martes, 17 de noviembre de 2015

Guiso de calabaza y cebada (Olla GM-F)

Guiso de calabaza y cebada hecho en la Olla GM modelo F

No termina de llegar el frío que sería lógico para esta época otoñal, pero ya van apeteciendo los platos de cuchara.Un buen ejemplo es este guiso de calabaza y cebada, un cereal al que le hacemos poco caso y que encontramos con muy poca frecuencia en nuestras cocinas. Yo he utilizado cebada descascarillada de la tienda Ecoalgrano.com que, como su propio nombre indica, ya viene desprovista de la cascarilla externa y es de cultivo ecológico.

La cebada es un alimento muy energético que proporciona muchas calorías (unas 350 Kcal por cada 100g) gracias a su alto contenido en hidratos de carbono (73,5 g) y en proteínas (21,5 g), pero también con un alto contenido en fibra (17,3 g) y muy bajo en grasa (2,3 g).

Su uso en la cocina lo podríamos asimilar al del arroz, aunque precisa una cocción más prolongada (más de una hora en olla abierta y unos 50 a 60 minutos en olla a presión). Con el modelo F de la Olla GM que me deja probar el portal Gangahogar.com queda en su punto con sólo 40 minutos de cocción. Estos tiempos se pueden reducir si antes remojamos durante una noche la cebada, pero este paso es prescindible. Con la Olla GM-F tienes la posibilidad de dejarlo preparado la noche anterior y encontrarlo hecho a la hora de comer del día siguiente. De esta manera se hace un remojo de la cebada en el propio caldo de cocción, lo que beneficia el sabor final del guiso.

Es un plato de preparación sencilla y rápida, que está al alcance de cualquiera y que incorpora productos nuevos a nuestra dieta.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Potaje de garbanzos picante (Olla GM modelo F)

Potaje de garbanzos picante hecho con el modelo F de la olla GM

Hace pocos días tuve la grata sorpresa de que la gente de Gangahogar.com me ofrecían la posibilidad de probar el nuevo modelo F de la Olla GM. Acepté, agradecido, la posibilidad que me ofrecían y recibí casi de inmediato un ejemplar de esta olla a presión programable y freidora. Tiene un funcionamiento relativamente sencillo, pero es inevitable seguir las instrucciones. Su capacidad (6 litros) y la posibilidad de cocinar en diferido (se puede programar la comida hasta con 24 horas de antelación), hacen de esta olla un instrumento muy útil para nuestra cocina diaria.

Mis primeras impresiones son muy favorables y la utilidad de GM-F la he querido llevar al límite con la preparación de un potaje de garbanzos, partiendo de tener la legumbre sin remojar y dejando preparada la olla desde la tarde anterior. Supongamos que vamos a salir por la noche o pasarla fuera de casa y que no regresaremos hasta la hora de comer al día siguiente. Pero no tenemos remojados los garbanzos ni tiempo para ponerlos antes de meter en la olla. Con la GM-F no hay problema. Preparamos el sofrito (en la propia olla con la función que viene programada), añadimos los garbanzos y las verduras, ponemos el agua (pensando que tenemos que poner suficiente como para el remojado de la legumbre) y programamos la cocción para que esté preparada para 17, 19, 21 o la cantidad de horas que tengan que pasar hasta la hora de comer al día siguiente. Dentro de la propia olla se llevará a cabo el remojo de la legumbre (que previamente habremos lavado para eliminar cualquier suciedad) y cuando lleguemos a casa encontraremos el potaje recién hecho y calentito.

La receta que os propongo es bien sencilla y lo único que tiene de especial es el toque picante que le doy con la utilización de un aceite de guindillas. Para hacerlo basta con calentar aceite de oliva virgen extra sin que llegue a hervir (si tienes termómetro de cocina, procura que no pase de 70º), en ese momento se añaden las guindillas frescas con un corte longitudinal y se deja reposar. La cantidad de guindillas depende de lo picante que queramos que esté el aceite y de lo picantes que sean las guindillas. Aunque en media hora ya podemos notar que está picante el aceite, lo mejor es dejarlo reposar un par de días antes de empezar a usarlo. Sirve tanto para aliñar ensaladas o cualquier otro plato, como para usarlo en caliente para saltear (como en este caso).

Por supuesto, este potaje se puede hacer en una olla a presión o en una tradicional. Si no tienes preparado el aceite de guindillas, puedes calentar aceite de oliva y saltear un par de guindillas en el momento del sofrito.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .