viernes, 31 de enero de 2014

Fougasse con tomate seco

Fougasse con tomate seco.
Pinéalo 

Comentario previo:

Hace unos días traía al blog la receta base para hacer una fougasse. Ya comentaba que se solía elaborar acompañada de multitud de ingredientes, entre los que citaba el tomate seco. Pues aquí os dejo como hacer una fougasse con tomates secos.

Para hacer esta receta he utilizado las proporciones de ingredientes que usa Richard Bertinet en un vídeo donde imparte una masterclass sobre pan blanco. Es una masa de alta hidratación (73%) y precisa de un trabajo mayor con la masa, pero el resultado final bien lo merece. Resulta un pan muy crujiente y con el saborcillo ahumado que proporcionan los tomates secos.

Los tomates secos se suelen presentar en mitades. Yo lo que hago para conservarlos es meterlos en AOVE (aceite de oliva virgen extra) y después, para usarlos, los hidrato en agua caliente durante unos 15 minutos. Esto hace que no estén tan cargados de aceite, pero tengan su buen sabor.

Es un pan de una sola fermentación y su cocción en el horno es muy rápida, apenas unos 10 a 12 minutos. Como todo buen pan, necesita su trabajo de amasado y su periodo de reposo. Por eso hay que tomárselo con tiempo y paciencia, que el resultado final bien lo merece.

miércoles, 29 de enero de 2014

Garbanzos salteados con salsa Lizano

Garbanzos salteados con salsa Lizano.

Comentario previo:

Esta receta no estaba pensada para subirla al blog. Se ha producido con ella uno de esos efectos de las "redes sociales" de los que se hablan a veces. Resulta que la foto, que se ve más arriba, la publiqué el Instagram y, a partir de ese momento, me entraron varias peticiones de que pusiera en el blog la receta. Realmente lo que armé fue un plato experimental en el que quería probar varias cosas, además del placer de paladear (una vez más) la deliciosa salsa Lizano, de la que hablaré ahora. Realmente el plato es sabroso y merece la pena apostar por él. Elaborado con coliflor ecológica y con los pimientos de piquillo de conservas artesanales El Modesto, además de huevo duro troceado, es de una sencillez absoluta y de rápida elaboración.

La salsa Lizano es una mezcla líquida de especias y vegetales que proviene de Costa Rica y que es imposible (al menos para mí) encontrar en España. Se puede comprar en la Web TicoShopping.com, pero los portes son muy abultados (es transporte desde el otro lado del Atlántico). Puede merecer la pena hacer una compra de un lote de botellas entre varias personas, para rentabilizar el coste. Se conserva muy bien durante varios años, así que no hay problema en comprar una discreta cantidad.

Carlos Dube, de Mercado Calabajío, hizo un intento por elaborar esta salsa en plan casero. Aunque declaró no haber dado plenamente en el clavo, sí que se sintió gratificado por haber conseguido una salsa de buen sabor. No sé que haya realizado un segundo intento, ni que haya alguna otra experiencia similar.

En cualquier caso, si no se dispone de la salsa Lizano se puede emplear salsa inglesa (Worcestershire o Perrins), de la que yo hice una versión vegana.

Por cierto, yo suelo tener garbanzos cocidos y congelados, así como coliflor cocida al vapor, también congelada. Esto hace que me sea más rápido y sencillo elaborar algunos platos, como éste. Por supuesto, se pueden usar garbanzos de bote, que sean de calidad.

martes, 28 de enero de 2014

Alcachofas en gabardina

Alcachofas en gabardina.

Comentario previo:

Cuando hablamos en cocina de que algo se sirve "en gabardina" nos referimos a que está rebozado con una masa y frito. Al menos así me lo han enseñado y parece que es una denominación que se emplea bastante en el sur de España. Bien, pues lo que os traigo hoy al blog son unas alcachofas ecológicas cocidas y luego presentadas "en gabardina".

Es un plato sin excesivas complicaciones y que puede servir de aperitivo, de entrante e, incluso, servirse como guarnición. Lo mejor es emplear unas alcachofas que no sean muy grandes. También se podrían usar alcachofas de bote (que sean de calidad), muy bien escurridas.

Una recomendación: si se quedan frías, es mejor calentarlas en el horno que en el microondas, ya que en este último se queda el rebozado con una textura que, al menos para mí, no es muy agradable.

lunes, 27 de enero de 2014

Sopa de tomate

Sopa de tomate.

Comentario previo:

Las sopas y cremas calientes han sido mis enemigas acérrimas en la mesa y siempre he sido en este aspecto un declarado "mafaldista" y activista "antisopero". Pero, no sé si por la edad o por el puro reto de tomar un alimento cálido y ligero, cada vez soy más propenso a incluir entre mis elaboraciones y a presentar en mi mesa platos que nunca hubiera imaginado divulgar, como esta sopa de tomate.


A parte de estas singularidades de mi conducta alimenticia, la sopa de tomate era algo que me repugnaba particularmente. Supongo que el hecho de haber probado solamente alguna de bote tiene que ver algo. Tengo el recuerdo particular del asco que me dio tener que cenar una de estas sopas, ya no muy caliente, en una estancia campista. Supongo que ello me había llevado a alejarme lo más posible de la sopa de tomate. Pero poco a poco me he ido convenciendo de que podía ser agradable una elaborada en casa y, no sin darle muchas vueltas, me decidí por elaborar ésta que os presento.

Por supuesto, con tomates naturales maduros y sabrosos seguro que está mejor. Pero a falta de estos buenos ejemplares me he decidido por unos de conserva artesanal de El Modesto, que han resultado satisfactorios.

Hay muchas sopas de tomate. Desde las más sencillas con cebolla, tomate y agua, hasta las más complejas con todo tipo de verduras en el sofrito. Hay versiones picantes y versiones casi dulces. Pero yo me he decidido por una de sencilla elaboración y sin demasiadas complicaciones en los ingredientes.

Eso sí, como sigo teniendo latente y duradera aversión hacia la sopa, siempre procuro disfrazar lo más posible con elementos de cierta solidez su líquida presentación. Me he inclinado por complementarla con una rodaja de pan tostado y una cucharada de ricotta, además de espolvorear la superficie con cebollino seco picado.

NOTA: Hay quien gusta de poner un poco de azúcar para reducir la acidez del tomate. A mí me gusta esa acidez y no he usado azúcar, pero queda al gusto de cada cual usarlo.

viernes, 24 de enero de 2014

Tarta de coliflor y ajo

Tarta de coliflor y ajo.

Comentario previo:

Esta tarta salada, hecha con coliflor ecológica, le he tomado de la que hizo Bruno Oteiza para HogarUtil.com. Como no tenía masa brisa he usado hojaldre y queda igualmente muy bien. Es una preparación sencilla y que da un resultado muy bueno. Eso sí, es con coliflor y ésta tiene sus defensores y detractores. Pero con el sabor del ajo frito se soslaya bastante el gusto tan específico de la verdura.

Trozo de tarta de coliflor y ajo.

A mí me gustan este tipo de tartas con una buena cantidad de queso y que esté bien gratinado. Este detalle queda al gusto de cada cual, así que basta con bajar la cantidad de queso y reducir el tiempo de gratinado.

jueves, 23 de enero de 2014

Salsa picante de zanahoria

Comentario previo:

Hacía tiempo que no traía una salsa al blog y ya iba siendo hora de cumplir como mi compromiso de ir subiendo alguna. Se trata de una salsa sencilla con la base de una buenas zanahorias ecológicas y con la alegría del picante que aporta la guindilla roja fresca. Yo tengo unas macetas que nos regaló Lorenzo (un compañero de Alicia, mi mujer) con guindillas de un tamaño más bien pequeño (de unos 4 a 5 cm. de largo), pero de un picante fuerte si se le dejan las semillas. Se puede usar también cayena, ya que al cocerse junto a las zanahorias les transmitirá bien el picante. Yo usé dos de mis guindillas sin semillas, pero si se utilizan de las que se venden en mercados y supermercados (que son más grandes) bastará 1 o quizá media (según el gusto). Luego se pueden o no retirar más o menos semillas para que quede la salsa más o menos fuerte de picante, según nuestro gusto.

Se complementa el sabor con chalotas (escalonias), que podrían ser sustituidas por cebolla o puerro. Para dar espesor he utilizado tofu tierno, pero podría cambiarse por nata (aunque esto daría más calorías a la salsa).

Su elaboración es sencilla y relativamente rápida. Se puede consumir caliente, templada o fría, según sea el plato al que acompañe. Yo lo he usado para acompañar tartas saladas de verduras y pasta.

miércoles, 22 de enero de 2014

Rollitos de acelga y queso

Rollitos de acelga y queso.

Comentario previo:

Si a alguien no le había quedado claro que me gusta la cocina sencilla pero sabrosa con esta receta le va a quedar claro. Algo tan simple como unas acelgas ecológicas y unos pedazos de buen queso (gouda curado) son suficientes para hacer un plato vistoso, barato y gustoso.

Lo único que puede complicar la existencia es disponer de una láminas de pasta filo, que hoy día se puede encontrar en cualquier supermercado. La pasta filo podría ser sustituida por masa de hojaldre, pero merece la pena conseguirla.

Merece la pena utilizar un buen queso sabroso y fundente. Yo me he inclinado por hacer uso de un gouda curado, que me gusta muchísimo. Le he puesto poquito queso, por aquello de las calorías, pero uno fuerte que transmita sabor al relleno. Cuando sale del horno el queso queda mezclado con las acelgas y éstas toman su sabor.

Puede funcionar tanto como entrante o como plato principal de una comida ligera. Lo demás de la receta se explica por sí mismo en el paso a paso, así que vayamos a ello.

martes, 21 de enero de 2014

Alcachofas frías con dos salsas

Alcachofas frías con dos salsas.

Comentario previo:

Esta receta no la iba a subir al blog. Es tan sencilla y casera que da un poco de vergüenza. Pero cada día estoy más convencido de hacer una cocina sencilla y de sabores naturales. Me parecía un buen ejemplo de algo que se puede hacer con relativa facilidad, que te saca de lo rutinario y que aporta unos sabores distintos.

Se trata de un plato que puede funcionar muy bien como un entrante, como una ensalada e, incluso, como un aperitivo. Lo fundamental es contar con un buen producto, como estas alcachofas ecológicas que he usado. También hay que hacerlo con cierta previsión, ya que las alcachofas las tomaremos en frío y habrá que disponer del tiempo suficiente como para que el enfriamiento se produzca.

Plato completo de Alcachofas frías con dos salsas.


Las dos salsas a que hace mención el nombre de la receta son una salsa de tomate (podría ser tomate frito) y una mayonesa. Algo sencillo y fácil. Podemos hacerlas nosotros mismos o utilizar alguna comprada. También se puede hacer esta receta con alcachofas de bote. Los hay de muy buena calidad, pero seguro que os gustará más con las naturales.

Hay una versión picante de esta receta que se hace con salsa de tomate picante (sofriendo una guindilla cortara muy finita con la cebolla), mayonesa con wasabi, guindillas picantes encurtidas muy picaditas mezcladas con el picadillo de variantes y aceitunas rellenas de jalapeños. Esta versión es más atractiva como aperitivo, para los que nos gusta el picante.

lunes, 20 de enero de 2014

Tarta tatín de physalis

Tarta tatín de physalis.

Comentario previo:

La physalis es una fruta, emparentada con la patata y el tomate (solanaceas), poco conocida en España, cara (entre 6 y 9 euros el kilo) y que se ha usado más como decoración en algunos platos que como ingrediente de los mismos. Tienen un sabor ácido, no muy intenso, con recuerdos de tomate y bayas. Se presentan envueltas con la vaina formado por sépalos que la protegen de los insectos. De color anaranjado, la parte comestible es una bolita de unos 2 cm de diámetro, de piel tersa y cuyo interior es carnoso y con abundantes semillitas blancas (que nos recuerdan al tomate).

Gracias a Freshvana, disponía de unos hermosos ejemplares de physalis ecológicos y me lancé ha elaborar una tarta, para lo que tomé como referencia la tarta tatín de physalis elaborada por Carmen de Dulces bocados. Ella utilizó una masa completamente diferente, pero en la elaboración hemos seguido pasos similares.

El resultado ha sido muy exitoso y a Alicia (mi mujer) le encantó y ha pasado a ser una de sus tartas favoritas (a ver ahora como me las ingenio yo para conseguir physalis, que no es sencillo).

miércoles, 15 de enero de 2014

Crema de acelgas

Crema de acelgas.

Comentario previo:

Una receta tomada de la "factoría" Arguiñano. Se trata de una cremita caliente, hecha con verduras ecológicas, muy recomendable para estas fechas post-navideñas, con sus noches frías y sus kilitos de más. Muy sencilla de hacer y muy sabrosa.

Yo, que no era nada de sopas y cremas calientes, con la edad me estoy convirtiendo en muy fan de estos platos. ¿Quién se lo iba a decir a mi madre con la cantidad de veces que le he protestado las sopas?

Para esta crema utilizamos de tropezones las propias pencas de cortadas en tiras y fritas hasta el punto de quedar doradas y crujientes. Arguiñano también añade tomates cherry salteados y huevo duro picado. Pero yo no quería aumentar el plato, algo que queda a la voluntad de quien lo elabore. Puede quedar más o menos líquida, según nuestro gusto, añadiendo cantidad de caldo (a mi me gusta que quede espesita).

Sencilla, rápida de hacer y muy sabrosa.

martes, 14 de enero de 2014

Macarrones con coliflor y piquillos

Macarrones con coliflor y piquillos.

Comentario previo:

Hay tantas formas de preparar pasta que no acabaríamos nunca de subir recetas. Ésta que traigo hoy es una sencilla manera de preparar un plato ligero, apropiado para estas fechas en las que, quien más quien menos, andamos todos preocupados con el peso y con hacer comidas algo menos calóricas.  Se trata de unos macarrones cocidos acompañados por un salteado de coliflor ecológica cocida al vapor y con pimientos del piquillo de conservas artesanales El Modesto. ¡No puede ser más sencillo!

Si se quiere y uno está generoso consigo mismo, se puede añadir un poco de queso rallado. Lo que si es interesante es que la pasta se cueza con algo más que agua. Yo suelo poner, además de la sal, nuez moscada, una pizca de canela, tomillo y orégano en el agua de cocción. Lo de añadir un chorrito de aceite al agua me lo ahorro y así aligero el plato.

Es un plato rápido que no nos llevará más de 20 minutos prepararlo. Así que no hay excusa para no hacerlo.

lunes, 13 de enero de 2014

Atados de acelga

Atados de acelga.

Comentario previo:

Tenia pendiente preparar algún plato con alguno de los productos que tuvieron la deferencia de mandarme para probar la gente de Natursoy. Y también quería hacer algo en la línea de la dolmas griegas, pero usando acelgas ecológicas en lugar de hojas de parra. Para el relleno me incliné por unas escalopas vegetales de cereales integrales con tomate y queso de cabra de Natursoy, pero también se podría utilizar seitán, tempeh o un tofu duro con el añadido de tomate seco y un trozo de queso de cabra. También utilicé gomasio de Natursoy para aderezar. Se trata de una mezcla de sal marina y semillas de sésamo que da un toque muy peculiar. Por supuesto, se puede sustituir por sal marina, que está al alcance de todos.

La idea la tomé de los atados de acelga que nos propone la mexicana Sonia Ortíz en su blog Cocina y comparte. Por supuesto, mi receta está adaptada y no he usado ingredientes que están fuera de la dieta vegetariana.

Estos rollitos de acelga, cocidos al vapor y rellenos de una mezcla muy nutritiva pero poco calórica, son muy buenos para este momento en el que todos andamos buscando perder alguno de los kilos que nos encontramos en las sucesivas fiestas navideñas que recientemente disfrutamos. Son muy sencillos de elaborar y acompañados de un poco de arroz aromatizado y una salsa de pimientos del piquillo componen un plato muy atractivo y sabroso.

viernes, 10 de enero de 2014

Fougasse básica

Fougasse básica.
Pinéalo 

Comentario previo:

La fougasse (pronunciar como "fugás") es un pan plano emparentado con la focaccia italiana o la hogaza española. Aunque su lugar de origen es la Provenza francesa (Occitania), se ha extendido su producción y consumo a toda Francia y también a otros países, como España. La receta que traigo es la de una elaboración básica y que he tomado de Richard Bertinet, uno de los gurús en esto de hacer pan. Digo que es básica, ya que no lleva ingredientes añadidos (aceitunas, tomate, queso, romero...) que son muy habituales en esta elaboración.

Lo más llamativo de la fougasse es un forma, ya que además de plano (ya sea en forma de cuadrado o triángulo) este pan se suele adornar con una serie de cortes que lo decoran y lo hacen más crujiente. Es habitual encontrarlo haciendo que los cortes recuerden una espiga de trigo (un corte central y una serie de cortes diagonales a los lados, coincidentes con el eje central).

Su cocción es muy rápida, entre 10 y 15 minutos, ya que el grosor de la pieza es poco y se hornea a una temperatura bastante alta (230º). Se puede pincelar el exterior con aceite (tanto crudo como aromatizado) y se debe proporcionar bastante humedad al comenzar el horneado (la mejor forma es rociar con un pulverizador toda la superficie del horno).

Según las versiones, el grado de humedad oscila entre el 62% y el 70%, lo cual significa que la masa será pegajosa y habrá que trabajarla bastante para que desarrolle bien el gluten. Por eso recomiendo recurrir al amasado francés que nos enseña Babette.

Lo que sí está garantizado es que sale un pan buenísimo que no os va a defraudar (sobre todo a los que os guste el pan crujiente).

jueves, 9 de enero de 2014

Ensalada de coliflor

Ensalada de coliflor.

Comentario previo:

Estamos en tiempo de platos ligeros y por eso os traigo la propuesta de una ensalada con verduras ecológicas. Ya sé que eso de llevar mayonesa parece poco "ligero". Pero un par de cucharadas no aporta demasiadas calorías, sobre todo si utilizamos alguna mayonesa ligera. Procuraremos que sea una mayonesa potente de sabor, ya que no vamos a usar otra cosa como aliño para esta ensalada.

La aportación principal de este plato es el uso de "picadillo de variantes en vinagre". Se trata de una mezcla de encurtidos (pepinillo, zanahoria, coliflor, cebolleta...) picados muy finamente y que se usan como aderezo en diversos platos. La coliflor cocida al vapor es la protagonista principal de este plato tan apropiado para estas fechas de post-excesos. La lechuga de fondo, las alcaparras y unas pocas aceitunas (en este caso rellenas de pimiento morrón) completan el plato.

miércoles, 8 de enero de 2014

Salsa pesto de brócoli

Espagueti con salsa pesto de brócoli.

Comentario previo:

Esta es la salsa pesto de brócoli a la que hacía referencia en la anterior entrada del Pastel tricolor. Una receta muy fácil y que nos sirve para hacer un sustituto del pesto verde cuando no tenemos albahaca. La elaboración es bastante rápida, siempre que tengas cocido el brócoli. Yo prefiero cocerlo ligeramente y al vapor. Pero se podría dejar crudo o apenas escaldado un par de minutos en agua hirviendo.

Las almendras se pueden sustituir por piñones, avellanas, nueces o cualquier otro fruto seco de nuestro gusto. Igual sucede con el queso parmesano, que podríamos cambiar por un manchego bien curado o cualquier otro de este tipo. Si se quiere hacer más ligera, menos calórica, esta salsa se puede reducir la cantidad de aceite y agregar un poco del caldo de cocción del brócoli. También se puede aumentar o reducir la cantidad de ajo, según sea nuestro gusto.

Es ideal para acompañar platos de pasta (ver foto superior). Yo la he usado también como complemento de una hamburguesa fibra burger de pimiento asado y curry en pan brioche kamut de Natursoy

Hamburguesa con pesto de brócoli.

Se conserva muy bien en el frigorífico durante más de una semana.

martes, 7 de enero de 2014

Pastel tricolor

Pastel tricolor.

Comentario previo:

A petición de mi cuñada Reyes, traigo al blog como primera receta del año un sencillo pastel de tres verduras ecológicas: brócoli, coliflor y zanahoria. Cada una de ellas con su característico color, lo que sirve para bautizar a esta preparación como "pastel tricolor".

Es una receta de verduras al vapor que cuajamos con huevo y nata. Para separar las distintas cremas y conseguir el efecto tricolor utilizamos unas rodajas de pan de molde tostadas. Se podrían hacer fritas, pero esto aumentaría el contenido calórico del plato.

Puede funcionar muy bien como primer plato acompañado de alguna crema o salsa. En mi caso he utilizado un pesto de brócoli (prometo subir la receta pronto). Es útil, también, como guarnición en otros platos. Tiene una buena conservación en frigorífico, llegando a aguantar bien una semana.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .