martes, 25 de marzo de 2014

Bastones de colinabo al horno

Bastones de colinabo al horno.

Comentario previo:

Pues no. No son patatas fritas, aunque lo parezca. Se trata de colinabo ecológico "una planta hortícola y forrajera de la familia de las crucíferas. Tiene la apariencia de un nabo de hojas hacia fuera, con un bulbo redondo y carnoso, que es la parte comestible y que tiene un tallo alargado que crece muy cerca de la superficie del suelo. De ella también salen los vástagos, que crecen alrededor y le dan su extraño aspecto. Algunas veces el colinabo se clasifica equivocadamente como una raíz. En las fruterías se pueden encontrar dos variedades básicas de este pariente de las coles: el colinabo morado y el blanco." (fuente: Muy Interesante). También se la conoce por otros nombres: nabicol, colirrábano, rutabaga...

Ya he hablado en otros momentos de esta verdura y ahora la traigo en una forma de preparación que encontré en Ecohortum. Una forma sencilla de preparar un acompañamiento sano para platos que precisan de guarnición, como unos huevos a la plancha. No hay mucha complicación en su preparación, pero es importante no esperar de ellos lo que no nos pueden ofrecer: no son patatas fritas. Quedan con una textura más blanda y su sabor es muy diferente (con un suave punto amargo al final). Como el colinabo es poco sabroso, hay que poner sabor con el ajo en polvo y el pimentón. Estos bastones se podrían freír, pero absorben mucho aceite y, para mi gusto, no quedan tan buenos como tostados en el horno.

Fácil de hacer, diferente y más sano que las patatas fritas de siempre. Es una verdura de invierno y no es tan fácil de encontrar en los comercios de muchas zonas. Pero si la encuentras, ¡pruébala!

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2 bulbos de colinabo ecológicos de Freshvana.
  • 2 c/c (cucharita de café) de pimentón dulce de Murcia (si gusta, mezclar con un poco de pimentón picante).
  • 1 c/c de ajo en polvo.
  • Sal marina.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Retirar las hojas y pelar los colinabos (quitando la parte más dura donde sale la raíz). Cortar en bastones, como los que se hacen para las patatas fritas.
  2. Colocar un papel de horno sobre una bandeja y distribuir los bastones, procurando que no queden montados. Espolvorear con el pimentón, el ajo en polvo y la sal. Regar con un poco de AOVE (yo lo hago con un pulverizador, para usar poco aceite y que todo quede untado).
  3. Llevar a horno caliente (200º, calor arriba y abajo) para hornear durante 20 a 30 minutos, hasta que los bastones estén dorados al gusto.
  4. Sacar sobre papel absorbente, para que pierdan exceso de humedad, y servir caliente.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


1 comentario :

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .