viernes, 28 de febrero de 2014

03 Menú vegetariano con recetas de otros blogs

Platos del tercer menú vegetariano con recetas de otros blogs.

Me vais a permitir que en este tercer menú vegetariano elaborado con recetas de blogs que no son vegetarianos rinda un personal homenaje de agradecimiento a mis compañeros de los Gastrobloggericos Murcianos.

Logo de Gastrobloggericos Murcianos

A dos de ellos ya los he traído a estos menús: en el primero Mary, de Cuchillito y Tenedor, puso el postre con su tarta de limón y en el segundo David, de La Cocina Pistacho, aportó el primer plato con una crema de remolacha con nabicol. Otros faltan por llegar aquí, pero lo irán haciendo y seguro que más de uno irá repitiendo presencia en estos menús.

Hago este homenaje tanto por la cordial aceptación que han tenido con mi condición de vegetariano, admitiéndola en todo momento sin ningún aspaviento, como por su apertura de mente para ir aproximándose a la cocina vegetariana como una opción más. Por esas razones os traigo esta vez 5 preparaciones, ya que incluyo un aperitivo además de los habituales primero, segundo, postre y complemento. Espero que os guste el menú y también lo blogs de mis compas.

Aperitivo: Sobrasada vegetariana en Las María Cocinillas.

Sobrasada vegetariana.

Tere ha tomado una receta que apareció en mi blog y la ha llevado al suyo para probarla y difundirla. Se trata de un untable a base de soja texturizada y patata cocida, que con el adecuado aderezo de especias tiene un sabor que nos recuerda a la sobrasada y sirve, de la misma manera que ésta, para aperitivos, bocadillos o como ingrediente en otros platos.

Primer plato: Crema de zanahoria al roquefort en Contigo en la Playa.

Crema de zanahoria al roquefort.

El primer plato lo pone Raúl con una crema caliente, muy apropiada para la época del año. El toque del apio y, sobre todo, la intensidad que aporta el queso roquefort a este plato es algo que me parece muy sugerente. Sabores claros, sin buscar matices exóticos. Un plato triunfador, sin ninguna duda.

Segundo plato: Quiche de champiñones y queso emmental en Pío Recetas.

Quiche de champiñones y queso emmental.


Noelia pone el plato fuerte de este menú con una quiche vegetariana de corte clásico. Esas dos cucharadas de brandy que agrega al relleno deben aportar una notas muy sutiles que hay que probar. Un plato contundente. Sencillo y rápido en su ejecución, para que no tengamos excusas a la hora de ponernos manos a la obra.

Postre: Bizcocho de limón con semillas de amapola de Cakes, Cookies & Muffins.

Bizcocho de limón con semillas de amapola.

Del postre se ha encargado Ruth con un bizcocho de limón que igual podremos poner en el desayuno o en la merienda. En mi grupo de amigos, cuando nos juntamos a comer, solemos alargar la sobremesa con un postre en el que se alternan el café, las onzas de chocolate y algún bizcocho, como éste, amén de algún licor digestivo. Es una fabulosa opción que relaja y suelta la lengua.

Complemento: Pan naan de coco de Lola en la Cocina

Pan naan de coco.

Desde la cocina de Lola  nos llega este pan de sartén que nos trae sabores que nos llevarán a la India. Su elaboración es muy sencilla y no precisa horneado. Es perfecto para acompañar cremas y platos caldosos y seguro que untado con la sobrasada vegetariana queda fenomenal. 

jueves, 27 de febrero de 2014

Ensalada multicolor de zanahorias

Ensalada multicolor de zanahorias.

Comentario previo:

Asociamos las zanahorias con el color naranja. Pero, como cuenta mi amiga Inma, de Freshvana, en su muro de facebook:
"Las primeras zanahorias fueron de color púrpura y en su comercialización por los árabes surgieron blancas, amarillas, negras... Hasta el siglo XVI no apareció en Holanda la zanahoria naranja, fruto de un cruce para que tuvieran el color de su casa real".
Zanahorias de color naranja, morado, amarillo y blanco.

Esta semana he tenido la sorpresa de encontrarme con toda esta variedad de colores en mi despensa. En Murcia no es fácil encontrar esta cama de distintas zanahorias, que también se diferencian en el sabor, ya que unas son más dulces que otras o tienen un puntito ácido que las distingue. En el mercado que todos los jueves se coloca en la avenida de La Fama, yo tenía localizado un puesto donde (no siempre) había zanahorias de distinto color. La verdad es que las que no son de color naranja las suelen vender 2 o 3 veces más caras. Algo que realmente no debería suceder. Así va a ser imposible que se popularicen.

A ver si hay suerte y con la iniciativa de Freshvana se ponen de moda y empezamos a aprovechar los beneficios de la zanahoria.

Aprovechando alguna idea de la ensalada de zanahoria de Danza de Fogones, os sugiero una preparación muy sencilla en la que podéis apreciar la diferencia de sabores de los distintos tipos de zanahorias y luego comerlas con una rica salsa mayonesa, potenciada con ajo picado y wasabi, con el aditamento de unas pipas de calabaza crudas para dotar de valor nutritivo al plato. Por supuesto, podéis cambiar por otra salsa y otro fruto seco.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Pasta oriental con shiitake, acelgas y queso crema vegano

Pasta oriental con shiitake, acelgas y queso crema vegano.

Comentario previo:

Creo que se tarda más tiempo en escribir el nombre de este plato que en hacerlo. Bueno, siempre que uno tenga la previsión disponer de ciertas cosas preparadas. Yo suelo tener, en esta época del año, acelgas ecológicas cocidas en el frigorífico (ya comenté que los huevos con acelgas son un plato que me encanta cenar). Pero si no, en 15 minutos están preparadas y no hay más que hacer el resto de la preparación mientras se cuecen.

Las setas shiitake (lentinula edodes), las famosas setas de los platos chinos, son de las que más me gustan para este tipo de platos, a fin de cuentas se van a presentar con pasta oriental. Lo que no tenía muy claro es cómo resultaría la mezcla de shiitake, acelga y el queso crema vegano, con el que vengo cocinando últimamente. Pero el resultado final ha sido mucho más que aceptable. Nos ha encantado y seguro que este plato pasa a ser un habitual en nuestra mesa.

La pasta utilizada es de trigo, de la que denominan pasta oriental. Son esos espagueti o fideos que se presentan rizados y que basta con sumergir en agua caliente durante unos minutos para que estén cocidos. Pero se podrían sustituir por unos espagueti normales, que tardarían poco más en cocerse (en lugar de 3 minutos, serían unos 7).

Lo dicho, sencillo y rápido. Pero con un resultado de 10.

martes, 25 de febrero de 2014

Pizza vegetal con queso crema vegano

Pizza vegetal con queso crema vegano.

Comentario previo:

Más que una receta esto es una sugerencia de preparación. Las pizzas son algo así como un bocata, admiten casi cualquier cosa sobre la masa. Esta la hice hace unos días y subí la foto a Instagram. El resultado es que al final te piden que les expliques cómo la hiciste y, en este caso, la preparación con el queso crema vegano con el que estoy trabajando mucho en estos días.

Pues vale. Aquí tenéis como hacer una masa sencilla, sabrosa y con un relleno de potente sabor plagado de matices.

lunes, 24 de febrero de 2014

Ensalada tibia de lentejas rojas con salsa de queso crema vegano

Ensalada tibia de lentejas rojas con salsa de queso crema vegano.

Comentario previo:

La verdad es que no me gustan los nombres tan largos para los platos que realizo. Pero, ¿a ver cómo lo llamaba? Es bastante descriptivo, aunque no hago mención a los canónigos o a la cebolla ecológica, que también forman parte de la elaboración.

Se trata de un plato a mitad de camino entre un guiso y una ensalada. Me importa, sobre todo, la manera de preparar las lentejas y la utilización de queso crema vegano para hacer salsa ligera, pero sabrosa. Las elaboración de las lentejas recuerda al procedimiento que se sigue para preparar el arroz en un risotto. Se saltean las lentejas y luego se va añadiendo caldo hasta que están preparadas. En este caso no hay que remover demasiado las lentejas, ya que se pueden ir deshaciendo y eso no nos interesa. La lenteja roja (o lenteja pelada) es sustancialmente más pequeña que la lenteja común. Incluso más pequeña que la lenteja pardina, pero con un color anaranjado (¡ya sé que la llaman roja, pero el color es naranja!). Al ser tan pequeña y tierna se cuece sin hacer falta pasarla por un remojo previo y en sólo unos 20 minutos. Lo de hacerla añadiendo poco a poco el caldo vegetal es una manera de que termine la cocción estando jugosa, pero no caldosa y sin necesidad de escurrir el agua, de forma que queda todo el sabor en la lenteja sin que se vaya nada al fregadero con el agua.

Seguro que esta ensalada también puede funcionar en frío. Pero estamos todavía en pleno invierno y seguro que apetece más comerla templadica.

La complicación radica en tener estas lentejas rojas, que ya se venden en cualquier supermercado, y disponer del queso crema vegano. Pero seguro que las puedes hacer con una lentejas normales (la cocción será diferente, eso sí) y con el queso crema que tengas más a mano. La cosa es echarle ingenio y preparar ensaladas que se salgan de lo común, para disfrutar de más variedad en la mesa.

viernes, 21 de febrero de 2014

02 Menú vegetariano con recetas de otros blogs


La pasada semana puse en marcha esta sección de menús para vegetarianos elaborado con recetas de blogs que no son de cocina vegetariana. No tenía muy claro que fuera a tener una buena aceptación la iniciativa pero, para mi sorpresa, la entrada del primer menú ha sido la más visitada a lo largo de esta semana. La lógica me lleva a continuar publicando estos menús, que dejan patente que no hay que tener miedo a la cocina vegetariana y que está al alcance de cualquiera. Por supuesto, quiero agradecer a todos los comentarios y recomendaciones que me habéis hecho. Gracias a ellos tengo los ánimos y el aliento como para seguir con esta sección.

Primer plato: Crema de remolacha y nabicol de La Cocina Pistacho.


Mi amigo David, otro Gastrobloggerico Murciano, ha preparado una crema muy singular con ingredientes poco usuales: la remolacha y el nabicol. No es que estos ingredientes sean difíciles de encontrar, es que no los solemos emplear con la frecuencia que sería deseable. Un entrante de gran sabor que nos reconfortará en estos días, todavía fríos. Por cierto, doy las gracias a David por citarme en esta entrada.

Segundo plato: Fessoladha griega de El Trotamantel.



Un puchero típico de la cocina mediterránea que nos trae Rose-Michelle. Plato de sencilla elaboración que nos recuerda a tantos otros de los que son tradicionales en nuestra propia cocina. El acompañamiento con queso feta seguro que le da un sabor inequivocamente griego. Para conseguir unas proteínas de mejor calidad lo acompañaremos con pan, como el de salsa de soja que os propongo en este mismo menú.

Postre: Tarta de manzana de Die Photo Köchin.


Un postre muy sencillo el que nos propone Mihaela. Lo que me ha llamado la atención es que su presentación es distinta con una segunda capa de hojaldre recubriendo la tarta. Sencillo, rápido de hacer y muy económico, resulta un postre muy resultón.

Complemento: Pan a la salsa de soja de Floruca.


Un pan de molde integral con el toque de la salsa de soja el que nos trae Floruca. Se le enseñó su hijo, que lo aprendió en un curso de cocina. Los que somos apasionados de la salsa de soja no podemos dejar de probarlo. No lo he hecho todavía, pero estoy contando los días hasta que llegue en el que lo pruebe. Seguro que me gustará.

jueves, 20 de febrero de 2014

Queso crema vegano

Queso crema vegano.

Comentario previo:

Llevo unos meses siguiendo un precioso blog de cocina vegetariana que se llama Danza de Fogones. Está editado por una joven pareja, Iosune y Alberto, que se dedican a "hacer experimentos en la cocina". Además de una preciosa presentación con unas fotos que envidio, redactan unas entradas que van más allá de la mera receta de cocina. Nos explican ingredientes y aportan su personal visión sobre la cocina y todo lo demás.

De ellos he tomado esta receta de "queso vegano", a la que yo he añadido el calificativo "crema", ya que esa es la textura con la que queda. Es una receta que ellos, a su vez, tomaron de un blog inglés, Veggie on a Penny, también de otra joven pareja vegana. Se trata de una preparación muy sencilla y sorprendente: ¡realmente sabe a queso! La di a probar, como una salsa para dipear, sin decir lo que era y la coincidencia de los que la probaron es que el ingrediente principal era queso. ¡Pues, no! No lleva queso. Lleva patata y zanahoria ecológicas, además de levadura de cerveza que es el ingrediente que le aporta ese sabor que nos recuerda al queso.

Como suele pasar, yo he variado ligeramente la receta. Un poco en la proporciones de los ingredientes y he añadido agar-agar para dar un poco de solidez a la textura. Esta preparación puede hacerse con o sin los aportes del ajo, la cebolla y la pimienta de Cayena (o guindilla). Yo he preferido poner de todo y el resultado es una crema untable y fundente, que podemos tomar caliente o fría. Vale para tomar como una salsa dip, pero bien serviría como salsa para verter sobre unas patatas cocidas, para servirla con cualquier plato de pasta o para colocar en una pizza. Tiene un sabor donde los toques de ajo, cebolla y el picante de la cayena se aprecian claramente, pero no dominan completamente el sabor que, como ya he dicho, nos trae los recuerdos de un queso danes (a mí me recuerda el gouda tierno).

Lo mejor que tiene: lo sencillo que es de preparar. La única dificultad: disponer en la despensa de levadura de cerveza. Pero hoy día es fácil de encontrar en grandes superficies y supermercados. Por supuesto, también la podrás encontrar en tiendas de dietética y nutrición.

Y un detalle importante, al tener mucha menos materia grasa (menos del 10%) es más ligero y menos calórico que los quesos crema convencionales. Una ventaja que también merece la pena tener en cuenta.

Pues, manos a la obra y ya me diréis en los comentarios lo que os ha parecido.

martes, 18 de febrero de 2014

Croquetas de quinoa y acelgas

Croquetas de quinoa y acelgas.

Comentario previo:

La quinoa yo no es tan rara entre los ingredientes de nuestras comidas. Después de que el año 2013 fuera declarado por la FAO "Año Internacional de la Quinoa", ha gozado de una difusión que, si bien no ha llegado a popularizar su uso, sí ha logrado que se conociera en muchos ámbitos donde antes era totalmente desconocida. Se usa de forma muy similar a como hacemos con el arroz, el trigo o el cuscús. Por eso, si no se dispone de quinoa estas croquetas se podrían realizar con cualquiera de ellos. Seguro que arroz no ha de faltar en la despensa de cualquier casa, así que no existe excusa para hacer estas croquetas.

El aderezo de hierbas y especias se puede modificar, sustituyendo algunas o dando más relieve a las que sean nuestras preferidas. La harina, que ha de servir para dejar más compacta la masa, debe aplicarse en la cantidad necesaria para que podamos hacer las bolas para nuestras croquetas. Esto se debe a la cantidad de humedad que tenga la quinoa cocida. En principio, dos cucharadas pueden ser suficientes, pero recomiendo ir añadiendo poco a poco hasta que quede la textura deseada.

Para preparar la quinoa primero hay que lavarla (para eliminar la saponina) y luego cocerla durante 15 minutos en una proporción de 1 a 3 entre el grano y el líquido (que puede ser agua o algún caldo vegetal). También se puede cocer al vapor durante 20 minutos. El truco para saber si la quinoa está cocida es sencillo. Los granos parecer haber desaparecido y en su lugar aparecen unas bolitas transparentes con un arito blanco dentro.

No es una receta que tenga que suponer una dificultad extrema, pero es cierto que lleva ingredientes poco habituales y que hay que dedicarle un tiempo mayor que otras veces y el proceso de elaboración no es tan sencillo como la media de las recetas que aquí presento. Pero, de vez en cuando, también me gusta hacer preparaciones más elaboradas.

lunes, 17 de febrero de 2014

Salsa de puerros

Salsa de puerros.

Comentario previo:

Una salsa sencillita para empezar la semana. Con unos buenos puerros ecológicos, unas chalotas y un poco de nata. Le damos sabor y aroma con pimienta y nuez moscada, además de un poco de color con cúrcuma. Sin complicaciones y con mucho sabor.

Muy buena para acompañar, por ejemplo, unas croquetas o unas tortitas. En general sirve para fondear y dar color a cualquier plato.

viernes, 14 de febrero de 2014

01 Menú vegetariano con recetas de otros blogs

Platos del 01 Menú vegetariano con recetas de otros blogs.

Tenía en mente, desde hace bastante tiempo, traer a mi blog las recetas vegetarianas que se hacen en otros blogs y componer con ellas un menú completo. Mucha gente me pregunta sobre qué es lo que como y  si es difícil hacer un menú apto para mí o si tengo que comprar ingredientes especiales. Para demostrar que no hay ninguna complicación en lo que como y que en cualquier casa se cocinan cosas aptas para mi dieta, iré trayendo a mi blog las recetas vegetarianas que se presentan en otros blogs que no son de cocina vegetariana. Ya no hay excusa para decir eso de "¡no se que hacerle de comer a un vegetariano!".

Los menús llevarán un primero, un segundo y un postre. Además, los acompañaré de otras recetas como panes, bebidas o cualquier otro complemento. Espero que os guste. Ya me lo diréis en los comentarios.

jueves, 13 de febrero de 2014

Ensalada de arroz y coliflor (con mayonesa de salsa de soja)

Ensalada de arroz y coliflor con mayonesa de salsa de soja.

Comentario previo:

Es lo que tienen las redes sociales. Esto no iba a ser una receta que subiera al blog, pero le hice una foto que subí a mi Instagram y me han pedido que les dé la receta. Es una elaboración sencilla y, en parte, para aprovechar parte de la coliflor ecológica que había cocido al vapor para la receta anterior. Pensé en arroz largo como mejor compañero y en una salsa sencilla (mayonesa mezclada con salsa de soja). Lo demás era fácil: cebolla tierna, tomate, piquillos  y unas aceitunas para decorar. ¡No puede ser más sencillo!

Espero que esto inspire, no sólo para hacer este plato, sino para abrir la imaginación a elaborar ensaladas distintas que hagan olvidar la equivocada idea de que son aburridas.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Crème du Barry (crema de coliflor y puerro)

Creme du Barry.

Comentario previo:

Me llamó mucho la atención esta crema de coliflor y puerro que toma su nombre (Crème du Barry) de una famosa amante del rey francés Luis XV. Si queréis saber un poco más sobre la historia de Madame du Barry y su relación con esta crema y con todo lo referido a la coliflor, os recomiendo la lectura del artículo de Carlos Dube, en Mercado Calabajío, que me ha servido de referencia para la elaboración de este plato. También he recurrido a la versión vegana de esta crema en CreatiVegan, pero me he quedado un poco con una versión propia un poco peculiar.

En lugar de nata, huevo o leche de soja, he utilizado tofu tierno como elemento espesante, junto con la patata. El resto lo he dejado en manos de las verduras ecológicas que conforman esta preparación. Ya sé que estos platos de origen francés usan la mantequilla como grasa de referencia. Pero he preferido quedarme en un buen AOVE (aceite de oliva virgen extra) suave para hacer el sofrito y el sabor me ha convencido completamente.

No tiene ningún misterio la elaboración de esta receta y queda en manos del ejecutante acompañarla y decorarla a su antojo. Yo le he puesto unas rodajas de pan tostado con un poco de queso emmental rallado y un poco de perejil picado. Seguro que os convencerá el sabor y se convertirá en uno de vuestros platos preferidos para los días de frío.

martes, 11 de febrero de 2014

Ensalada de encurtidos

Ensalada de encurtidos.
Pinéalo 

Comentario previo:

Esta ensalada debería haber estado en mi blog mucho antes. La conocí a través de mi cuñada Reyes, aunque ella incluye caviar. Pero cuando ella o mis hermanas la elaboran y vamos a comer juntos, dejan el caviar a parte y cada uno se sirve a su antojo, si así le gusta.

En Murcia, igual que en otras partes de España, hay una larga tradición de elaborar y consumir encurtidos de todo tipo. No deja de ser una vinagreta, pero con más variedad y algunos ingredientes no tan habituales. El aliño es tan sencillo como un buen AOVE (aceite de oliva virgen extra) y crema de vinagre balsámico. Es mejor usar el vinagre balsámico en su versión espesa, para que se agarre más a los encurtidos picados. Pero si no tenemos a mano, igual se puede usar en su versión líquida normal, aunque nos hará charquitos en el plato.

La única tarea pesada es tener que picar cada uno de los ingredientes (excepto las alcaparras, si son de las pequeñas). Al finalizarla es preferible dejarla una hora en el frigorífico, para que enfríe y se maceren los sabores. Pero no importará si se come inmediatamente.

Las cantidades se pueden variar en función del gusto de los comensales. También se podrían sustituir, eliminar o añadir algunos ingredientes (por ejemplo: coliflor, zanahoria, cebolletas, etc).

Se puede servir como aperitivo (a mi me encanta sobre una rebanada de pan), como entrante o de guarnición. En resumen, una receta bien sencilla y diferente, para sacarnos de la monotonía.

lunes, 10 de febrero de 2014

Pan al vino tinto

Pan al vino tinto.
Pinéalo 

Comentario previo:

Tenía ganas de hacer un pan nuevo y llevaba en la cabeza hacer uno con vino. He mirado unas cuantas recetas en la web para ver que hacían otros. He sacado buenas ideas de algunas de esas recetas, pero no me he quedado con las proporciones de ninguna. Muchas de las recetas encontradas tienen como referencia la que publicó Miriam en Pepekitchen. Me pareció que llevaba demasiada proporción de vino y era un pelín alta el porcentaje de hidratación de la masa (66%). En estas recetas se usa masa madre, pero yo no tengo ahora (podría haber hecho un prefermento con 50 g. de harina, 50 g. de agua y 2 g. de levadura seca). Además, quería un pan con un toque rústico que acompañara el aroma del vino con una textura más bien recia. Para ello he usado una mezcla de harina de centeno y harina de trigo duro (panadera recia). Le he dado reposos largos (el primer fermento de unas 3 horas y el segundo de hora y media), para que la levadura tuviera tiempo suficiente de hacer su trabajo y dejara bastante sabor. En cuanto a la cocción, la he llevado a cabo con horno muy fuerte (230º) al principio, con una buena vaporización y, tras 15 minutos de cocción, bajando el horno para terminarlo a 190º.

Pan al vino tinto, cortado.

El resultado es un pan con buen aspecto, una corteza crujiente y una miga compacta, pero muy esponjosa. En caliente desprende una delicioso aroma a vino (durante la cocción olía más bien a bodega) y en la boca deja un toque de sabor al tinto que he utilizado. Con las harinas usadas he logrado dar ese sabor a pan rústico que deseaba. Tenía miedo de que supiera excesivamente a vino (hay que tener en cuenta que he usado un vino jumillano de potente sabor y aroma), pero creo que podría llevar una mayor cantidad (quizá doblando la cantidad de vino y reduciendo la de agua: 100 g. de vino y 150 g. de agua).

Este pan lo veo muy adecuado para unas buenas tostadas con aceite o para utilizar en una fondue de queso.

sábado, 8 de febrero de 2014

Show cooking y cena benéfica con Andoni Luis Aduriz

Imagen de Andoni Luis Aduriz en la portada del programa para GastroTEA

El lunes 3 de marzo de 2014 viene a Murcia el reputado cocinero Andoni Luis Aduriz a participar en GastroTEA, II Jornada Solidaria de Alta Cocina.

GastroTEA es un evento consistente en una Jornada Gastronómica ligada a la cena benéfica anual de ASTEAMUR, que cuenta con la colaboración del Club Gastronómico AMURECO, formado por prestigiosos cocineros murcianos.

El programa para esta jornada lo componen las siguientes actividades:
Los precios son:
  • Show cooking: 10€. 
  • Cena benéfica: 60€. 
Los tickets se pueden adquirir en Oferplan La Verdad.es.
Toda la información a través de la Web oficial: http://www.gastrotea.es/
ASTEAMUR es una asociación de padres, sin ánimo de lucro, cuyo propósito es ayudar a las personas con trastorno del espectro autista. Esta asociación nace de la ilusión de ayudar a los niños con este síndrome en primavera de 2011, ayudando tanto a los niños como a sus familias a mejorar su calidad de vida.

viernes, 7 de febrero de 2014

Ensalada de brócoli y naranja

Ensalada de brócoli y naranja.

Comentario previo:

Uno de mis últimos descubrimientos en la blogosfera culinaria ha sido el fantástico blog Ñas Coca. No es un blog de cocina vegetariana, pero tiene gran cantidad de platos vegetarianos en los que destaco el manejo y buen uso que hace de salsa y aliños su autora: Neus Conesa. Un buen ejemplo de ese uso de los aliños es la ensalada de brócoli y naranja, en la que una vinagreta de salsa de soja es elemento destacado. Desde el momento en que leí la propuesta de aliñar una ensalada con esta vinagreta supe que tenía que llevarlo a la práctica y no he tardado mucho en hacerlo.

Alguna vez me han preguntado si no me aburro de comer tanta ensalada. Además de que a mí me gustan mucho las ensaladas, la verdad es que hay tantas y tan distintas que es difícil aburrirse. La prueba es esta ensalada que tiene como ingredientes principales brócoli y naranja ecológica que, junto con la cebolla y los piñones tostados, además del toque de la singular vinagreta de salsa de soja, hacen que sea toda una experiencia gustativa comerla.

Sí que es algo más complicada que otras muchas ensaladas donde sólo tenemos que cortar y aliñar. Pero tampoco lo es tanto como para pensar que su elaboración sea una carrera de obstáculos. Seguro que el sabor final os compensará completamente.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .