pulpa de calabaza escurrida que obtengamos: se pone siempre la misma cantidad de azúcar que de pulpa obtenida. El añadido de la canela y la corteza de limón es opcional, pero muy aconsejable.

Ingredientes:

  • 270 g. de pulpa de calabaza escurrida.
  • 270 g. de azúcar.
  • 1 rama de canela (opcional).
  • 2 o 3 tiras de piel de limón, solo la parte amarilla (opcional).

Pasos:

  1. Lavar bien el exterior de la calabaza (si es necesario con un estropajo y luego bien enjuagada).
  2. Lavar la calabaza.
  3. Cortar la calabaza en trozos grandes, procurando quitar el máximo de semillas posible en este proceso.
  4. Cortar la calabaza.
  5. Cocer en abundante agua la calabaza durante una hora, a fuego suave (6 sobre 10).
  6. Cocer la calabaza.
  7. Una vez cocida, poner a escurrir y enfriar la calabaza (yo la dejé al más de una hora).
  8. Escurrir la calabaza.
  9. Separar las semillas y quitar la piel, para quedarnos sólo con la pulpa. Debemos también quitar el trozo un poco más duro donde se insertan las semillas (es como una especie de raspa o cartílago).
  10. Quitar las semillas y la piel, para quedarse con la pulpa.
  11. La pulpa obtenida la escurriremos con la mano para quitar el exceso de líquido.
  12. Escurrir la pulpa de la calabaza.
  13. Pesar la pulpa obtenida y colocarla en el vaso de la TMx. Añadir la misma cantidad de azúcar. Opcionalmente, agregar una rama de canela y unos trozos de corteza de limón (solo la parte blanca). Programar 60 minutos, 100º, velocidad 1 con aspas en sentido inverso, para que no rompan la rama de canela, ni la corteza del limón. Pasado ese tiempo, quitar la canela y limón, además de desenredar del aspa lo que se haya podido ir enredando de la pulpa de la calabaza. Volver a programar 15 minutos, 100º velocidad 1 (ya no hace falta poner el sentido inverso a las aspas).
  14. Poner los ingredientes en la TMx y cocerlos.
  15. Verter en un bol y dejar enfriar o poner en botes esterilizados para conservarlo.

martes, 14 de febrero de 2012

Tartaleta de huevos al plato

Tartaleta de huevos al plato..

Comentario previo:

En este caso presento una receta que no he elaborado yo. Como ando un poco resfriado y no es bueno que esté trajinando en la cocina, esta preparación ha corrido a cargo de Alicia (que es la auténtica cocinera de la casa).
Se trata de una receta muy sencilla y relativamente rápida de elaborar. Por supuesto, aquí presento la versión vegetariana, pero este plato se puede hacer con otros ingredientes. El resultado es algo similar a una pizza, pero sobre otro tipo de masa. La masa brisa o quebrada se puede hacer o comprar de la que se vende en la zona de refrigerados en los supermercados (usaremos como la mitad de un paquete).
Lo demás no tiene ningún misterio, más allá de dar distinto tiempo de cocción a la clara que a la yema, de forma que está última nos quede cremosa (como para poder sopar).

Ingredientes (para cada ración):

  • 100 g. de masa brisa o quebrada.
  • 4 c/s (cuchara sopera) de tomate frito.
  • 1 c/c (cucharita de café) de oregano en polvo.
  • 30 g. de queso emmental rallado.
  • 1 huevo (tamaño L).

Pasos:

  1. Calentar el horno a 200º (calor arriba y abajo).
  2. Forrar con masa el fondo de una bandeja de horno individual. Pinchar la masa, para que no nos forme burbujas, y hornear durante unos 10 a 15 minutos (cuando comience a coger color).
  3. Sobre la masa, poner el tomate, el orégano, el queso y la clara de huevo. Volver a hornear durante otros 10 minutos (hasta que vemos que la clara se vuelve blanca y está cuajando).
  4. Añadir la yema, en el centro de la clara, y volver a hornear otros 2 o 3 minutos.
  5. Una vez servido, cada comensal se puede añadir, al gusto: sal, ajo en polvo, pimienta molida, pimentón, salsa tabasco o cualquier otro aderezo.

domingo, 12 de febrero de 2012

Menú vegetariano en Restaurante Julián

Captura de pantalla de la Web del Restaurante Julián.
No es la primera ocasión que cito un restaurante no vegetariano en este blog (ver Menú vegetariano en Restaurante Finca Santiago) y espero que no sea la última vez. Me gusta ver que en locales "para todos" se piensa en las distintas formas de afrontar la comida y ofrecen un posibilidad a los que seguimos una dieta vegetariana.
En este caso hablo del Restaurante Julián de Molina de Segura (a unos 20 km. de Murcia capital). Es todo un clásico en esta ciudad que ha renovado su enfoque gastronómico a partir de que las dos hijas de Julian García se hicieran cargo del negocio familiar hace pocos años. Con los pies puestos en la cocina tradicional, dejan que su imaginación vuele por otras formas de hacer comida. No se quedan dentro de la cocina y ofrecen la posibilidad de que sus clientes participen de forma activa a través de cursos y talleres. El año pasado realizaron 10 de estos encuentros, uno de ellos con la cocina vegetariana como tema del mismo.
Pero no se quedan ahí; también han puesto en marcha o participado en otras iniciativas gastronómicas como:
  • Rutas de la tapa.
  • Cenas de teatro.
  • Ferias gastronómicas.
Y, además, son miembros de la Asociación Gastronómico-Cultural de Molina de Segura.
Ofrecen a sus clientes una amplia carta con diferentes menús: del día, de colores, silenci, ecológico, de tapas, hipocalórico, infantil y, el a nosotros no ha motivado esta entrada, un menú fijo semanal vegetariano, compuesto por:
  • Entrada: buffet libre de ensaladas.
  • Primer plato: crema de calabacín y soja.
  • Segundos platos: Cous cous con brocheta de fruta y miel - Rissotto con crema de setas de temporada.
  • Postre: Carpaccio de fruta.
El Restaurante Julián esta en:
Pz. de la Cerámina, nº 6.
30500 Molina de Segura (Murcia).
Teléfono de reservas: 968 654 22 83 - 620 24 98 63.

Mapa de situación


Ver mapa más grande

sábado, 11 de febrero de 2012

Torta de pan de ajo

Torta de pan de ajo.

Comentario previo:

Andaba buscando hacer pan de ajo y, como suelo hacer, recurrí a visitar sitios en la Web. Tras la búsqueda, di con una receta que era de mi agrado. Se trata de un vídeo de clickestetica.com, en la que el amasado corre a cargo de la Thermomix (TMx) y donde se da forma de torta al pan.
He seguido bastante al pie de la letra la forma de hacer que se muestra en el vídeo, aunque he descargado un poco la cantidad de aceite usada para untar la masa y he añadido unas aceitunas rellenas con ajo encurtido, que tenía en casa, ya que pensé que le pegaban mucho a este pan.
Como en cualquier otra receta donde el amasado se deja a cargo del la TMx, es perfectamente posible hacer un amasado convencional de los ingredientes. ¡Qué eso no sea una excusa para no hacer esta torta!

Ingredientes:

Ingredientes para la Torta de pan de ajo.
  • 200 ml. de agua filtrada.
  • 50 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 5,5 g. de levadura de panadero seca (o 25 g. de fresca).
  • 400 g. de harina de fuerza.
  • 1 c/c (cucharita de café) de sal.
  • 10 g. de ajo en polvo.
Para pincelar la masa:
  • 30 cl. de AOVE.
  • 1 c/c de perejil picado seco.
  • 1 c/c de oregano seco.
  • 5 g. de ajo en polvo.
Para decorar (opcional).
  • Aceitunas rellenas de ajo encurtido.

Pasos:

  1. Calentar el agua y el AOVE: 37º, 1 minuto, velocidad 4.
  2. Añadir la levadura y mezclar: 5 segundo, velocidad 2.
  3. Agregar la harina, la sal y el ajo en polvo y amasar: 3 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
  4. Sacar la masa de la TMx, amasar durante unos segundo y hacer una bola. Untar de aceite, envolver en papel film y dejar reposar durante 30 minutos, para que doble el tamaño.
  5. Preparar la mezcla de AOVE, perejil, orégano y ajo en polvo para pincelar la masa.
  6. Extender la masa (como si fuera una masa de pizza, pero algo más gruesa) y colocar sobre una placa de horno cubierta de papel azufrado.
  7. Pincelar la masa con la mezcla preparada y, si se quiere, poner unas cuantas olivas rellenas de ajo para decorar.
  8. Hornear con el horno calentado a 200º durante 15 minutos (yo pongo una vasija con agua en el fondo del horno para generar humedad).

viernes, 10 de febrero de 2012

Croquetas de huevo en salsa de tomate

Croquetas de huevo en salsa de tomate.

Comentario previo:

En el sitio web Hojiblanca de la cooperativa encontré esta receta, descrita en vídeo. Como estaba pensando en qué preparar de cena y disponía de todos los ingredientes, me decidí por hacer estas croquetas con su acompañamiento de salsa de tomate. Dicho y hecho. Aquí está el resultado de una receta sencilla y resultona. Una manera diferente de tomar huevos. 

Ingredientes:

  • 3 huevos cocidos.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de perejil fresco picado.
  • 20 g. de queso emmental rallado.
  • 20 g. de margarina.
  • 20 g. de harina de uso general.
  • 120 ml. de leche (use desnata de vaca).
  • Nuez moscada.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra) para freír.
  • 1 huevo.
  • Pan rallado.
Para la salsa de tomate:
  • 1 bote de tomate grande (de 800 g.), sólo los tomates sin el caldo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • Azúcar.
  • Sal.
  • 1 c/s de AOVE.

Pasos:

  1. Pelar y cortar la cebolla y el ajo (no hace falta que sean trozos muy pequeños). Ponerlo ha sofreír en una sartén con el AOVE. Cuando comience a dorarse, añadir los tomates troceados y remover. Dejar que se vayan friendo hasta perder casi totalmente el líquido. Añadir el azúcar (para contrarrestar la acidez) y la sal. Verter en el vaso de la batidora y triturar.
  2. Mientras se va haciendo la salsa de tomate. Cortar los huevos duros en daditos pequeños, de unos 2 o 3 mm. Ponerlos en un plato y añadir el perejil picado y el queso rallado. Mezclar los tres ingredientes y reservar.
  3. Fundir la margarina en una sartén, añadir la harina y remover hasta que se forme una pasta. Ir añadiendo poco a poco la leche templada, sin parar de remover, hasta que se forme una bechamel firme. Añadir la nuez moscada, la pimienta y la sal. Remover y retirar del fuego.
  4. Mezclar el revuelto de huevo, perejil y queso con la bechamel. Dejar reposar en el frigorífico para que la masa se enfríe.
  5. Con dos cucharas (o con las manos) ir haciendo bolas. Pasar por huevo batido y pan rallado. Freír en abundante AOVE bien caliente. Sacar y escurrir sobre papel de cocina.
  6. Poner la salsa de tomate en el fondo de la fuente de servicio y, sobre ella, colocar las croquetas. 

miércoles, 8 de febrero de 2012

Crema de zanahoria, jengibre y coco

Crema de zanahoria, jengibre y coco.

Comentario previo:

No. No se me ha olvidado que estoy en proceso de "conversión sopera". La verdad es que sigue siendo un plato en el que tengo que esforzarme en pensar para que me pueda apetecer. El resultado final, sin embargo, es bueno y me gustan las preparaciones que estoy realizando.
Para la receta de esta ocasión tomé como referencia la que Loreto nos presenta en su blog Sabores de colores. En el momento que la vi supe que la iba a hacer y no han pasado más de 24 horas. La tentación de ver como resultaba en esta crema la inclusión del jengibre y la leche de coco era insoportable. Así que me he lanzado a ejecutarla y ha sido con completo éxito.
Muy pocos cambios sobre el original. Por supuesto, el caldo usado ha sido de verduras. El otro más destacable ha sido el cambiar la cebolla por chalotas, en busca de un sabor más matizado. En el adorno final he cambiado el cilantro por cebollino, que en cremas y sopas he descubierto que me gusta mucho.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 3 chalotas (o, en su defecto, 1 cebolla mediana).
  • 1 diente de ajo.
  • 400 g. de zanahoria.
  • 1 trozo de jengibre fresco como un pulgar.
  • 350 ml. de caldo de verduras.
  • 200 ml. de leche de coco.
  • Cebollino.
  • Pimienta.
  • Sal.

Pasos:

  1. Pelar y trocear las chalotas y el ajo. En la olla que vayamos a hacer la crema, poner el AOVE y sofreír la chalota y el ajo, a fuego flojo (5 sobre 10) hasta que comiencen a dorarse.
  2. Pelar y rallar la zanahoria y el jengibre. Añadir a la olla, salpimentar, remover bien y dejar que se vaya pochando a fuego suave (6 sobre 10) durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  3. Cuando se vea blanda la zanahoria, añadir el caldo de verduras y la leche de coco. Remover y dejar cocer a fuego suave (6 sobre 10) durante 5 minutos.
  4. Apartar del fuego y triturar bien con la batidora de mano. Corregir de sal, si procede, volver a calentar y servir con un poco de cebollino picado por encima.

martes, 7 de febrero de 2012

Revuelto de habas y morcilla de verano

Revuelto de habas y morcilla de verano.

Comentario previo:

Tenía la intuición de que esta receta me iba a gustar y así ha sido. Hace tiempo vi una receta similar, aunque no con los mismos ingredientes. Ya entonces me quedé con las ganas de probar a hacerla y ya llegó el momento. Aproveché que me quedó parte de la morcilla de verano que utilicé para hacer otra receta (alcachofas rellenas de morcilla de verano) y que en estas fechas nunca faltan unas habas frescas en casa.
La receta es fácil y rápida, siempre que se tenga la morcilla de verano disponible. Aunque se puede recurrir a la receta para hacer la morcilla de verano rápida en la Thermomix. En lo que se tarda más es sofreír las habas, pero es algo que no da guerra. El resto, es cuajar un revuelto.
¡Ah! Este plato lo he acompañado con uno de los panecillos exprés que había preparado Alicia. Nada mejor que un buen revuelto con pan recién hecho.

Ingredientes (para 1 ración):

  • 150 g. de habas desgranadas.
  • 100 g. de morcilla de verano.
  • 1 huevo (tamaño L).
  • Sal.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Poner las habas desgranadas y limpias en la sartén con el AOVE. Salar y dejar que se sofrían a fuego suave (6 sobre 10) tapando la sartén. En unos 15 a 20 minutos estarán blandas, según nuestro gusto.
  2. Sofreír las habas.
  3. Añadir la morcilla de verano y remover junto con las habas para quede todo bien integrado.
  4. Añadir la morcilla de verano.
  5. Agregar el huevo y remover hasta que quede el revuelto a nuestro gusto (yo lo prefiero con el huevo bien cuajado).
  6. Añadir el huevo.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .