jueves, 23 de enero de 2014

Salsa picante de zanahoria

Comentario previo:

Hacía tiempo que no traía una salsa al blog y ya iba siendo hora de cumplir como mi compromiso de ir subiendo alguna. Se trata de una salsa sencilla con la base de una buenas zanahorias ecológicas y con la alegría del picante que aporta la guindilla roja fresca. Yo tengo unas macetas que nos regaló Lorenzo (un compañero de Alicia, mi mujer) con guindillas de un tamaño más bien pequeño (de unos 4 a 5 cm. de largo), pero de un picante fuerte si se le dejan las semillas. Se puede usar también cayena, ya que al cocerse junto a las zanahorias les transmitirá bien el picante. Yo usé dos de mis guindillas sin semillas, pero si se utilizan de las que se venden en mercados y supermercados (que son más grandes) bastará 1 o quizá media (según el gusto). Luego se pueden o no retirar más o menos semillas para que quede la salsa más o menos fuerte de picante, según nuestro gusto.

Se complementa el sabor con chalotas (escalonias), que podrían ser sustituidas por cebolla o puerro. Para dar espesor he utilizado tofu tierno, pero podría cambiarse por nata (aunque esto daría más calorías a la salsa).

Su elaboración es sencilla y relativamente rápida. Se puede consumir caliente, templada o fría, según sea el plato al que acompañe. Yo lo he usado para acompañar tartas saladas de verduras y pasta.

Ingredientes:

  • 200 g. de zanahoria ecológica de Freshvana.
  • 2 chalotas (escalonias).
  • 1 guindilla roja fresca.
  • 50 g. de tofu tierno.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal marina.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 250 ml. de agua.

Pasos:

  1. Pelar y picar las chalotas. Saltear en una sartén caliente con el AOVE.
  2. Pelar y cortar en rodajas finas la zanahoria (cuanto más finas sean las rodajas antes se cocerán). Añadir a la sartén cuando la chalotas comiencen a tomar color.
  3. Limpiar y picar fino la guindilla (retirar más o menos semillas según queramos de picante la salsa). Añadir a la sartén y seguir salteando un par de minutos.
  4. Cuando las zanahorias comienzan a tomar color, salpimentar y añadir el agua. Dejar que se cuezan unos 5 a 10 minutos (según hayan sido de finas las rodajas de zanahoria) hasta que la zanahoria esté tierna.
  5. Secar el tofu y ponerlo en vaso de la batidora. Añadir el contenido de la sartén y triturar hasta obtener un puré homogéneo y cremoso. Listo para servir con platos calientes.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


4 comentarios :

  1. Me la llevo, es genial para las tartas que no quede soso el corte en el plato, ñam ñam Besotes

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Carlos, es una salsa genial para las tartas saladas como bien dices! Así que me la llevo! Besos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  3. Umm!! qué fácil y rica! Con lo que a mí me gusta echarle zanahorias a todo guiso, puré etc.

    Es la primera vez que te escribo, aunque llevo mucho siguiéndote.

    Yasmina, de http://verdetq.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¡Esto tiene que ser la bomba!
    ¡A los marcadores de recetas pendientes!
    Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .