domingo, 27 de enero de 2013

Alcachofas a la plancha con cuscús de tomates secos

Alcachofas a la plancha con cuscús de tomates secos.

Comentario previo:

Otra receta fácil rápida y apropiada para estos tiempos de cuidado con las calorías que uno consume. No creo que tengan ningún secreto las alcachofas a la plancha. Pero si no las has probado no esperes más para consumirlas. Creo que es la forma en que más me gustan, si son tiernas y frescas. Estamos en plena época de alcachofas, así que es ahora cuando hay que aprovechar.

Tampoco el cuscús tiene dificultades, pero sí algún truquillo que si ponemos en práctica mejorará el resultado final. En este caso he salteado la sémola precocida con una cucharada de aceite (del mismo en el que venían hidratado el tomate seco) y le he puesto un toque de tomillo y unas hojas frescas de albahaca (para dar aroma al plato.

Los tomates secos hidratados en aceite los he comprado en conserva, pero se pueden hacer en casa poniendo en un bote los tomates secos, cubriéndolos de AOVE (aceite de oliva virgen extra) y dejándolos un par de días para que se hidraten bien.

Ingredientes (para 2 raciones):

Para el cuscús:
  • 180 g. de cuscús precocido (1 taza).
  • 12 trozos de tomate seco hidratado en AOVE (unos 75 g.)
  • 1 c/s (cuchara sopera) del AOVE donde se han hidratado los tomates secos.
  • 1/2 c/c (cucharita de café) de tomillo seco en polvo.
  • 1/2 c/c de sal marina.
  • 240 ml. de agua filtrada (1 taza).
Para las alcachofas:
  • 6 alcachofas frescas y tiernas (unos 500 g.)
  • El zumo de 2 limones.
  • Unas gotas de AOVE para la plancha.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.

Pasos:

  1. Preparar el cuscús salteando la sémola en el aceite de hidratar lo tomates. Añadir los tomates secos cortados en tiras y aliñar con sal y el tomillo.
  2. Añadir el agua caliente, remover y dejar reposar 5 minutos fuera del fuego. Volver a remover tras el reposo, para que los granos de sémola se suelten una vez que han absorvido toda el agua.
  3. Limpiar las alcachofas, dejando sólo los corazones. Cortarlos en lonchas y poner en agua con el zumo de limón para que no ennegrezcan (esto se puede obviar si no gusta que sepan las alcachofas a limón).
  4. Poner una gotas de AOVE en la plancha o sartén. Salpimentar e ir pasando las lonchas de alcachofa por ambos lados, hasta que queden tostados a nuestro gusto.
  5. Disponer en el centro de los platos el cuscús y alrededor las alcachofas.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


viernes, 25 de enero de 2013

Ensalada cremosa

Ensalada cremosa.

Comentario previo:

La verdad es que no sabía como llamar a este plato. Se trata de una ensalada, con la peculiaridad de estar aliñada con una crema de mayonesa y mostaza. Así que, tras darle unas cuantas vueltas, de sugerir y recibir distintas propuestas de Alicia, terminó el plato haciendo referencia a esas dos características: ensalada y crema = ensalada cremosa.

En esta ensalada las verduras van picadas o cortadas en dados pequeños, con el añadido de los guisantes y habas frescos (tan típicos de esta época por estar tierras murcianas) y el toquecillo salado que aportan las aceitunas y las alcaparras.

Como ha quedado dicho, el aliño es a base de una mayonesa (puede ser lactonesa, sojanesa o tofunesa) con un poco de mostaza de Dijón.

Platos sencillos y para que luego no digan que las ensaladas son aburridas.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1 guindilla verde fresca.
  • 1 cebolla tierna.
  • 1 zanahoria.
  • 6 rabanitos.
  • 50 g. de guisantes frescos (ya pelados).
  • 50 g. de habas tiernas (ya peladas).
  • 1 c/s (cuchara sopera) de alcaparras (tápenas las llamamos en Murcia).
  • 12 aceitunas sevillanas sin hueso (usé unas rellenas de limón que le van muy bien).
  • 3 c/s de mayonesa.
  • 1 c/c (cucharita de café) de mostaza de Dijón.
  • Sal marina.
  • 7 u 8 hojas de lechuga (usé hoja de roble morada).

Pasos:

  1. Limpiar y cortar en dados pequeños (de menos de 1/2 cm.) los pimientos, la cebolla, la zanahoria y los rabanitos. Limpiar y cortar en rodajitas finas la guindilla (si se quiere menos picante, quitarle las semillas). Poner todo ello en cuenco junto con las alcaparras, las aceitunas cortadas en rodajas, los guisantes y las habas. Salar ligeramente.
  2. Añadir la mayonesa y la mostaza a todo lo anterior y remover hasta que quede rodo bien impregnado de la crema. Corregir de sal, si procede.
  3. Limpiar y cortar en tiras las hojas de lechuga. Colocarlas sobre los platos y verter encima el contenido de nuestro cuenco.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


viernes, 18 de enero de 2013

Cuscús con espinacas y orejones

Cuscus con espinacas y orejones.

Comentario previo:

Un plato bien sencillo y rapidísimo de hacer. No por ello deja de ser gustoso y resultón. Puede servir de entrante o de guarnición para cualquier otro plato. Simplemente con unas lascas de queso manchego curado está genial.

La receta la vi en el blog La Gulateca pero, como siempre, he introducido mis propias adaptaciones. En el cuscús, para darle más aroma y sabor, le he puesto ajo y romero, y lo tuesto sin una gota de aceite, que sí lo pongo en el agua. Las ciruelas las he cambiado por orejones (también podrían haber sido pasas). La cosa es darle un toque dulce al preparado.

Por lo demás, la receta se explica sola y su bondad se percibe enseguida: fácil, rápida y gustosa.

Ingredientes (para 2 raciones):

Para el cuscús:
  • 180 g. de cuscús precocido (1 taza).
  • 1 diente de ajo.
  • 1 ramita de romero fresco.
  • 240 ml. de agua filtrada (1 taza).
  • Sal marina.
  • 1 c/c (cucharita de café) de AOVE (aceite de oliva virgen extra). 
Para las espinacas:
  • 250 g. de espinacas frescas (o congeladas).
  • 75 g. de orejones (albaricoques secos).
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE.

Pasos:

  1. En una sartén antiadherente, calentar a fuego flojo el cuscús junto con el ajo picado y la hojas de la ramita de romero. Remover durante 2 ó 3 minutos, hasta que comience a tomar color el cuscús y se desprendan los aromas del ajo y el romero.
  2. Calentar el agua, con el AOVE y un poquito de sal, durante 1 minuto en el microondas (o en un cazo, sin que rompa a hervir).
  3. Verter el cuscús tostado en el agua, remover y dejar reposar para que se absorba el agua.
  4. Mientras, lavar las espinacas y escurrir. Si procede, quitarles los tallos más duros. Cortar en cintas de un centímetro y saltear en la sartén caliente con el AOVE (Si se hace con espinacas congeladas: descongelarlas, cortarlas en tiras y saltearlas hasta que pierdan el exceso de agua). Salpimentar.
  5. Cortar los orejones de daditos y añadirlos a la sartén y saltearlos junto con las espinacas.
  6. Fuera del fuego, añadir el cuscús a las espinacas y remover todo hasta que quede bien mezclado. Servir caliente.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


viernes, 11 de enero de 2013

Hervido murciano

Hervido murciano.

Comentario previo:

Desde pequeño (ya sé que esto es raro) el hervido murciano ha sido uno de mis platos favoritos. En la actualidad suelo tomar el hervido de verduras según una receta donde no hay tanto caldo y la cocción es más corta. Pero quería traer la receta original, la que se ha venido haciendo y aún muchos de nuestros mayores siguen haciendo por estas tierras.

Este plato queda a medio camino de lo que podría ser una sopa ya que la cantidad de caldo es significativa y desempeña un papel importante. Quizá por ello la cocción se prolonga para que las verduras le transmitan su sabor. Pero hay que pensar que es un plato de tiempos donde la economía andaba un poco corta (¡Anda, como ahora!). Por ello no podemos esperar un plato suculento. Por supuesto, esta receta básica se puede enriquecer añadiendo otras verduras (zanahorias, calabacines o cualquier otra que tengamos a mano). Se puede acompañar con un huevo cocido por cabeza y se convierte en una cena calentia y alimenticia para estos días.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 500 g. de judías verdes planas.
  • 400 g. de patata.
  • 200 g. de cebolla.
  • 200 g. de tomates maduros.
  • 1 l. de agua filtrada.
  • 2 hoja de laurel.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • El zumo de 1 limón.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Lavar, quitar las hebras laterales y cortar las judías planas. Pelar y cortar en dados grandes (de 3 ó 4 cm.). Pelar y trocear en cascos la cebolla. Lavar, quitar la parte dura del tomate y cortarlo en cuartos.
  2. Poner todas las verduras en una olla (u olla a presión) cubrir con el agua. Añadir el laurel, la pimienta, la sal, el limón y el AOVE.
  3. Cocer durante 30 a 40 minutos en olla (o 10 minutos en olla a presión). La patata debe estar en el punto de comenzar a desmenuzarse.
  4. Servir con un chorrito de AOVE por encima.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


jueves, 10 de enero de 2013

Alubias con vinagreta de tomate

Alubias con vinagreta de tomate.

Comentario previo:

Esta ensalada se puede tomar fría o tibia. Es muy sencilla y ligera, ideal para tiempos de mala conciencia con los excesos navideños. Tiene poco comentario un plato que se puede hacer (siempre que tengas cocidas las alubias) en unos pocos minutos y que te lo comes en mucho menos, con lo bueno que está.

Lo importante es la vinagreta, con esa abundante presencia de tomate y su toque de ajo. Si se quiere completar para obtener un plato más alimenticio (que ya casi podría servir de plato único) le podemos añadir un huevo cocido picado o en rodajas.

Ingredientes (2 raciones):

  • 400 g. de alubias cocidas (pueden ser de bote).
  • 1/2 lechuga (usé hoja de roble verde).
  • 1 tomate grande maduro pero firme.
  • 3 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 c/s de vinagre de Jerez.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • 1 c/c (cucharita de café) de perejil en polvo.
  • 1 diente de ajo.

Pasos:

  1. Cocer las alubias o abrir el bote, escurrir y enjuagarlas.
  2. Lavar y trocear la lechuga. Colocar en el fondo del plato y verter sobre ella las alubias (frías o tibias).
  3. Preparar la vinagreta emulsionando el AOVE y el vinagre (yo uso el batidor de leche de Ikea, que por 2,50€ es una gran compra), que habremos salpimentado al gusto. Añadir el ajo picado y el perejil en polvo. Cortar en daditos el tomate (se puede pelar) y agregarlo a la emulsión. Remover bien, para que quede todo integrado.
  4. Verter la vinagreta sobre las alubias e ir mezclando todo según se va comiendo.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


miércoles, 9 de enero de 2013

Quedada gastronómica bloggers murcianos


TeRe, de Las Maria Cocinillas, ha convocado una quedada gastronómica de bloggers murcianos. La pretensión de quedar algún día venía de lejos y las veces que me he encontrado con algún "bloguerico o bloguerica" (apropiada denominación para el bloguer murcianico o murcianica) siempre hacíamos votos por hacer una quedada, que nunca llegaba.

La gente más joven y más resolutiva ha tomado la iniciativa y TeRe nos convoca para una comida el sábado 23 de febrero (ya famosa fecha por el intento de golpe de estado y por ser día de cumpleaños de mi estimadísimo Miguel Juan). No está determinado el lugar concreto, pero avanza que será lugar cómodo para aparcar, para que no haya problemas de acceso, aunque se venga de fuera de Murcia.

Para apuntarse al evento sólo hay que enviar un mail con tu nombre + nombre de tu blog a: quedadamurcia23f@gmail.com, hasta el 1 de Febrero. A partir de ese día, las personas organizadoras se pondrán en contacto con los asistentes para decidles hora, sitio y precio.

TeRe nos ruega seriedad con las confirmaciones, ya que hay mucho tiempo para pensarlo y planificarlo.

Que queréis que os diga. Me hace mucha ilusión eso de verme cara a cara con mis paisanos y, después de haber estado en reuniones blogueras de otros ámbitos geográficos, ya era hora de encontrarme con los de mi tierra. Desde aquí os animo a participar.

La lista de los que se vayan apuntando irá apareciendo el este post del blog "Las María Cocinillas" de TeRe:
Encuentro gastronómico de los bloggers murcianos

lunes, 7 de enero de 2013

Risotto verde con roquefort

Risotto verde con roquefort.

Comentario previo:

Hace unos días, Nina Maguid nos hizo un Risotto verde con queso azul en su blog "Cocinando con luz verde". Tenía muy claro que esa receta la tenía que hacer yo y, como es tan sencilla , no he tardado  más de una semana en ponerla en práctica.

No disponía de espinacas frescas, así que he recurrido a unas congeladas, que me han simplificado la ejecución. En lugar de cebolla he recurrido al puerro, pensándole en dar un toque más intenso y he usado queso roquefort en lugar de queso azul. La esencia y el resultado creo que quedan similares y os puedo asegurar que muy apetecibles.

Un plato sencillo y ligero, apropiado para el momento del año que toca atravesar.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 200 g. de arroz carnaroli (puede ser un buen arroz bomba).
  • 100 g. de espinacas congeladas (o 200 g. de espinacas frescas).
  • 500 ml. de caldo vegetal (usé mi concentrado). 
  • 1 puerro (de unos 150 g.)
  • 30 ml. de vino blanco (utilicé verdejo de Rueda).
  • 50 g. de margarina (o mantequilla).
  • 50 g. de queso roquefort.
  • Sal marina.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Pasos:

  1. Descongelar las espinacas. Si son frescas, calentar un poco de AOVE y, a fuego flojo, saltearlas hasta que queden completamente lacias. Poner las espinacas en el vaso de la batidora de mano y triturarlas. Reservar.
  2. Picar el puerro y saltearlo en una sartén con una cucharada de AOVE hasta que comienza a transparentar.
  3. Añadir el arroz y saltearlo durante un par de minutos, hasta que comienza a mostrar un aspecto cristalino. Salar.
  4. Agregar el vino blanco y dejar coder un minuto más, para evapore el alcohol.
  5. Ir añadiendo cucharones el caldo de verduras caliente sin parar de remover. Conforme vaya absorbiendo el caldo el arroz, agregar más.
  6. Cuando llevamos unos 10 minutos de cocción, añadir las espinacas trituradas, corregir de sal (si procede) y seguir removiendo hasta lograr la textura de arroz deseada (tiempo total de cocción del arroz unos 15 a 18 minutos).
  7. Apartar el arroz del fuego y añadir la margarina, removiendo para que se derrita bien en el arroz.  (Este paso puede quedar como opcional si se quiere bajar el contenido calórico del plato).
  8. Servir los platos y sobre el arroz colocar el queso roquefort, que se habrá cortado en dados y semifundido en el microondas durante unos 10 segundos.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


sábado, 5 de enero de 2013

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes.

Comentario previo:

Hoy es el día clave para hacer el Roscón de Reyes. En la Web hay muchísimas recetas sobre cómo hacerlo y seguro que hoy se editarán muchas más. Por primera vez me he lanzado a hacer mi propio roscón y la experiencia ha sido exitosa.

El roscón es un pan dulce. O sea, que utiliza harina de fuerza y levadura de panadero. No es un bizcocho, que llevaría harina de repostería e impulsor químico. Por lo tanto tiene un proceso largo (que precisa reposos para fermentar la masa), pero nada complicado. Lo único que hay que tener es la previsión de hacer con tiempo (no es algo que puedas hacer en una hora ni dos).

En la elaboración de mi roscón he tenido que usar leche de cabra y margarina, por las intolerancias familiares. El sabor final no se ha visto afectado por este pequeño cambio.

Si en lugar de hacer el prefermento el día anterior quieres tienes prisa para hacerlo en el mismo momento, puedes utilizar al técnica de la "esponja": una vez hecha la bola de masa del prefermento la cubres con agua templada y en unos 10 ó 15 minutos verás que flota. Ya se puede usar el prefermento para hacer la masa. Pero hay que reducir un poco la cantidad de leche en la masa, porque aportaremos más humedad con el prefermento remojado.

La técnica de infusionar la leche con canela y pieles de naranja y limón aporta más aroma a cítricos a la masa, aparte del que ya le aporta las ralladuras de esas mismas pieles que agregamos a la masa.

El ron se puede sustituir por otro licor de nuestro gusto (por ejemplo, anís), pero que sea aromático y de calidad.

En cuanto al agua de azahar, es importante recordar que no podemos usar la que venden en farmacias y que se usa para friegas, ya que lleva alcohol no apto para consumo (no te vas a morir si lo toma, porque la cantidad es muy pequeña, pero puede sentar mal al estómago). No es fácil encontrar agua de azahar, pero sí podrás encontrar en muchos supermercados el "aroma de azahar" de la marca Vahiné (cuesta menos de 3 euros y tendrás para bastantes roscones).

En cuanto a la decoración, se pueden poner muchas cosas. Lo más habitual es poner naranja, calabaza, guindas y otras frutas confitadas. El problema es que la mayoría de la gente las quita y terminan en la basura. He recurrido al azúcar humedecido (no le he puesto demasiada) y a las almendras laminadas, con unas pocas guindas para dar color.

El resultado ha sido exitoso y cayó en una sentada (y prácticamente entre 3 personas). La única pega es que me quedó un poco tostado por abajo, ya que lo hice en el horno pequeño, que lo hemos comprado recientemente y todavía no le tengo cogido el aire.

Ingredientes (para un roscón de unos 400 g. u 8 raciones):

Prefermento:
  • 45 g. de harina de fuerza.
  • 25 g. leche (usé semidesnatada de cabra).
  • 2 g. de levadura seca de panadero.
Masa:
  • 70 g. del prefermento anterior.
  • 60 g. de leche (usé semidesnatada de cabra) infusionada con canela, piel de naranja y piel de limón.
  • 170 g. de harina de fuerza.
  • 35 g. de azúcar.
  • 5 g. de levadura seca de panadero.
  • 1 huevo (tamaño L).
  • 30 g. de margarina (o mantequilla).
  • 2 c/c (cucharita de café) de ron negro.
  • 2 c/c de aroma de azahar (o agua de azahar).
  • 1/4 c/c de sal marina.
  • La ralladura de la piel de media naranja.
  • La ralladura de la piel de medio limón.
Decoración:
  • 1 huevo batido (sobrará).
  • 4 guindas.
  • Almendra laminada.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de azúcar humedecida con unas gotas de agua.

Proceso en imágenes:

Poner los ingredientes del prefermento en un cuenco.

Amasar los ingredientes del prefermento hasta formar una
masa homogénea. Dejar reposar durante media hora y
guardar en el frigorífico todo la noche o un mínimo de 6 horas.

Sacar el prefermento del frigorífico y dejar que se atempere
fuera durante una media hora. La masa ha crecido y está
esponjosa.

Poner la leche a calentar con la canela y las pieles de naranja
y limón (poner un poco más de leche de la necesaria ya que
al romper el hervor pierde un poco). Cuando rompa a hervir,
apagar el fuego y dejar que se vaya infusionando durante
una media hora.

Poner todos los ingredientes de la masa (incluido el
prefermento y la leche colada) en un cuenco o en una
procesadora o amasadora. Amasar durante unos 10 minutos
hasta que se forme una masa elástica y poco pegajosa (en
la Thermomix mezclar 10 segundos a velocidad 6 y luego
amasar 7 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga).

Formar una bola con la masa y dejar reposar 2 ó 3 horas
(las masas con grasa y azúcar precisan más tiempo de
fermentación).

Tras el periodo de fermentación la masa habrá doblado,
ampliamente, su volumen.
Meter le dedo en el centro de la bola de masa e ir, poco a
poco, formando un anillo con masa. El agujero central tiene
que ser amplio para que no se cierre tras la siguiente
fermentación y en el horneado.

Colocar el anillo de masa en una bandeja de horno cubierta
con papel vegetal y pincelar con huevo batido. Dejar reposar
y fermentar durante 1 hora y media o 2 horas.

La masa volverá a doblar su volumen tras la segunda
fermentación. Volver a pincelar la superficie de la masa con
huevo batido.

Colocar los ingredientes de la decoración, al gusto, sobre la
superficie de la masa.

Lleva al horno, calentado a 200º. Durante 10 minutos hornear
a 180º con calor abajo. Los siguiente 10 minutos seguir a
180º, pero con calor arriba y abajo. 

Sacar cuando esté tostado al gusto y dejar enfriar sobre una
rejilla.

Esta es la vista de como queda la masa por dentro.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


viernes, 4 de enero de 2013

Coliflor tostada con pasas

Coliflor tostada con pasas.

Comentario previo:

Debo confesar que este pequeño descanso que me he tomado durante las fiestas navideñas se ha debido a la presión que empezaba a notar por mantener los contenidos de este blog. Cuando lo puse en marcha no tenía otra pretensión que ir construyendo un archivo de mis actividades culinarias y que, de paso, sirviera como referencia inmediata cuando me solicitaban una receta ("está en mi blog" es una respuesta muy cómoda). Pero poco a poco uno se va viendo enredado hasta tal punto que me obsesionaba con encontrar una nueva receta para subir al blog y, en algunos momentos, uno no tiene ganas o tiempo de cocinar. Unos días de relax con el blog (aunque he seguido cocinando a diario) me han venido de maravilla.

En cuanto a esta receta, es la misma coliflor tostada con pasas de El Comidista, que me anoté para hacerla más pronto que tarde. Ya sé que la coliflor tiene muchos detractores, sobre todo por ese olor que desprende al cocerse, pero confieso que a mí me encanta. La mezcla del dulzor de las pasas, el picante de la guindilla, el ácido del vinagre con su punto de ajo y el peculiar sabor de la coliflor tenía que atraerme por fuerza.

El resultado ha sido positivo. Se trata de una receta sin muchas complicaciones, aunque tiene un proceso de elaboración complejo. Lo más latoso quizá se el tiempo que ha que dedicar a la fritura-cocción de las pasas, pero que tampoco nos complica la existencia. A diferencia de Mikel L. Iturriaga que daba una corta cocción a la coliflor, yo he preferido someterla durante unos 5 minutos al vapor, que la deja menos acuosa. Por lo demás, he sido completamente respetuoso con la receta original (aunque con menos vinagre) y aseguro que es una preparación que frecuentaré en más ocasiones.

Puede servirse como plato entrante o como guarnición para otros platos. Yo lo preparé como entrante para dos.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 500 g. de coliflor (sólo los floretes).
  • 50 g. de pasas sin pepitas.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 ramita de romero fresco.
  • 50 ml. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 guindilla roja seca pequeña.
  • 25 ml. de vinagre de Jerez.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • 1 c/c (cucharita de café) de perejil fresco picado 

Pasos:

  1. En un cazo poner las pasas, el romero y el diente de ajo entero junto con 2 cucharadas de agua y el AOVE. Poner el fuego al mínimo (1 sobre 10, sin que hierba), tapar y dejar que se infusionen los ingredientes durante media hora o más. Retirar y dejar enfriar.
  2. Mientras, cocer al vapor durante 5 minutos los floretes de coliflor. Retirar y dejar que escurran el líquido sobre papel de cocina.
  3. Pelar el ajo, machacarlo en un cuenco y dejarlo macerar unos minutos con el vinagre.
  4. En una wok (o sartén) poner un par de cucharadas del aceite en el que tenemos las pasas. Calentar a fuego flojo (5 sobre 10) y saltear durante unos 10 minutos la coliflor, que habremos salpimentado. Vamos dando vuelta a los floretes de coliflor para que se vayan tostando por todos lados, procurando que no se rompan.
  5. Escurrir las pasas del resto del aceite (se podrá conservar para otras preparaciones) y verter sobre la coliflor, junto con la guindilla picada (yo le retiré gran parte de las semillas). Saltear durante otros 3 ó 4 minutos.
  6. Añadir el ajo y el vinagre (en este momento se puede añadir más vinagre, si se quiere). Remover para que se impregne toda la coliflor. Servir con el perejil picado por encima.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.
Códigos QR / Qr Codes

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .