martes, 25 de febrero de 2014

Pizza vegetal con queso crema vegano

Pizza vegetal con queso crema vegano.

Comentario previo:

Más que una receta esto es una sugerencia de preparación. Las pizzas son algo así como un bocata, admiten casi cualquier cosa sobre la masa. Esta la hice hace unos días y subí la foto a Instagram. El resultado es que al final te piden que les expliques cómo la hiciste y, en este caso, la preparación con el queso crema vegano con el que estoy trabajando mucho en estos días.

Pues vale. Aquí tenéis como hacer una masa sencilla, sabrosa y con un relleno de potente sabor plagado de matices.

Ingredientes:

Para la masa:
  • 300 g. de harina de fuerza.
  • 150 g. de agua filtrada.
  • 20 g. de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 6 g. de sal marina.
  • 3 g. de levadura seca.
Para el relleno (las cantidades, según el gusto de cada cual):
  • Queso crema vegano.
  • Orégano.
  • Berenjena ecológica de Freshvana.
  • Calabacín ecológico de Freshvana.
  • Alcachofas pequeñas en conserva.
  • Pimientos de piquillo en conserva.
  • Tomate seco.
  • Aceitunas negras sin hueso.
  • Alcaparras (en Murcia les llamamos tápenas).

Pasos:

  1. En un cuenco poner todos los ingredientes de la masa y mezclar hasta homogeneizar. Llevar la masa a la mesa de trabajo y amasar durante unos 10 minutos, hasta que quede bien lisa y elástica. Bolear y dejar reposar durante al menos 1 hora.
  2. Poner en remojo (en agua templada) los tomates secos. Por lo menos durante 15 minutos.
  3. Tomar la cantidad necesaria para hacer la base de la pizza y estirar más o menos grueso, según el gusto. Colocar la masa estirada sobre la bandeja de horno, protegida con papel vegetal.
  4. Untar abundante queso crema sobre la masa y espolvorearlo con orégano. Cortar berenjena y calabacín en rodajas finas (unos 5 mm.) y distribuirlas sobre lo anterior. Intercalar unos trozos de alcachofa y pimiento del piquillo. Escurrir el tomate seco hidratado y cortarlo en tiras que se repartirán sobre todo lo anterior. Terminar colocando aceitunas negras y diseminando un puñado de alcaparras por toda la pizza.
  5. Llevar al horno caliente (200º, calor arriba y abajo). Hornear durante unos 12 a 15 minutos, cuando se vea que la masa está dorada y los ingredientes tostados (sobre todo la berenjena y el calabacín). Yo me la comí calentita acompañada de una de mis cervezas artesanales caseras.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


6 comentarios :

  1. Carlos, la de tiempo que no me pasaba por aquí. Qué buena pinta tiene esta fantástica pizza vegetal que has preparado.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      Un gusto verte de nuevo por aquí y me alegra que te guste esta sencilla pero suculenta preparación.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.

      Eliminar
  2. Hola Carlos la levadura seca es la como la fresca pero en seco no, no es la royal verdad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mónica.
      Efectivamente, es la levadura liofilizada. O sea, la misma que la fresca, pero secada para que se pueda conservar durante más tiempo. Si tienes levadura fresca, basta con multiplicar por 3 y esa es la cantidad que necesitas utilizar. O sea, en este caso serían 9 g. de levadura fresca de panadería.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.

      Eliminar
  3. que buena tiene que estar!! En mi blog tengo un rinconcito vegano y me da que haré alguna recetilla que he visto por aqui, buen trabajo! :) Me quedo de seguidora!

    ResponderEliminar
  4. Mmmmmm que pinta tan rica! Para la cena no venía mal, te lo aseguro!
    Te invito a que te pases por mi blog! Besos, Andrea de "Andreíta come de todo".

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .