viernes, 30 de mayo de 2014

16 Menú vegetariano con recetas de otros blogs

Recetas del 16 Menú vegetariano con recetas de otros blogs.

Llegamos a la entrega décimo sexta de los menús vegetarianos con recetas encontradas en otros blogs. Hoy repaso blogs de "compas" murcianas en los que encontré preparaciones con los que hacer aperitivo, entrante, plato principal y postre. Todas ellas basadas en una cocina tradicional y con una mezcla de sabores muy sugerentes.

Aperitivo: Empanadas de Santa Cruz de la Sierra de Mi Caja de Recetas.


Belén, desde Cartagena, nos muestra como elaborar unas empanadillas bolivianas con un relleno muy sugerente: tomate, albahaca y queso. Algo que nos recuerda al sabor de la ensalada caprese y que es muy típico en gran parte del sur de América. Yo las utilicé de inspiración en la receta de mi empanada caprese con alcachofas a la romana.

Primer plato: Ensalada de verano con verduras asadas de Lo He Cocinado Yo.


Una ensalada murciana muy típica de verano, con sus verduras asadas, y que es prima hermana de la escalivada catalana. Esa es la preparación que aporta Fuensanta a este menú y de la que nos deja hasta un vídeo para comprender mejor su elaboración. Este blog es de mis más recientes descubrimientos y aún no he tenido el placer de conocer personalmente a su autora, pero no tardaré mucho en hacerlo.

Segundo plato: Espárragos esparragados de Cosicas Dulces... y Alguna Salada.


Desde la población costera de Águilas, María trae este plato tradicional y tan típico de estas fechas, en las que abunda el espárrago verde (sea triguero o de cultivo). Leer la lista de ingredientes es adentrarse en la cocina casera tradicional con ajo, cebolla tierna, pimentón, comino, vinagre y aceite de oliva, amén de los espárragos, los huevos y el pan frito. Un plato que invita al deleite de los sentidos.

Postre: Arroz con leche de Copia cocina.


Encarna, de Pliego, mantiene varios blogs culinarios y éste lo dedica a mostrarnos las elaboraciones con las que participa en esos típicos retos entre blogueros gastronómicos. Este postre es muy conocido, pero no por ello menos importante. Hay muchas formas de elaborarlo y cada casa tiene su toque personal. Ella lo hace con leche condesada y piel de naranja, como su toque personal.

jueves, 29 de mayo de 2014

Taller de cocina vegetariana de verano en Maná

Cartel del taller de cocina de verano

El próximo día 10 de junio, martes, a las 19:30 horas se realizará un nuevo taller de cocina vegetariana en el Restaurante Vegetariano MANÁ. En esta ocasión el tema central del taller será la cocina vegetariana de verano, platos frescos y apetecibles para los calores que nos llegan.

SE COCINARAN LOS SIGUIENTES PLATOS:
  • Gazpacho verde 
  • Sangría sin alcohol 
  • Ensalada de pasta tropical con salsa de piña 
  • Tabule de Boulgur 
  • Falafel con salsa tartara 
  • Brazo gitano de espinacas 
  • Helado vegano de plátano y chocolate 
  • Granizado de manzana y zanahoria 
El precio es de 25€, en el que se incluye curso y cena posterior para degustar todos los platos elaborados.

DIA: Martes, 10 de junio, a las 19.30
LUGAR: Rte. Vegetariano Mana. Cl. Federico Balart, 1 (calle salón). Telf. 968 285 824
Reservas ingresando importe total en el numero de cuenta:
(IBAN) ES43 0081 7363 67 0001077016

Mapa de situación del Rte. Vegetariano MANÁ - Murcia
Pincha sobre el mapa para verlo en Google Maps

miércoles, 28 de mayo de 2014

Musaka de gírgolas

Musaka de gírgolas.

Comentario previo:

La musaka (o musaca) es un plato de origen árabe pero conocido en occidente a partir de la versión realizada en Grecia y, por lo tanto, es conocido como un plato griego. Al ser una preparación de larga tradición, tiene muchas versiones, pero con la general coincidencia de la berenjena como ingrediente principal (aunque hay interpretaciones de este plato que la sustituyen por patata). Básicamente se trata de una elaboración presentada en capas superpuestas con rodajas de berenjenas (ya sean fritas, asadas o a la plancha), con un relleno de sofrito y una cobertura de bechamel. En la versión que he preparado para esta entrada cubierta final la he revestido con queso rallado y el sofrito está dominado por la presencia de la gírgola (pleorotus ostreatus), una seta de cultivo con gran presencia en nuestros mercados y supermercados que tiene un precio bastante asequible a nuestra castigada economía.

Gírgolas (foto Jordana)
Por supuesto, el relleno ganaría mucho si se utilizan unas setas más sabrosas. De igual forma que también en posible afrontar el plato con unos champiñones en sustitución de gírgolas. Está claro que el sabor de la seta utilizada, cuanto más sobroso y potente sea hará que el resultado final sea más destacado. En el sofrito pondremos empeño en usar buena verdura ecológica y trabajarla con mimo y tranquilidad. A la bechamel le podemos dar el toque de sabor que más nos guste, para realzar su presencia. En casa nos gusta con un destacado sabor a nuez moscada recién rallada, pero en cada caso se puede aplicar el sabor que más atraiga a los comensales.

Este es un plato laborioso, pero sin excesivas complicaciones. Siempre se puede recurrir a algún atajo, como utilizar una bechamel preparada de las que se venden envasadas o un sofrito en conserva. Son atajos que van en detrimento del resultado final, pero que es posible que acerquen a más de uno a la elaboración doméstica de este tipo de paltos.

martes, 27 de mayo de 2014

Macarrones agridulces con chorizo vegano picante

Macarrones agridulces con chorizo vegano picante.

Comentario previo:

Plato rápido, sencillo de ejecutar y muy completo de sabores. Quería algo distinto a la hora de comer pasta y me puse a pensar en sabores que podían combinar ampliando el espectro habitual. Buscaba un toque dulce y pensé en unas pasas (que mezclan muy bien con el ajo ecológico y los piñones). Algo agrio, como el zumo de limón, vendría muy bien como contrapeso, así que maceré con este jugo unas alcachofas a la romana de conservas artesanales El Modesto. También contribuirían una alcaparras en vinagre a aportar el toque agrio. Para terminar, un punto picante, que podría aportar el propio chorizo vegano picante que yo he preparado en casa. Con las texturas también quería jugar y una mezcla de semillas me puso el "crunch" que deseaba para el plato.

¿Qué más nos quedaba? Una buena salsa de tomate casera y una pasta en su punto. Para terminar: unas lascas de un buen queso gouda curado. Nada complicado y un mar de sabores para la boca. Era lo que buscaba y el resultado no pudo ser mejor. Se puede jugar con muchas variantes para este plato y espero repetirlo muchas veces, porque realmente merece la pena.

lunes, 26 de mayo de 2014

Hamburguesas picantes de calabacín y garbanzos

Hamburguesas picantes de calabacín y garbanzos con salsa de yogur y limón con menta, perejil y eneldo.

Comentario previo:

Las hamburguesas vegetarianas tienen en común con sus homónimas de carne picada únicamente la forma. Quizá sería más apropiado denominarlas con otros nombres, pero hay que reconocer que se suelen emplear como alternativa similar para aquellos que siguen un dieta vegetariana. Éstas, en concreto, utilizan como ingredientes base el calabacín ecológico y los garbanzos cocidos y en el sabor tienen más parecido con un falafel que con las auténticas hamburguesas. Pero el uso es cada vez más arraigado y hay que atenerse a él para no inducir a confusión.

Se trata de una preparación muy rápida, siempre que se disponga de garbanzos ya cocidos (se pueden usar unos garbanzos en conserva de calidad), Basta con triturar los ingredientes, menos el calabacín, para disponer de la masa base para hacer las hamburguesas. El calabacín lo rallaremos en crudo y sin pelar, para después mezclarlo con el triturado de garbanzos. Bastará rebozar en pan rallado y a la sartén para dorarlo bien.


Como sugerencia de presentación, yo las he preparado sobre una cama hecha con una rodaja de tomate, otra de cebolla tierna y una hoja de lechuga y las he acompañado de una salsa de yogur y limón con menta, eneldo y perejil.

Muy importante tener en cuenta que estas hamburguesas, como su nombre indica, son picantes. Pero picantes de verdad. Esa cucharadita de cayena molida se puede reducir o hacer desaparecer si se quiere aligerar el picor. La cebolla seca, el ajo en polvo y la pimienta molida, también contribuyen ha hacerla picante. Es algo que cada cual puede personalizar a su gusto, pero a mí me gustan con ese toque.

viernes, 23 de mayo de 2014

15 Menú vegetariano con recetas de otros blogs


Aunque el clima está en plena locura primaveral y lo mismo hace color que tenemos que sacar el chubasquero, lo cierto es que empezamos a introducir en los menús platos más ligeros y refrescantes. Buena prueba de ello son estas cuatro recetas vegetarianas de entretiempo que han subido blogs que no siguen esta dieta. Un aperitivo con una salsa que me ha dejado marcado, un entrante que nos ayudará preparar el cuerpo para el sol, un guiso de cocina familiar con un ingrediente del tiempo tan sabroso como el espárrago triguero y un postre exótico que parece difícil pero no lo es.

Aperitivo: Patatas gajo con salsa de ajos asados de Las Recetas de Isafrape.


A los ajos se les tiene cierto respeto y se manejan de forma cautelosa ya que el olor que desprenden y su fuerte sabor, en exceso, pueden arruinar nuestra presencia y nuestra digestión. Pero una vez asados se comportan mucho más dócilmente y podemos disfrutar con menos riesgos de su sabor. Por eso me ha llamado mucho la atención esta salsa, con la que nos sorprende Isabel, en la que se acompaña a los ajos asados con mayonesa y yogur griego. Unas buenas patatas asadas en gajos son la mejor manera de disfrutar el sabor de esta salsa.

Primer plato: Crema de zanahoria y naranja de Comedere Panis.


Como buena canaria, Guarcimara sabe mucho de sol y por eso quiere que nos vayamos preparando para la prolongada exposición que vamos a tener que conllevar en los tiempos que se avecinan. Una crema muy sencillita en la que la zanahoria es ingrediente principal, con sus propiedades que facilitan la preparación de la piel para el bronceado. El toque afrutado y ácido de la naranja le aporta frescura, que el clima exige platos más ligeros. Muy interesante el toque que comino, del que no deberemos abusar, que es muy traicionero.

Segundo plato: Guiso de espárragos trigueros de Cuina amb la Mestressa


La receta familiar que nos deja Mina es de las que sabe a pueblo. Ese pan asentado, ese pimentón. Los ajos jugando con el sabor "verde" de los espárragos trigueros (que si son de monte, mucho mejor). Todo ello aliñado con pimentón, vino manzanilla, comino en polvo, pimienta y hierbabuena. Unos huevos escalfados en ese sabroso jugo de cocción y ya podemos sentirnos transportados a una masía catalana.

Postre: Pastelitos de maracuyá y melocotón de Cocinísima.


Margret es una alemana afincada en España que nos tienta con esta delicia. Puede parecer complicado al principio, pero no lo es en absoluto. Me ha gustado mucho que use agar-agar (en lugar de gelatina) para dar textura a las diferentes partes del pastelito, con las que juega para deleitar nuestro paladar. Ya no es tan complicado encontrar maracuyá en las fruterías de nuestro país, sobre todo en las grandes superficies. Pero seguro que su sabor nos sorprenderá igualmente.

jueves, 22 de mayo de 2014

Arroz pilaf con tomate en conserva

Arroz pilaf con tomate en conserva.

Comentario previo:

Si quieres acompañar cualquier plato con una guarnición de arroz, que sea algo más que arroz cocido (arroz blanco), ésta puede ser una buena propuesta. Se trata de un arroz de grano largo cocido en caldo de verduras y acompañado de un sofrito ecológico de ajo y cebolla, de tomate en conserva artesanal de El Modesto, con unos piñones tostados y un toque de menta fresca. La receta la he visto en el vídeo de Josean (de Mi horno de leña) que ha subido a YouTube.

Aunque hay bastante confusión en la información que he recabado sobre qué es y qué no es un arroz pilaf, creo que me quedo con la idea general de que se trata de un arroz en el que se tratan de conservar todas las propiedades nutritivas del mismo mediante la cocción en una cantidad limitada de caldo (o agua) de forma que lo absorba todo y no haya que escurrirlo ni enjuagarlo. Posiblemente quede un poco limitada esta definición, pero no veo un acuerdo general a si hay que hacer un sofrito previo, si debe saltearse en aceite el arroz, qué tipo de arroz debe usarse y otros extremos. Sin embargo, hay coincidencia total en que el arroz debe quedar suelto y nada caldoso sin haberlo escurrido tras la cocción.

Sea como fuere, esta receta de origen griego es bien simple y da como resultado un arroz muy útil para guarniciones, con unos discretos toques aromáticos (que se pueden incrementar usando arroz basmati o jazmín, por ejemplo) y con una textura especial, gracias a la melosidad que le confiere el tomate de bote y el "crunch" de los piñones tostados.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Empanada caprese con alcachofas a la romana

Empanada caprese con alcachofas a la romana.

Comentario previo:

Realmente debería ser una empana "cuasi caprese" ya que no cumple con uno de los ingredientes básicos de la caprese: el queso mozzarella. En este caso el queso utilizado ha sido un feta griego, para que diera el toque salado correspondiente. Pero el elemento fundamental son las alcachofas a la romana de conservas artesanales El Modesto. Bueno, ya sabes que puedes hacer en casa las alcachofas a la romana o, si no tienes otras a mano, puedes utilizar unas buenas alcachofas en conserva.

Se me ocurrió hacer esta empanada a partir de la receta de empanadillas bolivianas (de Santa Cruz de la Sierra) que nos presentó Belén Carrascosa en su blog Mi caja de recetas. La mezcla del relleno me encantó (soy un fanático de esa mezcla caprese de tomate, albahaca y mozzarella), pero ya había hecho yo algo similar y quería ir un pasito más allá. Como estos días me estoy deleitando con las fabulosas alcachofas a la romana de conservas artesanales El Modesto, lo tenía muy fácil: Unos buenos tomates ecológicos de Freshvana y unas ramitas de albahaca de mis macetas serían la base del relleno; el queso feta aportaría el toque de sal (no hará falta añadirle sal al relleno) y las alcachofas a la romana elevarían el relleno a la categoría de especial (muy especial).

Como utilicé una masa comprada, el tiempo invertido en la preparación fue relativamente breve y con media horita de horno fue suficiente para deleitarnos con una jugosa empana. Pocos ingredientes y una sencilla preparación para un resultado fabuloso.


Ingredientes (para 2 raciones):

  • 1 placa de masa para empanadas refrigerada.
  • 400 g. de tomates raf ecológicos de Freshvana.
  • 2 o 3 ramas de albahaca fresca.
  • 100 g. de queso feta.
  • 2 alcachofas a la romana de conservas artesanales El Modesto.
  • Huevo batido para pintar la superficie.

Pasos:

  1. Lavar y hacer un corte en cruz en la base de los tomates. Escaldar los tomates en agua hirviendo durante 20 segundos. Pasarlos por agua fría y pelarlos fácilmente. Retirar la parte dura y picarlos. Dejarlos en un escurridor para que pierdan el exceso de agua.
  2. Picar las hojas de albahaca (los tallos retirarlos, que amargan).
  3. Desmenuzar el queso feta.
  4. En un cuenco, mezclar bien el tomate pelado y picado, la albahaca picada y el queso feta desmenuzado.
  5. Extender la masa y verter sobre la mitad de ella el contenido del cuenco.
  6. Cortar, a lo largo, en 3 o 4 partes las alcachofas a la romana y colocarlas sobre el resto del relleno.
  7. Cubrir el relleno con la mitad de la masa que queda libre y cerrar los bordes haciendo un repulgue y presionándola con un tenedor.
  8. Pintar la superficie con huevo batido.
  9. Llevar a horno caliente (200º, calor arriba y abajo) y dejar hornear durante 25 a 30 minutos (hasta que veamos que la masa está tostada a nuestro gusto). Se puede consumir caliente, templada o fría.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


martes, 20 de mayo de 2014

Huevo poché con alcachofas a la romana y patatas al vapor

Huevo poché con alcachofas a la romana y patatas al vapor.

Comentario previo:

Esto sería un plato combinado, pero con poca carga calórica. Uno anda siempre peleándose con la báscula y este tipo de recetas son las que le vienen a ayudar para hacer unas cenas más saludables y "ligeras". Cambiar el huevo y las patatas fritos por un huevo poché (escalfado) y unas patatas al vapor hace que el plato aligere. El acompañamiento de alcachofas a la romana y tomates raf lo hace más colorido y sabroso.

Por supuesto, las alcachofas a la romana las puedes preparar tú mismo. Pero es más sencillo y rápido hacer uso de una buena conserva artesanal como la de El Modesto, que las pone a nuestra disposición ya preparadas y deliciosas. El resto es bien fácil de hacer y os lo explico en unos sencillos pasos que os llevarán unos 20 minutos.

Un detalle importante es elegir unas patatas ecológicas pequeñitas, lo más similares en tamaño, lavarlas bien y cocerlas al vapor con su piel. Usando una olla a presión en apenas 15 minutos las tendremos preparadas, con todas sus propiedades bien conservadas. Para darles un toque de sabor se le puede poner al agua alguna hoja de laurel, además de la sal.

Una buena cena, ligera y bien nutritiva. 

lunes, 19 de mayo de 2014

Ensalada picante de calabacín y arroz

Ensalada picante de calabacín y arroz.

Comentario previo:

Con las ensaladas hay dos cosas que nos pueden preocupar: que sean aburridas o que no nos sacien lo suficiente. Esta ensalada se sale de la rutina habitual y, con su toque picante, nos dejará más satisfechos que con otras alternativas. Eso sí, a los que no gusten del sabor picante pueden buscar en este blog otras ensaladas porque esta no es la suya.

Vamos a jugar con la mezcla base del calabacín ecológico crudo rallado con el arroz largo cocido. Como se trata de una ensalada picante, le he puesto Ajonjolí Mexicano (que me invitaron a probar la gente de La Mexica) y una guindilla picante encurtida. No se trata de hacer una ensalada que nos haga arder la boca, sino que sea refrescante y a la par nos deje ese toquecillo saciante que tienen las cosas picantes. Se puede usar la salsa tabasco (o similar) para sustituir estos condimentos. La cosa es dar un toque picante suficiente y a nuestro gusto.

Con cebolla, zanahoria y pimiento (rojo y verde) aportamos color y jugosidad. Los encurtidos aportan acidez y las semillas el "crunch" de la textura. Nadie de se podrá quejar de tener delante una ensalada monotona de lechuga y tomate y seguro que el sabor va a dejar a más de uno asombrado.

sábado, 17 de mayo de 2014

Primeras Jornadas Gastronómicas Vegetarianas


No podía ser de otra manera. También en el ámbito de los que llevamos una dieta vegetariana nos gusta comer bien y en España se hace de maravilla. Así que no podían faltar unas Jornadas Gastronómicas Vegetarianas donde mostrar todo ese saber y arte culinario. La Unión Vegetariana Española se ha lanzado a organizar este gran evento que se celebrará durante el fin de semana del 20, 21 y 22 de junio de 2014 en el Hotel Albufera (****) en Alfafar (Valencia).

Algunos de los ponentes confirmados son:
Toda la información sobre la agenda del programa, las tarifas de inscripción y demás detalles se pueden consultar en:

http://jornadasgastronomicas2014.unionvegetariana.org

viernes, 16 de mayo de 2014

14 Menú vegetariano con recetas de otros blogs

Platos del 14 Menú vegetariano con recetas de otros blogs.

Esta decimocuarta propuesta de menú vegetariano también la saco de blogs que no se dedican a la dieta vegetariana. Tres blogueras a las que sigo por su buena mano en la cocina y por la imagen tan bonita que transmiten de sus platos. Un menú de tres platos con raíces en otras tierras (Italia, Grecia y Argentina). Una propuesta suculenta a la que no se puede negar su atractivo.


Primer plato: Risotto de verduras con cremoso de Boffard en A la Carta para Dos.


Margot nos enseña a hacer este plato de raíces italianas. Un arroz jugoso con el toque de un queso potente y la delicada sutileza de la mezcla de verduras, en la que seguro destaca ese peculiar sabor del tomate seco y del que me ha llamado la atención la inclusión de la salsa de soja entre sus ingredientes (habrá que probarlo). Una forma muy gratificante de abrir la comida.

Segundo plato: Koftas de calabacín con salsa cremosa y leche de coco de La Cocina de Aisha.


Este plato vegano, al que podemos atribuir un origen griego, nos lo ofrece Aisha. Se trata de unas croquetas vegetales bien especiadas, acompañadas de una una potente salsa, que hacen un plato de los que invitan a mojar pan. La sugerencia de acompañarlas con arroz basmati la eludimos en este caso, ya que nuestro menú lleva un primer plato de arroz.

Postre: Alfajores de nuez maplatenses tipo Havanna de Pasteles de Colores.


Aunque su origen natural habría que ubicarlo en los países árabes del norte de África, nadie duda que estos alfajores son característicos de Argentina y más estos que en su nombre llevan la denominación de "marplatenses". Mabel, argentina afincada en España, nos regala con esta receta de unos dulces que llevan su sello personal al utilizar la Nutella como uno de los ingredientes básicos. Seguro que los golosos no nos podremos resistir.

jueves, 15 de mayo de 2014

Filete ruso vegano de lenteja roja y arroz

Filete ruso vegano de lenteja roja y arroz.
Pinéalo

Comentario previo:

Me preguntan con frecuencia sobre cuál es la fuente de proteínas para los vegetarianos. Se tiene la idea de que es la carne la fuente casi exclusiva de proteínas, pero hay muchas más formas de conseguirlas en nuestra alimentación diaria. Para empezar, están los huevos y los lácteos, para aquellos que los tenemos incluidos en nuestra dieta. Pero no queda ahí la cosa. También los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, etc.) son una fuente importante. Muchos vegetales, como las coles o los champiñones, tienen un aporte importante de proteínas. Pero es en las legumbres donde encontramos cantidades importantes de este nutriente. Se habla de que esas proteínas son de "mala o baja calidad", cuando realmente deberíamos hablar de que son incompletas, ya que no aportan todos los aminoácidos esenciales necesarios (aquellos que no es capaz nuestro cuerpo de sintetizar). Sin embargo en los cereales encontramos el complemento justo para hacer que esas proteínas pasen a ser "completas" y tengan todos los aminoácidos esenciales necesarios. Vamos, que cuando nos comemos un buen "arroz y habichuelas", del que se ha comido de siempre en nuestras casas, estamos comiendo una perfecta dosis de proteínas.

Valga toda esta introducción (otro día hablaremos de otros nutrientes) para resaltar el valor proteico del plato de hoy. El nombre de "filete ruso" le viene por su similitud externa con ese preparado de carne picada, antecesor de la hamburguesa. Pero aquí no hay más que una legumbre (lenteja roja) y un cereal (arroz) que unen sus valores nutritivos para aportarnos la dosis necesaria y con la calidad precisa.

Se trata de una receta muy facilita y relativamente rápida. Se podría usar otro tipo de lenteja, pero la cocción se alargaría. La ventaja de utilizar la variedad roja (aunque su color real es anaranjado) es que la lenteja se puede cocer en el mismo tiempo en que lo hacemos con el arroz (unos 25 minutos, ya que queremos que el arroz quede más bien pasado para poderlo triturar bien). Para dar sabor he usado verduras ecológicas (cebolla, puerro, ajo y zanahoria), además de ajo en polvo, perejil y laurel. Para dar consistencia: un poco de pan rallado.

Lo podría haber enharinado o rebozado y haberlo frito en abundante aceite. Pero quería muy poco aporte graso, así que ha ido directo a la plancha, con apenas unas gotas de aceite. Para acompañarlo, unas cuantas cucharadas de salsa de tomate y tenemos como resultado un plato vistoso, sabroso y muy alimenticio.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Salsa de tomate

Salsa de tomate.

Comentario previo:

La salsa de tomate es una de las más clásicas en nuestras cocinas. Por lo tanto, también hay muchas versiones sobre la misma salsa. La base es un tomate frito, pero enriquecido con otras verduras ecológicas que le den sabor y algunas hierbas y especias que aporten también aroma. Para obtener un resultado más untuoso es bueno añadir un poco de harina.

Por supuesto, se puede elaborar con tomates maduros, que se pueden o no pelar (luego pasaremos la salsa por un colador chino y allí se quedarán las pieles). Pero es más cómodo hacerla con un buen tomate en conserva, como el de conservas artesanales El Modesto. Disponer de un procesador de alimentos, como Thermomix, hace mucho más sencilla la tarea. Pero no hay problemas en hacerlo en una sartén o cacerola, para finalmente triturar el sofrito frito resultante y tamizarlo después. Explicaré las dos versiones y cada cual que se quede con la que más le apetezca.

Esta salsa es buena para acompañar a muchos platos, sustituyendo al tomate frito, al que aventaja en sabor. Puede conservarse en el frigorífico hasta una semana, cerrado en un bote. Incluso podría hacerse como conserva con un buen envasado y cubriendo con una capita de aceite.

lunes, 12 de mayo de 2014

Ensalada de pasta con tomate en conserva

Ensalada de pasta con tomate en conserva.

Comentario previo:

Este fin de semana se han superado los 35º en Murcia. Son temperaturas veraniegas que requieren de platos veraniegos para poder conllevarlas. Por eso, empiezan a aparecer platos frescos, como esta ensalada de pasta con tomate en conserva. Por estas tierras somos muy aficionados a usar el tomate de bote en las ensaladas, algo que he visto muy poco por otros sitios. No es que no hayan por estos lares buenos tomates (que escasean, pero los hay). Creo que viene más de la tradición conservera (sobre todo conserva vegetal) que tenemos y que fue puntal de la economía murciana, aunque ahora ande en horas algo más bajas.

Gracias a los tomates de conservas artesanales El Modesto, nos podemos permitir hacer una ensalada de calidad con tomates que sabemos que estarán siempre en su punto. Si se usan tomates frescos, yo recomendaría que fueran maduros y que se pelaran. Se trata de que al entrar en boca no haya casi que masticarlos. Para la base de pasta he usado espagueti al huevo, que son los que más gustan en casa. Pero podría usarse cualquier otra, según nos apetezca.

Junto a los dos elementos base de la ensalada, he usado cebolla roja y pimiento verde para dar mordida al plato, además de encurtidos (alcaparras, pepinillos y aceitunas rellenas de pimiento), que tan característicos son de las ensaladas de esta zona.

Un plato fácil y sencillo en el que, para no cargar de calorías con el aliño, he usado simplemente sal y un buen AOVE (aceite de oliva virgen extra). Una buena salsa (simplemente mayonesa) seguro que quedaría genial. Pero no está el cuerpo para echarle más peso.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .