jueves, 14 de mayo de 2015

Cococake helada de mermeladas


En Murcia ya hemos llegado a los 40 grados y no ha entrado todavía el verano. Nos espera una larga etapa de calor y, para soportarla mejor, nada como esta tarta helada, en la que no tenemos que encender el fuego en ningún momento.

He utilizado distintas fuentes para llegar a la formulación de esta receta y seguro que la iré variando conforme pase el tiempo. Da mucho juego para cambiar sabores, según las mermeladas que se utilicen. He usado dos mermeladas con sabores bastante distintos: de higos (más potente y dulzona) y de manzana (más suave y ácida). Pero el toque principal lo aporta el coco (de ahí su nombre) que está presente tanto en la base (en forma de coco rallado) y en el relleno (como aceite de coco). Pero, siendo el ingrediente principal, el coco no domina el sabor de esta tarta, que tiene el aporte de los distintos ingredientes que la conforman.

Su extrema sencillez y la rapidez con que se elabora (salvo la espera que supone el remojo de los anacardos), hace a esta preparación apta para cualquiera. Os advierto, eso sí, que se trata de un plato "muy alimenticio", que viene a suponer un gran aporte de todo tipo de nutrientes, pero con una carga calórica bastante alta, por lo que es recomendable que las raciones sean más bien pequeñas.

Ingredientes (tarta de 12 raciones):

Para la base:
  • 50 g. de coco rallado.
  • 200 g. de almendras crudas.
  • 75 g. de nueces peladas.
  • 150 g. de dátiles sin hueso.
Para el relleno:
  • 500 g. de anacardos crudos.
  • 100 g. de azúcar.
  • 100 g. de aceite de coco.
  • 150 g. de mermelada de higos.
  • 150 g. de mermelada de manzana.

Preparación:

  • En un cuenco, poner en remojo los anacardos durante, al menos, 8 horas.
  • Para preparar la base, poner todos los ingredientes en el vaso de la procesadora o batidora y moler hasta dejar muy fino (queda una masa arenosa como la que se forma al hacer la base de galletas trituradas con matequilla).
  • En un molde de 24 cm. de diámetro (aproximadamente) colocar un papel vegetal en el fondo y distribuir sobre él la masa de la base, presionando bien para dejarla lo más sólida posible.
  • Lavar y escurrir los anacardos que tenemos en remojo. Colocarlos en el vaso de la batidora, junto con el azúcar y el aceite de coco. Triturar hasta dejar una masa con una textura y color similar a una crema de queso.
  • Dividir en dos la masa obtenida en el paso anterior y añadir a cada parte una de las mermeladas, mezclando bien hasta que queden integradas de forma homogénea.
  • Verter y extender sobre la base preparada una de las masas de relleno con mermelada y sobre ésta la otra masa de relleno con la otra mermelada.
  • Llevar al congelador y dejar allí hasta que quede helada (al menos unas 2 horas).
  • A la hora de servir, acompañar con una o las dos mermeladas usadas.

3 comentarios :

  1. Que tarta mas riquísimaaaa,,, gracias por compartirla,, tiene que estar buenísima. :)

    ResponderEliminar
  2. Qué tentadora!!! Una pregunta, hace tiempo que busco aceite de coco para hacer "quesos" más firmes (ahora para esta tarta también!) y no hay manera de encontrarlo. En qué tipo de comercio lo consigues?

    Un saludo!! Gracias por tu página.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo compro en el supermercado de El Corte Inglés

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .