martes, 4 de marzo de 2014

Panna cotta de granada

Panna cotta de granada.

Comentario previo:

A los que mantenemos blogs culinarios, los fabricantes de productos alimentarios a veces nos remiten muestras de sus productos para que los probemos y les digamos qué nos parecen. Hace unos días recibí el ofrecimiento de la empresa Bonnysa para probar su nuevo producto: Bongranade. Se trata de jugo 100% natural de granada presentado en botellitas de 100 ml. Sus propiedades son las mismas que nos proporciona la granada:
  • Refuerza del sistema inmunológico.
  • Ayuda a reducir la presión arterial. 
  • Combate los cólicos intestinales debido a las propiedades astringentes y antiinflamatorias de los taninos que contiene. 
  • Disminuye el riesgo cardiovascular. 
  • Reduce el colesterol. 
  • Y es anticancerígeno:
Pero, ante todo, posee hasta tres veces más antioxidantes que el té verde, el vino tinto o el zumo de naranja debido a sus distintos componentes activos como: ácidos fenólicos, flavonoides, taninos hidrolizables y punicalaginas. (Ver más información sobre propiedades de Bongranade).

Está pensado para ser bebido diariamente en sus botellitas, algo que ya hemos visto en otros productos lácteos enriquecidos. Pero cuando yo lo probé, mi retorcida mente cocinera se puso en funcionamiento y me sugirió la posibilidad de utilizarlo para dar sabor y color a alguna preparación culinaria. En un abrir y cerrar de ojos ya había decidido que una panna cotta con sabor granada y un color violáceo que la haría diferente.

El resultado es más que aceptable. Se puede obviar el ponerle caramelo líquido, que resta valor al color y aturde el sabor. Pero seguro que con lo fácil que es de hacer más de uno terminaréis elaborándolo en casa.


Ingredientes (para 2 ó 3 raciones):

  • 200 ml. de nata vegetal (o nata de leche).
  • 100 ml. de Bongranade (jugo de granada).
  • 15 g. de azúcar.
  • 3 g. de agar-agar en polvo.
  • 2 o 3 c/s (cuchara sopera) de caramelo líquido.

Pasos:

  1. Preparar 2 moldes de flan de 150 ml. ó 3 de 100 ml. poniendo en el fondo una cucharada de caramelo líquido
  2. Poner a cocer unos 3 minutos, la nata junto con el azúcar y el agar-agar, sin parar de remover para que quede todo bien disuelto.
  3. Apartar del fuego y agregar el jugo de granada Bongranade y disolverlo removiendo hasta que quede uniforme y con color violáceo.
  4. Poner el preparado en los moldes de flan y dejar que repose y se enfríe. Cuando los moldes ya dejen de notarse calientes al tacto, pasarlo al refrigerador para que acbe el proceso de enfriado.
  5. Se puede servir sólo o acompañado de algún coulis o mermelada.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


3 comentarios :

  1. Que buenísima pinta y que buen color, justo a tiempo para la merienda! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los derivados de la granada, de hecho utilizo bastante un producto de la cocina siria elaborado con granada amarga llamado debs rumman.
    A ver si encuentro este Bongranade, porque, además de los mil y un saludables beneficios que posee, seguro que está delicioso, ya que el sabor de la granada es una maravilla.
    Una pinta estupenda este postre, Carlos. Y además completamente vegano, con lo cual no hay excusa para no poner en práctica esta receta.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Que panna cotta mas original, el color lo dice todo. B7ss

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .