viernes, 6 de febrero de 2015

Redondo de seitán

Redondo de seitán.

Una forma distinta y muy sabrosa de cocinar el seitán es hacerlo como un redondo. Al sabor que hayamos dado con los ingredientes de la masa, hay que unir el sabor que aporta el relleno. La preparación que aquí traigo es bastante sencilla, para no complicar mucho la ejecución. Pero luego se puede tunear esta receta con la aportación de otros ingredientes en la masa y, por supuesto, enriqueciendo el relleno. Se me ocurre que tiene que estar muy bueno con pimientos de piquillo o alcachofas en aceite (de las Conservas Artesanas El Modesto). Yo lo he preparado, en esta ocasión, con un relleno de tomates rehidratados, ajo picado y perejil. Muy sencillo.

Ingredientes

Para la masa:
  • 300 g. de gluten de trigo.
  • 250 ml. de caldo de verduras.
  • 3 c/s (cucharadas soperas) de pan rallado.
  • 9 g. de impulsor (levadura química o Royal).
  • 2 c/s de salsa de soja o tamari.
  • 1 c/c (cucharita de café) de ajo en polvo.
  • 1 c/c de cebolla en polvo.
  • 1/2 c/c de comino en polvo.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal marina.
Para el caldo de cocción:
  • 2 l. de agua.
  • 4 ó 5 trozos de alga kombu.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • Un chorro de salsa de soja.
  • Sal marina.
Para el relleno:
  • 12 a 16 trozos de tomate seco (los suficientes para cubrir la superficie de la masa de seitán estirado).
  • 4 ó 5 dientes de ajo.
  • 1 manojito de perejil.

Preparación

  1. Rehidratar en agua templada los tomates secos durante una media hora. Escurrirlos (el agua de hidratación nos puede servir para otras preparaciones o la podemos usar para la cocción de la masa del seitán).
  2. Colocar en un cuenco todos los ingredientes para la masa del seitán. Mezclarlos y amasarlos hasta obtener una masa homogénea y elástica. Colocar la masa sobre la mesa de trabajo y estirarla con las manos o con la ayuda de un rodillo hasta formar un rectángulo. La masa es muy elástica y cuesta estirarla, ya que tiende a recuperar su forma anterior. Pero al formar el redondo se puede ir estirando para afinar lo más posible el grosor de la masa.
  3. Picar el ajo y el perejil. Colocar los tomates rehidratados y escurridos sobre la masa del seitán estirada, de forma que se cubra toda la superficie. Sobre los tomates, esparcir homogéneamente la picada de ajo y perejil.
  4. Enrollar la masa sobre el relleno (estirando, para afinarla en lo posible) hasta formar un rollo, procurando que no se salga el relleno por los lados. Envolver el rollo en plástico de cocina, atando las puntas para que no se desborde a la hora de cocer la masa (ya que ésta aumenta considerablemente). Con un tenedor o la punta de un cuchillo, hacer unos agujeros en el plástico, para que penetre el caldo de cocción.
  5. Colocar en una olla los ingredientes del caldo de cocción y llevarlos a hervor. Introducir el redondo y dejarlo cocer a fuego suave durante unos 45 minutos.
  6. Terminado el tiempo de cocción, sacar el redondo (que habrá aumentado de volumen) y quitarle el plástico. Cortarlo en rodajas y servir con alguna salsa (yo le hice una con nata de soja, champiñón y cebolla que le iba de maravilla). Se puede pasar por la plancha, para tostar un poco el seitán. Para conservarlo, envolver las rodajas de redondo en film transparente y congelarlo.
Código QR



1 comentario :

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .