viernes, 30 de marzo de 2012

Pasta con algas y setas

Comentario previo:

Sigo en este viaje de introducción en el mundo de las algas y más después del taller de cocina con algas al que asistí el pasado martes. Sé que me queda mucho por aprender, pero ya he dado algunos pasitos y he aprendido mucho de Clemente. Cosas como el no olvidar dar el tratamiento previo a las algas (sobre todo una correcta hidratación) son fundamentales para que luego las algas nos sepan sabrosas y tengan la textura adecuada. Es difícil obtener algas frescas, por lo que el tratamiento del alga seca debemos tenerlo bien presente. Otra cuestión es no dejar que el sabor fuerte y salado del alga mate el resto de sabores. Por ello es preferible quedarse corto en la dosificación que terminar aborreciendo "tanto sabor a mar".
Me cuentan los que sí lo comen, que el sabor que deja es muy similar al que deja el pescado o el marisco. A mi me sabe a mar, ese sabor que se nos queda en la boca tras un baño en aguas marinas.
Lo que aquí presento es más un concepto que una receta. La mezcla de pasta, algas y setas es una combinación muy apropiada con unos sabores que conjuntan.
En el caso de esta receta he usado como pasta trofie. Una pasta fresca que nos trajo como regalo de su familia Silvio, el alumno italiano que ha estado de intercambio con mi Quique. Se trata de pasta 100% trigo duro, con la forma de pequeños gusanos en tirabuzón. Podría hacerse este plato con cualquier otra pasta, pero pienso que le pegan más los habituales espaguetis o los tallarines.
Del mundo de las algas he utilizado wakame de Portomuiños. El procedimiento de rehidratación es rápido (10 minutos en agua salada, aunque yo los dejo algo más), lo que hace más viable el trabajar con ellas sin tener una previsión anterior. Su sabor no es de los más pronunciados y, por lo tanto, es una buena alga para ir introduciéndose en la cocina con este producto.
Para las setas recurrí a unos pleurotus ostreatus, que son las más accesibles del mercado habitual. Disponía de una buena ración ya limpias, cortadas y salteadas de una preparación anterior. Su sabor no es de los más relevantes, ya que son setas de cultivo, pero su precio y disponibilidad a lo largo de casi todo el año las hace de las más recurrentes, junto a los champiñones.
Añadí en el salteado un toque que me encanta: alcaparras. Ese sabor avinagrado y salado combina perfectamente con el resto de componentes y hace que el plato tenga un montón de matices en su sabor. 

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 300 g. de trofie fresco (si se usa pasta seca mejor quedarse en unos 200 g).
  • 30 g. de alga wakame (una vez hidratada).
  • 200 g. de setas pleurotus ostreatus.
  • 1 c/s (cucharada sopera) de alcaparras (tapenas las llamamos en Murcia).
  • Sal.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra). 

Pasos:

  1. Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del envase. A mí me gusta poner en el agua (amén de la sal) un poco de orégano, tomillo, perejil seco y nuez moscada con un chorrito de AOVE. Pero cada cual que lo cueza a su gusto. 
  2. Hidratar las algas, siguiendo las instrucciones del envase. Limpiar y trocear en tiras las setas. Saltear con un poco de AOVE las setas hasta que queden a nuestro gusto. Añadir las algas escurridas y las alcaparras. Remover durante un par de minutos. Si fuera preciso, salar al gusto (recordar que tanto las algas como las alcaparras son saladas).
  3. Añadir la pasta, una vez escurrida. Si fuera preciso, para que quede más jugoso, añadir una poco de agua de la cocción de la pasta. Si se quiere, al servir ponerles un chorrito de AOVE y un poco de la hierba que más nos guste (oréganos, tomillo o cualquier otra).
Mes sin carne 2012.

jueves, 29 de marzo de 2012

Porque hoy es 29 de marzo, día de huelga general

29M huelga general.
No es un día feliz para mí.
No es un día en que me encuentre cómodo con lo que tengo que hacer.
Hoy estoy de huelga.
Por mí.
Por esos muchos años en los que he estado luchando por derechos civiles y garantías sociales de todo tipo.
Porque veo como lo que costó tanto construir unos pocos "sin escrúpulos" se lo están cargando.
Porque, además, quieren hacernos pensar que somos nosotros y no ellos los que tenemos la culpa de la situación actual.
Pero, sobre todo, porque éste no es el mundo que yo soñé dejar a mis hijos.
Por el que tanto batallé.
Por todo eso estoy de huelga y quiero que también se sepa aquí, en mi blog de cocina vegetariana.
Sé que esto despertará simpatías, pero también antipatías.
No lo hago contra nadie de vosotros.
Lo hago porque mi conciencia me lo exige, aunque me cueste.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Taller de cocina con algas en el restaurante Maná

Clemente Morales Leal.
Clemente Morales Leal, chef y profesor, con unos espagueti de mar en la mano

Presentación del taller:

El restaurante Maná ha organizado un nuevo taller de cocina, en este caso con las algas como elemento central del mismo.Clemente Morales, chef y propietario del restaurante ofició de profesor de este taller que se celebró el martes, 27 de marzo, a partir de las 19:30 horas.
Tras repartir unos valiosos apuntes y hacer una introducción sobre las propiedades generales y específicas de las algas, el profesor nos presentó cuáles se iba a emplear:
  • Agar-agar (gelificante que se usó en los dos postres).
  • Arame (se usará en crudo en la ensalada y salteado con los tallarines).
  • Dulse (en copos fue usada en la quiche).
  • Espagueti de mar (formarán parte tanto de la quiche como del salteado de los tallarines).
  • Hijiki (una vez hidratadas, se usan en crudo la ensalada y en el salteado de los tallarines).
  • Kombu (entró en la crema de raices). 
  • Musgos de Irlanda (que servirá para espesar la crema).
  • Nori (en copos se usarán para la quiche y el laminas para los triángulos de aperitivo).
  • Wakame (usada en la crema).

Platos elaborados:

Crema de raíces con wakame, musgo, kombu y miso.
  • Raíces: zanahoria, nabo, chirivía, patata y cebolla.
  • Algas: wakame, musgo de Irlanda y kombu.
  • Mugi miso.
  • Agua.
  • Sal (si procede).
Poner a hervir el agua y comenzar la cocción de las algas.
Pelar, limpiar y trocear las raíces. Añadirlas a la cocción de las algas y dejar cocer (aproximadamente durante 1 hora).
Cuando estén tiernas las algas, corregir de sal (si procede). Añadir y disolver el miso.
Triturar todo y mantener caliente hasta el momento del servir.
Crema de raíces con wakame, musgo, kombu y miso.
Triángulos de nori rellenos.
  • Laminas de alga nori.
  • Verduras: berenjena, calabacín, champiñón, pimiento rojo y puerro.
  • Harina de trigo, leche de vaca y sal, para la bechamel.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra).
Pelar, limpiar y picar las verduras. Saltear las verduras en una sartén con unas gotas de AOVE.
Quitar el exceso de líquido que pueda haber en la sartén tras el salteado de la verdura y añadir la harina. Tostarla y agregar la leche hasta formar una bechamel.
Cortar las láminas de alga nori en tiras, poner una cucharada de bechamel sobre un extremo de la tira de alga e ir plegándola en forma de triángulo.
Se puede comer tanto fría como caliente o templada.
Triángulos de nori rellenos.
Ensalada tartar con algas.
  • Algas: arame e hijiki.
  • Tofu.
  • AOVE, vinagre balsámico y sal para el marinado del tofu.
  • Cebolla tierna, tomate y aguacate.
Poner en remojo las algas para que se hidraten (media hora).
Cortar el tofu en daditos pequeños y poner a marinar con AOVE, vinagre balsámico y sal durante 20 minutos.
Limpiar y cortar la cebolla, el tomate y el aguacate en daditos de la misma dimensión que el tofu.
Escurrir el tofu (guardando el aliño del marinado). Juntar todos los ingredientes cortados en dados y aliñar con el líquido del marinado que nos admita la ensalada.
Montar con un aro el tartar y coronar con las algas hidratas y escurridas,

Ensalada tartar con algas.
Tallarines con vegetales y algas.
  • Pasta: tallarines de trigo duro (puede usarse cualquier pasta de arroz, trigo o trigo con algas).
  • Vegetales: zanahoria, pimiento rojo, brotes de soja, mazorquitas de maíz y cebolla tierna.
  • Algas: arame, espagueti de mar e hijiki.
  • Salsa de soja.
  • AOVE.
  • Sal y pimienta.
Poner en remojo las algas para que se hidraten (media hora).
Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del envasador.
Limpiar y cortar los vegetales en juliana, excepto las mazorquitas que las cortamos en tacos.
Saltear la verdura en una sartén con AOVE y salsa de soja.
Cuando los vegetales estén tiernos pero crocantes, añadir las algas escurridas. Salpimentar y saltear todo un par de minutos.
Añadir el salteado de vegetales y altas a la pasta. Remover y servir caliente.

Tallarines con vegetales y algas.
Quiche de zanahoria con verduras al vapor y algas.
  • Zanahoria.
  • Verduras al vapor: coliflor, brócoli, calabaza y judías verdes.
  • Algas: nori y dulse en copos y espagueti de mar.
  • Nata y huevos.
  • Masa quebrada (u hojaldre).
  • Sal.
Cocer al vapor las verduras limpias y troceadas a nuestro gusto.
Cocer las zanahorias y escurrirlas. Añadirles los huevos, la nata, los copos de alga y los espagueti de mar hidratados y escurridos. Salar y triturar. Añadir las verdura cocida al vapor, removiendo los trozos hasta que quede bien impregnada.
Colocar la masa quebrada en el fondo de una fuente de horno y rellenarla con el revuelto del resto de ingredientes, distribuyéndola bien.
Meter en el horno caliente a 180º y hornear durante unos 20 minutos. El relleno tiene que quedar bien cuajado y la superficie un poco tostada.
Se puede completar poniendo queso rallado por la superficie.

Quiche de zanahoria con verduras al vapor y algas.
Copa de mousse de piña con nueces y coco.
  • Galletas (tipo maría) y mantequilla para la base.
  • Piña envasada en su jugo, azúcar y agar-agar en polvo para la mousse de piña.
  • Nueces peladas y coco en polvo coronar la copa.
Triturar las galletas maría y mezclar con la mantequilla.
Cocer la piña con su jugo y el agar-agar durante unos 5 minutos. Retirar del fuego, triturar y reservar hasta que se enfríe (podemos acelerar el enfriamiento meiténdolo en el frigorífico). Cuando esté frío y cuajado, volver a triturar añadir azúcar al gusto.
Montar la copa poniendo en el fondo la galleta triturada con mantequilla, encima la mousse de piña y coronar con unos trozos de nuez pelada y un poco de coco en polvo.

Copa de mousse de piña con nueces y coco.
Flan de chocolate con agar-agar.
  • Agar-agar en polvo.
  • Leche de soja (puede ser cualquier otra leche).
  • Azúcar.
  • Chocolate de cobertura.
Calentar la leche con el azúcar y fundir el chocolate en ella.
Añadir el agar-agar, diluir y calentar durante al menos 2 minutos sin parar de remover para que no se pegue.
Verter la mezcla en un molde o en flaneras individuales. Dejar enfriar hasta que se cuaje. Enfriar en el frigorífico antes de servir.
Se puede triturar la mezcla una vez cuajada hasta que quede con una textura de mousse.
Flan de chocolate con agar-agar.

Como es lógico, acabamos cenando todos juntos estos siete deliciosos platos.

Alumnos y profesor cenando todo lo cocinado.
(Yo estaba detrás de la cámara).
Mes sin carne 2012.

martes, 27 de marzo de 2012

Ensalada china

Ensalada china.

Comentario previo:

No tiene una especial dificultad esta ensalada, pero si tiene un par de detalles que la hacen atractiva. Por un lado está el uso de un alga (esta tarde noche acudiré al taller-cena sobre algas en el restaurante Maná de Murcia), aunque correspondería decir que se trata de un derivado de las algas. Se trata del agar-agar en su versión en fibras que, una vez hidratadas, se consumen en esta clásica ensalada que nos sirven en la mayoría de los restaurantes chinos que podemos visitar en España. Este producto se puede encontrar en grandes supermercados y lo comercializa la marca gallega Portomuiños.
Por otro lado, destacar el aliño con base de vinagre de arroz y azúcar. Una vinagreta con muy poco aceite y un toque dulce muy destacable.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 g. de lechuga iceberg (una pequeña).
  • 100 g. de brotes de soja.
  • 100 g. de zanahoria.
  • 50 g. de agar-agar en fibra (una vez rehidratada).
Para el aliño:
  • 1 de taza de azúcar (unos 150 g.)
  • 1 de taza de vinagre de arroz (unos 150 ml.)
  • 1/4 de taza de aceite de girasol (unos 37 ml.)
  • 1/2 c/c (cucharita de café) de sal (mejor glutamato monosódico o sal china).

Pasos:

  1. Hidratar las algas, siguiendo las instrucciones de envase.
  2. Escaldar los brotes de soja durante un minuto. Enfriar con agua fría (mejor con unos cubitos de hielo) y escurrir. 
  3. Limpiar y cortar la lechuga.
  4. Pelar y rallar la zanahoría.
  5. Poner todos los ingredientes del aliño en el vaso de la batidora de mano. Batir como si estuviéramos haciendo una mayonesa, hasta que nos queda una salsa blanca y un tanto espesa. Nos sobrará aliño, que podemos conservar en el frigorífico. Si se posa el azúcar, basta con volver a batir y tendremos de nuevo la salsa con su textura.original.
  6. Montar la ensalada poniendo en la base la lechuga, luego los brotes de soja y después la zanahoria. Distribuir por el borde las algas y aliñar. Poner un cuenco con aliño por si alguien quiere ponerle más.
Mes sin carne 2012.

lunes, 26 de marzo de 2012

Sopa de wakame y miso

Sopa de wakame y miso.

Comentario previo:

La cocina con algas va a tomar cierta relevancia estos días en mi blog. Es algo que tenía pendiente hace tiempo y sobre lo cual mañana acudiré a un taller y cena que se celebra en el restaurante Maná de Murcia. Como anticipo y dentro de mi conversión sopera, traigo aquí una de las sopas más clásicas en las que el alga wakame junto con el miso. Ambos ingredientes son una aportación de la cocina asiática que no hay que despreciar. Las algas wakame las compré deshidratas de la marca Portomuiños, que es una marca nacional (gallega, concretamente) que está haciendo un gran trabajo para llevar la parte vegetal del mar a nuestros mercados. No hay que despreciar el papel del puerro en esta sopa, que aporta un aroma que nos hace más familiar una sopa con un fuerte sabor a mar, muy distinto a los que habitualmente uno tiene costumbre de comer.
Si se quiere un plato más contundente y alimenticio, basta con añadir a esta sopa unos daditos de tofu, ya sea en crudo o pasado por la sartén.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 100 g. de puerro limpio.
  • 50 g. de wakame (ya rehidratado).
  • 1 c/s (cuchara sopera) de miso blanco.
  • 500 ml. de caldo vegetal (lo hice con concentrado).

Pasos:

  1. Poner a rehidratar en agua salada las algas weakame siguiendo las instrucciones del envasador.
  2. Limpiar y cortar en juliana el puerro y sofreírlo en la misma olla donde vamos a hacer la sopa.
  3. Cuando el puerro comienza a tomar color, agregamos el caldo vegetal.
  4. Escurrir las algas wakame y añadirlas a la olla cuando el caldo rompa a hervir. Bajar el fuego y dejar cocer a fuego flojo (5 sobre 10) durante 5 minutos.
  5. En el último minuto de cocción, añadir el miso. Remover bien para que quede integrado. No es necesario añadir sal ya que tanto el caldo como las algas y el miso tienen su propia aportación salina.
Mes sin carne 2012.

lunes, 19 de marzo de 2012

Tosta de ajo con setas aliñadas

Tosta de ajo con setas aliñadas.

Comentario previo:

La idea de este plato se debe a Alicia (mi mujer). Teníamos una bandeja de setas y no quería caer en hacerlas de alguna de las formas tradicionales, así que se le ocurrió en utilizar un aliño de limón, AOVE y ajo para ver que resultado daba. No era cuestión de complicarse mucho, así que el hacerlas al horno parecía una solución rápida y sencilla. El montarlas sobre una tosta con su ajo restregado fue idea mía y resultó un complemento muy afortunado.
Resultado, un plato de extrema sencillez pero que está buenísimo, alejándose de los típicos ajillos o planchas para preparar las setas.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 250 g. de setas pleorotus.
  • 4 rodajas de pan grandes.
  • El zumo de un limón (25 a 30 ml).
  • 25 a 30 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 4 dientes de ajo.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • AOVE y sal para las tostas (opcional). 

Pasos:

  1. Limpiar las setas y disponerlas sobre una fuente de horno un poco engrasada (evitar exceso de AOVE en el fondo, ya que el aliño lleva su propia aportación grasa).
  2. Poner en el vaso de la batidora de mano el limón, el AOVE, 3 de los dientes de ajo (reservar el otro para restregar en el pan tostado) y la sal. Batir hasta se ligue en una salsa amarilla.
  3. Pincelar las setas con la salsa y espolvorear con pimienta negra molida. Meter la fuente en el horno, calentado a 220º con calor arriba y abajo durante 15 minutos o hasta que las setas estén tostadas al gusto de los comensales.
  4. Tostar las rodajas de pan y restregar el diente de ajo que está reservado. Si se desea, también se puede poner AOVE y sal a las tostas.
  5. Presentar las setas puestas sobre las tostas calientes.
Mes sin carne 2012.

sábado, 17 de marzo de 2012

Libro "Delicias Veganas" de Toni Rodríguez

Portada del libro Delicias Veganas.
En alguna ocasión me han preguntado por libros de cocina vegetariana que recomendaría. Tengo algunos muy antiguos y con la irrupción de Internet, con sus muchos blogs culinarios (también de cocina vegetariana), no suelo comprar últimamente libros sobre este tema. Pero la excepción confirma la regla y aquí traigo mi reciente adquisición: "Delicias Veganas", de Toni Rodríguez, editado por Oceano-Ambar.
Me ha gustado lo suficiente como para impulsarme a recomendarlo. No sólo por las deliciosas recetas que presenta, sino por la primera parte que dedica a aclarar algunos aspectos sobre la nutrición, el vegetarianismo (y el veganismo) y cuestiones varias sobre la cocina, los productos que en ella se emplean y la forma de transformarlos para su consumo, de manera sencilla y atractiva.
Aclarar que en las recetas de este libro no se encontrará ningún producto de origen animal. Es decir, aquí no hay recetas donde se cocine con leche, huevos y sus derivados. Ello no es obice para realizar unos platos completos y sugerentes que mueven el apetito de cualquiera.
Supongo que no sera complicado encontrarlo en las estanterías de grandes librerías o en centros comerciales con buena sección de libros (yo le he encontrado en Carrefour). Pero si alguien prefiere que se lo lleven a casa lo puede comprar on line en:

Toni Rodríguez, por si alguien no lo conoce, es el chef repostero de la única (al menos que yo conozca) pastelería española donde se elaboran productos 100% veganos: Lujuria Vegana (Passatge Can Polític nº19, Locales 1-2. L'Hospitalet de Llobregat. Telf 630 00 68 12).
Mes sin carne 2012.

jueves, 15 de marzo de 2012

Flan de espárragos

Flan de espárragos.

Comentario previo:

Quería hacer algo sencillo pero "resultón" para una celebración casera. Eché mano de mi lista de pendientes y visto que disponía en mi alacena de algo no muy habitual como un bote de leche evaporada, me decidí por tratar de remedar la receta de mousse de espárragos de Ana, en su blog Las Recetas de Mamá.
Como bien me hace ver Alicia (mi mujer), a mi la textura me quedó más como flan que como mousse (para lo que debía ser más esponjoso). Por eso le cambio el nombre para no confundir a nadie.
Lo primero que debo hacer es rogar que seáis indulgentes como mi presentación del plato. Ana tiene mucho más gusto que yo para estas cosas. Además, la maldita flanera en la que cuajé la mouse no estuvo muy colaboradora que digamos. Pese a todo, el sabor muy bueno y la preparación sencilla. Aunque, eso sí, se tarda un buen rato con el baño maría (tardó en cuajar completamente 80 minutos, el doble de lo que estaba previsto). Investigaré en formas de cuajar más rápido, como el baño maría en olla a presión. Pero eso será otro día.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 400 g. de puntas de espárragos en conserva.
  • 400 g. de leche evaporada (1 bote de la marca Ideal).
  • 4 huevos (tamaño L).
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Margarina y pan rallado, para cubrir el interior de la flanera.
  • Puntas de espárragos, tomates cherry y lechuga en juliana, para decorar.

Pasos:

  1. Poner a calentar en el horno, a 180º (calor abajo), un recipiente con agua para hacer el baño maría.
  2. Escurrir el líquido de las puntas de espárragos.
  3. Poner las puntas de espárragos, la leche evaporada y los huevos en el vaso de la batidora (o de la Thermomix) y batir para que quede una mezcla homogénea. Salpimentar al gusto.
  4. Untar con margarina el interior de una flanera (o el molde que vayamos a usar para el cuajado de el flan) y espolvorear con pan rallado.
  5. Verter la mezcla batida en la flanera y meter al horno, cuando el agua ya esté burbujeando. Mantener a 180º (calor abajo) durante el tiempo necesario para que cuaje (comprobar pinchando en el centro para ver que salga limpio el pincho). En mi caso tardó 80 minutos en cuajar completamente.
  6. Al presentarlo, acompañarlo de unas pocas puntas de espárragos, tomates cherry cortados por la mitad y lechuga cortada en juliana fina. Se puede tomar caliente o frío.
  7. Trozo de flan de espárragos.
Mes sin carne 2012.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Espagueti con salsa picante de zanahoria y alcaparras

Espagueti con salsa picante de zanahoria y alcaparras.

Comentario previo:

Los espaguetis son un plato socorrido, por lo rápido y sencillo que es su elaboración y por lo mucho que les gustan a los más jóvenes de la casa. Pero no tenemos porque encasillarnos en hacerlos con una simple salsa de tomate (o tomate frito) y poco más. Además, aunque pueda parecer de otra manera, cuando los cargamos de queso se convierten en un plato con una cantidad de calorías que puede estar muy por encima de lo que desearíamos.
Esta vez los espaguetis los presento con una salsa bastante ligera, distinta y con su toque picante, que contribuye a llenarnos más con menor cantidad. La base de la salsa la pone la zanahoria, un vegetal nada sospechoso de ser hipercalórico. Lo sofreiremos con una cucharada de AOVE (aceite de oliva virgen extra), a ser posible aromatizado (yo usé uno que siempre tengo en casa con tomillo, cayenas y ajo como aliño). Para conseguir el toque picante, que contraste con el dulzor de la zanahoria, usaremos una guindilla fresca, cortadita en rodajas finitas. Daremos solidez, aportando unas sanas proteínas al plato, mediante yogur natural. El punto salado lo aportan el concentrado vegetal y las alcaparras (tápenas las llamamos en Murcia).
Pues eso, que la salsa es el alma de la pasta cocida y si la hacemos sabrosa y sin mucho peso calórico, mejor.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 200 g. de espaguetis o cualquier otra pasta seca de nuestro agrado (o su equivalente en pasta fresca).
  • 250 g. de zanahoria (un par de ellas, grandes).
  • 1 guindilla fresca.
  • 2 c/s (cucharadas soperas) de alcaparras.
  • 15 g. de concentrado vegetal casero o una pastilla del comercial.
  • 2 c/s de yogur natural (yo lo usé de leche de cabra).
  • 125 ml. del agua de cocción de los espaguetis (1/2 taza).
  • Sal.
  • 1 c/s de AOVE aromatizado.

Pasos:

  1. Cocer y escurrir los espaguetis siguiendo las instrucciones del fabricante. Yo pongo en el agua de cocción un cucharadita de tomillo, otra de orégano, otra de perejil seco y media de nuez moscada, además de la sal y un chorrito de AOVE. 
  2. Pelar y rallar las zanahorias. Cortar en juliana fina la guindilla frescas. Ponerlas a sofreír (fuego 7 sobre 10), junto con una cucharada de alcaparras, en un sartén con el AOVE aromatizado. Saltearlo durante un par de minutos.
  3. Añadir la media taza de agua de cocción de los espaguetis y dejar que se vaya consumiendo (fuego medio, 7 sobre 10) durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
  4. Añadir el yogur y remover hasta que quede integrada toda la salsa.
  5. Ahora podemos obrar de dos maneras:
    1. Verter los espaguetis escurridos en la sartén de la salsa y remover para que quede la pasta bien impregnada con las salsa. Poner en el plato o la fuente y por encima el resto de alcaparras.
    2. Poner en el plato o la fuente los espaguetis escurridos y sobre éstos verter la salsa y, por encima, el resto de alcaparras. Será el comensal quien remueva o no la salsa con la pasta, según su gusto.
Mes sin carne 2012.

martes, 13 de marzo de 2012

Arepas de leche de coco y plátano

Arepas de leche de coco y plátano.

Comentario previo:

En Costa Rica probé unas tortitas o panqueques a los que allí denominaban arepas o arepas dulces. Son algo más gruesas que las tortitas habituales y con una masa un poco más densa. Para esta entrada he tomado como principal referencia las arepas con banano de Cocina Costarricense, elaboradas por Luís González. Como siempre, he hecho algunas modificaciones como sustituir la leche de vaca por leche de coco, ya que quería acentuar el sabor caribeño de este dulce. Utilicé nuestros plátanos de Canarías, maduros pero sin manchas oscuras. A la hora de hacer la masa me serví de la Thermomix (TMx), pero se puede hacer lo mismo con una batidora de mano e, incluso, con un tenedor y mezclando en un bol.
En resumen: rápidas de elaborar, fáciles de cocinar y con un sabor caribeño a coco y plátano que llama la atención.

Ingredientes:

  • 210 g. de harina de repostería.
  • 55 g. de azúcar.
  • 1 huevo (tamaño L).
  • 2 plátanos de Canarias (unos 150 g. una vez pelados).
  • 1 sobre de impulsor (usé Potax, 9,5 g.)
  • 100 g. de leche de coco.

Pasos:

  1. Poner todos los ingredientes en la TMx. Mezclar 15 segundos a velocidad 5. Bajar lo que haya podido quedar en las paredes del vaso y volver a mezclar otros 15 segundos a velocidad 5.
  2. Poner un sartén antiadherente al fuego con una gota de aceite, calentar durante unos minutos a fuego medio (7 sobre 10) y verter con un cucharón una porción de masa, que habrá que extender un poco. dejar que se vaya cociendo la masa hasta que aparecen unas burbujitas, que nos indican que ya podemos dar la vuelta a la masa.
  3. La masa hace pompas, señal de que se puede dar la vuelta.
  4. Dorar por el otro lado, mientras vamos viendo que la masa se hincha un poco tomando una altura de algo más de 1 centímetro. Sacamos cuando está bien dorada la arepa por ambos lados.
  5. Dorar la arepa por ambos lados.
  6. Se pueden tomar sin ningún tipo de aditamento, pero estarán más sabrosas si se les pone miel, mermelada o, como en este caso, nata montada y crema de chocolate.
  7. Arepa con nata montada y chocolate.
Mes sin carne 2012.

viernes, 9 de marzo de 2012

Ricotta (requesón) casero

Ricotta preparado para tomar con mermelada al vino tinto.

Comentario previo:

Tenía ganas de meterme en el mundo de la elaboración de quesos. Pero no llegaba a recibir el impulso definitivo para acometer la tarea. Sobre todo la escusa era los productos químicos que se necesitan y la dificultad de encontrarlos en los comercios que suelo visitar. Pero con la iniciativa de María y Zaida "Con Q, kits para hacer quesos" ya no me quedaba excusa posible. Estas dos cocinillas (como ellas mismas se definen) han puesto en marcha la distribución de un kit para elaborar queso como el que se puede ver en la siguiente foto.
El kit te lo envían a casa por 35€ (más gastos de envío) y esta compuesto por:
  • 2 moldes para quesos de 250 g.
  • 1 paño de quesería para filtrar.
  • 1 termometro culinario.
  • 10 ml. de cuajo natural.
  • 1 sobre de fermento lácteo.
  • 5 sobres de ácido cítrico.
  • 10 sobres de cloruro cálcico.
  • Recetas para hacer ricotta, queso fresco y cottage con creme fraiche.
  • Instrucciones.
Todo ello en una bonita caja redonda de madera.
Siguiendo el consejo de las promotoras de esta idea, he comenzado por elaborar ricotta (o requesón), que ha resultado tarea sencilla y con un resultado muy satisfactorio. El único momento trágico de la elaboración fue el momento de colgar el paño lleno de requesón para que fuera escurriendo. No había previsto la altura mínima necesaria, ya que pensaba que cabría en mi olla más profunda, y tuve que improvisar colocando la cuchara de palo entre dos sillas, como se puede ver en una de las fotos del paso a paso.
Quizá me quedó este primer queso algo jugoso de más, aunque de buen sabor, pero es algo que tiene una fácil solución dejando más tiempo escurriendo el requesón. Por lo demás, ninguna dificultad resaltable y veréis que el proceso es sencillo y se realiza en un tiempo prudencial (de principio a fin, menos de 2 horas).

Ingredientes:

  • 2 litros de leche entera fresca de baja pasteurización (usé de la ecológica de El Corte Inglés).
  • 75 g. de nata para montar (35% de materia grasa).
  • 1 sobre de ácido cítrico, unos 4 g. (También se podría usar 40 g. de zumo de limón).
  • 1 c/c (cucharita de café) de flor de sal, unos 5 g.

Pasos:

  1. Calentar lentamente la leche, con la nata, la sal y el ácido cítrico (si se usa zumo de limón, no se pone en este momento, sino cuando se aparta la leche del fuego). Hay que subir la temperatura de la leche hasta unos 85 a 90 grados (yo puse mi termómetro electrónico para que me avisara a 87º). Cuando llega a la temperatura buscada se ve como se van formando grumitos, como lo del tamaño de granos de arroz. Se aparta del fuego, se tapa la olla y se deja reposar 10 minutos.
  2. Calentar la leche hasta 85 a 90 grados.
  3. Poner el paño sobre un colador e ir vertiendo la leche cuajada con un cazo, recogiendo el suero en un bol o en una olla.
  4. Filtrar la leche cuajada.
  5. Anudar las puntas opuestas del paño y colgarlo de manera que vaya escurriendo suero, durante una media hora.
  6. Escurrir el requesón colgando el paño.
  7. Colocar el requesón escurrido en un recipiente (yo utilicé un tape de cierre hermético) y conservar en el frigorífico.
  8. Colocar el requesón en un tape.
Mes sin carne 2012.

jueves, 8 de marzo de 2012

Garbanzos tostados aromatizados

Garbanzos tostados aromatizados.

Comentario previo:

Esta es de esas preparaciones que uno hace más por entretenerse que por hacer una comida. Se trata de una receta que saqué del blog de Akane "Albahaca y Canela". Luego los volví a ver en el blog El Comidista en una ensalada con espinacas y yogur, quedando demostrado que su utilidad podía ir más allá de ser un mero aperitivo.
La cuestión es que los vi tan sencillos y tuve tanta curiosidad sobre como quedarían que no tuve más remedio que hacerlos. Su elaboración no puede ser más sencilla y partiendo de garbanzos envasados se hacen en menos de media hora. La parte del aliño puede hacerse al gusto del comensal. Mikel, de El Comidista, propone usar ras el hanut que se puede comprar en muchos supermercados ya elaborado, lo que nos soluciona la parte de la dosificación de cada una de las especias y hierbas aromáticas. Yo he seguido, en gran medida, las indicaciones de Akane y aquí pongo las que usé en esta elaboración. El resultado fue ligeramente picante, con el color del pimentón, pero con un sabor mucho más complejo en el que podías entretenerte sacar los toques de cada especia y hierba aromática.

Ingredientes:

  • 250 g. de garbanzos cocidos (o un bote pequeño).
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 c/s de zumo de limón.
  • 1 c/c (cucharita de café) de sal fina.
  • 1 c/c de pimentón (mitad dulce, mitad picante).
  • 1/2 c/c de comino molido.
  • 1/2 c/c de semillas secas de cilantro molidas.
  • 1/2 c/c de cúrcuma.
  • 1/2 c/c de tomillo seco molido.
  • 1/2 c/c de jengibre en polvo.

Pasos:

  1. Escurrir los garbanzos, extenderlos sobre una bandeja de horno protegida con papel azufrazo y meter al horno caliente a 200º, calor abajo, durante 10 minutos.
  2. Asar los garbanzos cocidos 10 minutos.
  3. Mientras se asan los garbanzos cocidos, preparar el aliño en un bol grande poniendo el resto de ingredientes y mezclando bien. Cuando hayan pasado los 10 minutos de asado, vertemos los garbanzos sobre la salsa de aliño y los removemos bien hasta que queden completamente impregnados de la salsa.
  4. Aliñar los garbanzos asados.
  5. Volver a extender en la bandeja de horno los garbanzos una vez aliñados. Hornear a 200º, calor abajo, durante unos 15 minutos o hasta que veamos que están tostados a nuestro gusto. Sacar del horno y enfriar. Una vez fríos se pueden conservar unos días en nuestra alacena metidos en un bote.
  6. Tostar los garbanzos asados aliñados.
Mes sin carne 2012.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Quiche de alcachofas

Quiche de alcachofas.

Comentario previo:

No hay que complicarse mucho la vida en la cocina para hacer un plato sabroso y resultón. Eso sí, hay que tener buen producto. Y yo tenía unas alcachofas de campeonato, bien apretadas y con un corazón bien tierno. ¿Qué hacer con ellas? Mi primera tentación fue prepararlas, simplemente, cocidas con su aceite y su limón, que es como mas me gustan. Pero se me vino a la cabeza la posibilidad de hacer un pastel con ellas, pero no me apetecía que a base de ponerles más ingredientes se tapara el sabor de la alcachofa.
Así que, he preparado una quiche muy sencillita que sólo lleva de especial la masa quebrada, que la preparé para otra receta y la he reciclado para otra. En todo caso, la masa se puede usar de la que venden en los ya hecha o la que habitualmente preparéis.

Ingredientes (para 4 raciones):

Para la masa quebrada:
  • 30 g. de harina de trigo.
  • 170 g. de harina de maíz.
  • 100 ml. de agua filtrada.
  • 50 g. de margarina.
  • 1 c/c (cucharita de café) de pimentón dulce.
  • 1 c/c de sal.
Para el relleno: 
  • 6 ó 7 alcachofas (1 kg. y medio).
  • 200 ml. de nata líquida.
  • 2 huevos (tamaño L).
  • 100 g. de queso emmental rallado.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.

Pasos:

  1. Amasar todos los ingredientes de la masa hasta que queden bien integrados. Hacer una bola y delar reposar media hora en el frigorífico. Extender la masa y forrar el fondo de una bandeja de horno. En horno caliente a 200º, calor abajo, hornear la masa durante 10 minutos.
  2. Hornear la masa.
  3. Pelar las alcachofas y poner a cocer los corazones en agua salada durante 15 minutos.
  4. Cocer los corazones de alcachofa.
  5. Escurrir bien poniendo los corazones boca abajo y cortar en lonchas como de 1 cm. Colocar las lonchas de alcachofa sobre la masa horneada.
  6. Rellenar la masa con las lonchas de alcachofa.
  7. Batir la nata y los huevos y salpimentar al gusto. Verter sobre las alcachofas, dentro del la masa horneada. Espolvorear con el queso rallado. Hornear durante 30 minutos a 200º, fuego abajo.
  8. Quiche horneándose.
  9. Los últimos 4 ó 5 minutos, poner el gratinador, si es que os gusta (como a mí) que el queso quede bien tostadito. Sacar del horno y dejar que se enfríe durante 30 minutos y desmoldar. Listo para comer.
Mes sin carne 2012.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .