sábado, 22 de junio de 2013

Hallullas chilenas

Pinéalo 

Comentario previo:

Desde hace un tiempo a esta parte me han aumentado las visitas y los comentarios que llegan a este blog desde Chile. Es algo que me alegra mucho y que no quiero dejar pasar sin hacer un público agradecimiento. Por eso me he decidido a hacer estas estas hallullas, que son un pan típico de aquella tierra. Es una forma de homenajear y de divulgar la gran cocina chilena, de la que espero aprender mucho.

Es un pan sencillo, pesado, plano y de consistencia firme, que da mucho juego para acompañar al desayuno, pero también para servir de soporte a un huevo a la plancha con ajo y quesos rallados (como el que aparece en la foto). Es un pan sin agua (lleva leche) y tiene un aporte grande de calorías en la manteca o margarina que se le añade. En las consultas que he realizado por Internet he encontrado bastante discrepancia en cuanto a la cantidad de cada uno de los ingredientes, así que he optado por hacer un poco la media entre unas y otras fuentes.

Sé que en muchas casas chilenas hacen sus propias hallullas y sé seguro que cada un podrá opinar sobre las diferencias entre estas que hace un español por vez primera y las que allá se hacen. Así que, estoy deseando leer sus opiniones y sus consejos para conseguir mejorar la receta.

Ingredientes (para 10 hallullas):

  • 500 g. de harina panificable (o 250 de harina de fuerza y 250 de harina de repostaria).
  • 8 g. de levadura seca (o 25 g. de levadura fresca).
  • 20 g. de azúcar.
  • 60 g. de agua filtrada tibia (no más de 30º).
  • 10 g. de sal marina.
  • 185 g. de margarina.
  • 100 g. de leche (usé de cabra, pero puede ser de vaca o de soja).
  • 1 yema de huevo y 2 c/s (cuchara sopera) de agua para pintar la masa.

Pasos:

  1. Disolver la levadura y el azúcar con el agua tibia y dejar que arranque la fermentación reposando por lo menos 15 minutos.
    f
     
  2. Derretir la margarina disolviéndola, junto con la sal, en la leche, que se habrá calentado sin que llegue a hervir.
     
  3. En un cuenco mezclar la harina con la levadura fermentada y la disolución de la margarina en leche.
     
  4. Mezclar los ingredientes y amasar, durante unos 10 minutos, hasta que quede una masa seca pero grasa.
     
  5. Bolear la masa y dejarla reposar, al menos, 20 minutos.

  6. Extender la masa con un rodillo (no se pegará a la mesa, porque es muy grasa) y hacer varios plegados. Dejar extendida la masa con un grosor de unos 2 cm.

  7. Con la ayuda de un haro (de unos 10 cm. de diámetro), o de la boca de un vaso o bote, se van cortando discos de masa. Con los restos, volvemos a extender la masa y repetimos la operación.
     
  8. Disponer los discos de masa sobre una bandeja de horno y pincharlos profúndamente con la punta de un palillo chino. Pintar la superficie de cada disco con una yema de huevo batida junto a un par de cucharadas de agua.
     
  9. Llevar la bandeja al horno, caliente a 200º con calor abajo, y hornear durante 35 a 40 minutos (hay quien los hace a 230º, durante 10 minutos).
     
  10. Cuando están bien doraditos, se sacan del horno y se dejan enfriar unos minutos.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


10 comentarios :

  1. Tienen que estar buenísimas! Me las apunto para probarlas en el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, elcalderodenimue.
      Me alegra que te guste y espero que nos cuentes cómo te han salido.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  2. Son una delicia!!! de eso si puedo dar crédito, con lo que las acompañes quedan bien! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yeka.
      Me encanta esto de unir los dos lados del Atlántico haciendo aquí recetas de allí.
      Han gustado mucho y seguro que las repetiremos muchas veces.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  3. Tienen una pinta fabulosa Carlos y yo no los conocía!!! Seguro que son deliciosos solos o como soporte de casi cualquier otra rica preparación. Con lo que me gustan los panes planos...Hay que probarlos!!!
    Gracias por ilustrarnos con tu trabajo y... Gracias por todo. Eres un caballero de los pies a la cabeza y un inmejorable amigo, gracias por tu apoyo, de verdad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary.
      Me vas a sonrojar con eso de hablar tan bien de mí. Me alegra mucho saber que me he ganado tu respeto y amistad. Yo sí que tengo que aprender mucho de ti y de tu buen hacer en la cocina.
      A ver si te lanzas a hacer estos panes, que en casa han recibido una nota muy alta.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  4. Homenajear, aro.
    De nada, yo cambio Y por LL mucho.

    ResponderEliminar
  5. Te quedaron preciosas, espero que muy sabrosas también, soy chilena y una forma rica de comerlas es recién calentitas con mantequilla que se derrite al contacto con la hallulla caliente!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, anónima chilena.
      Ya he podido ver que es con mantequilla como más gusta tomar estos panes. Pero no queda mal con cualquier otro manjar.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .