martes, 15 de abril de 2014

Alcachofas gratinadas con provolone

Alcachofas gratinadas con queso provolone.

Comentario previo:

Esta receta está inspirada en una que le vi hacer a Arguiñano hace bastante tiempo y que ahora he encontrado en internet: Alcachofas gratinadas con queso. Me encantó por lo sencilla que me parecía y ahora me tiene atrapado por lo rica que está.

Sé que las alcachofas son un verdura difícil, porque no es fácil de limpiar, se pone fea en cuando a la parte blanca le da el aire y tiene hojas duras que a veces "entretienen" (por no decir estorban) demasiado a la hora de comer. Pero en recetas como esta es un auténtico placer comerlas.

Yo me he decidido por usar un queso fundente con un sabor muy claro: el provolone ahumado. Podría servir cualquier otro de nuestro gusto, siempre que funda bien a la hora de gratinar. A mí me gusta que quede el queso tostadito, pero cada cual le puede dar el punto que más le apetezca.

Para acompañar las alcachofas gratinadas, he preparado una crema de zanahorias y puerros, con el aditamento del colinabo (podría haber sido patata) para darle espesor. El caldo puede ser uno vegetal o simplemente agua. Yo tenía infusión de romero, tomillo y azafrán, de la que preparo para el arroz, y lo he usado con un buen resultado (os recomiendo que lo probéis).

El resultado ha sido muy grato y seguro que lo repetiré, ya que no es excesivamente trabajoso (excepción hecha de la limpieza, inevitable, de las alcachofas).

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 600 g. de alcachofas ecológicas de Freshvana (4 alcachofas).
  • 75 g. de queso provolone ahumado.
  • El zumo de un limón.
  • 1 atadillo de perejil.
  • Sal marina.
Para la crema:
  • 2 zanahorias ecológicas de Freshvana.
  • 1 puerro ecológico de Freshvana.
  • 1/2 colinabo ecológico de Freshvana.
  • 1/2 litro de infusión de romero, tomillo y azafrán.
  • Sal marina.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Pasos:

  1. Limpiar las alcachofas dejando sólo los corazones. Cocer, durante unos 15 minutos, en agua salada, con el zumo de limón y el atadillo perejil (para que no se ennegrezcan mucho). Una vez cocidos, sacar los corazones de alcachofa y colocarlos boca abajo sobre papel absorbente para que escurran.
  2. Pelar y trocear la zanahoria, el puerro y el colinabo. En la cazuela con AOVE caliente, saltear el puerro hasta que comienza a tomar color. Añadir la zanahoria y el colinabo troceados, seguir salteando brevemente y agregar la infusión (o caldo o agua). Llevar a hervor y dejar que cueza, a fuego suave, durante 20 minutos. Triturar y pasar por el colador chino, para dejar una crema suave.
  3. Una vez escurridas las alcachofas, verificamos que se puedan sostener boca arriba (si hace falta cortar un poco de la base). Abrir, con una cucharilla, el centro de cada alcachofa. Cortar el queso  4 tacos de unos 2 por 4 cm. Poner cada taco dentro del agujero de cada alcachofa. Llevar al horno caliente con el grill a potencia fuerte. Gratinar hasta que veamos que el queso se comienza a tostar.
  4. Servir poniendo la crema en el fondo de la fuente y sobre ella las alcachofas gratinadas.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .