lunes, 27 de julio de 2015

Salsa de legumbres (tipo boloñesa)

Salsa de legumbres (tipo boloñesa)

La verdad es que se trata de una preparación un poco atípica la que aquí traigo. En su día leí una receta de como preparar una "salsa boloñesa vegana" que no he conseguido recordad donde encontré. La preparación de base llevaba lentejas y, creo, también alubias. Con ese recuerdo como referencia y pensando en una salsa espesa (de las que llevan "trozos") para acompañar a la pasta o el arroz, me he puesto manos a la obra y he sacado esta elaboración, que queda a medio camino entre un pisto manchego y una salsa boloñesa (sin carne).

He utilizado lentejas pardinas y guisantes secos como legumbres, pero podían haber sido otras las usadas. La verdura también podía haber tenido variaciones o sustituciones con apio, hinojo u otras verduras. La parte más importante es la de las especias para dar aroma y sabor a la preparación. Muy importante el anís estrellado, que deja un toque impresionante (quizá un poco de matalauva molida podría sustituirlo). El laurel, el comino (imprescindible en preparaciones con legumbres) y la pimienta completan esta parte de realce del plato. Un pequeño secreto es usar miso blanco además de un buen caldo concentrado de verduras ecológicas como el que me suministran los amigos de Ecoalgrano.

Los pimientos de piquillo y el tomate de bote de Conservas Artesanales El Modesto son las más adecuadas para hacer esta salsa, junto a una buenas verduras frescas (cebolla, berenjena, calabacín y pimiento rojo). Para realzar el sabor de tomate utilizo un para cucharadas de tomate doble concentrado.



Muchos pequeños detalles para lograr un gran sabor. Claro que cada uno puede ajustar esos sabores a su propio gusto y así conseguir una salsa con una buena dosis de proteína vegetal que acompañe a una buena ración de cereal (con pasta, arroz o en una tostada de pan casero). Por su textura, puede ser utilizada como guarnición (del mismo modo que un pisto).

Se pueden usar legumbres envasadas ya cocidas. En ese caso, la cocción final se reducirá a unos 10 minutos.

miércoles, 1 de julio de 2015

Galletas de dátil, coco y almendra

Galletas de dátil, coco y almendra

Estas galletas no llevan ni leche, ni huevo, ni azúcar. El elemento aglutinador y que se encarga de proporcionar dulzor es el dátil. Hay que ir trabajando más los postres con este delicioso fruto de la palmera y sacarle todo el provecho que tiene. Son sencillísimas de hacer y tampoco se tarda mucho (en media hora tienes una docena de estas galletas listas para merendar).

Lo único que hay que tener en cuenta es procurar que los dátiles no estén demasiado secos. Si fuera necesario, se puede añadir un poco de agua o de bebida de soja.

No tiene más explicación la receta, así que: ¡manos a la obra!

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .