jueves, 5 de marzo de 2015

Bulgur gratinado con tomatitos

Bulgur gratinado con tomatitos

Una vez que hemos incorporado el cuscús a nuestra cocina cotidiana, vamos a dar un paso más y empezaremos a emplear el bulgur, que tiene un tratamiento y uso culinario muy similar al anterior pero, al menos para mí, resulta más gustoso. Pero, ¿qué es el bulgur? Pues granos de trigo cocidos, desecados y un poco molidos, de forma que queda una especie de sémola gruesa. Hoy por hoy no es fácil de encontrar en los comercios habituales, pero ya lo he visto en las zonas de alimentos especiales de algunas grandes superficies (en las zonas de alimentos extranjeros, vegetarianos, ecológicos o gurmet). Pero no hay problema para comprarlo en herboristerías, tiendas de dietética y similares.

Su procesamiento en la cocina es similar al del cuscús. Se trata de hidratarlo, ya sea mediante la adición de agua caliente y reposo durante 15 a 30 minutos o cociéndolo brevemente (unos 5 minutos) en el doble del volumen en agua o cualquier otro caldo enriquecido. La forma más habitual de usarlo en para la elaboración del tabulé, esa ensalada con pasta en la que se ha visto sustituido por el cuscús.

El plato que propongo aquí es una elaboración muy sencilla que recuerda por un lado a la pizza y por otro a las migas. En este caso, al trigo sólo le acompañan unos tomates cherry de colores con unas pocas aceitunas negras y unas alcaparras. Lo demás lo pone el aliño entre ácido (limón) y picante (cayena molida). Pero se puede complicar el plato con la adición de otros ingredientes como el queso (en el original que vi a Isasaweis se acompañaba con queso feta).

Muy sencillo este plato y muy rápido de ejecutar. Hay que animarse a comprar bulgur. Ya sé que es difícil de encontrar y algo caro (en torno a 5€ el kilo), pero si se va generalizando su consumo lo encontraremos en muchos comercios y su precio bajará hasta hacerlo más asequible.


Ingredientes (para 2 raciones):

  • 200 g. de bulgur.
  • 400 ml. de caldo vegetal.
  • 250 g. de tomates cherry.
  • 100 g. de aceitunas negras deshuesadas.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de alcaparras (tápenas las llamamos en Murcia).
  • Zumo de limón.
  • Cayena en polvo.
  • Sal marina.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  1. Calentar el caldo y añadir el bulgur. Salar y aliñar con zumo de limón y un chorrito de aceite, al gusto. Cocer, removiendo continuamente, hasta que el trigo absorba casi completamente el caldo (unos 5 minutos).
  2. En sendos recipientes para horno, distribuir el bulgur cocido formando una capa que cubra el fondo. Colocar encima los tomatitos partidos por la mitad, las aceitunas negras en rodajas y las alcaparras. Poner un poco de sal en escamas sobre los tomatitos y espolvorear todo con cayena en polvo, al gusto.
  3. Llevar al horno caliente, a plena potencia y sólo con el gratinador. Colocar en la parte más alta y dejarlo gratinar durante unos minutos hasta que comience a dorarse la superficie del bulgur y los tomates (4 ó 5 minutos serán suficientes). Servir caliente en el mismo recipiente.

1 comentario :

  1. Me gusta mucho el bulgur pero nunca lo he preparado así gratinado, me llevo la idea para una cena muy pronto!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .