lunes, 19 de septiembre de 2016

Tortilla vegana de verdura congelada

Pincho de tortilla vegana de verdura congelada

Hace un tiempo recibí la invitación de ASEVEC (Asociación Española de Frabricantes de Vegetales Congelados) para participar en una campaña para fomentar el consumo de verduras congeladas y contribuir a la difusión de una dieta sana y equilibrada, que puedes encontrar en las redes bajo el hashtag #Miverduracongelada. A tal efecto, me han enviado un paquete con 5 kilos de 11 tipos diferentes de vegetales congeladas.

Ya sé que en Murcia, con la cantidad y calidad de vegetales que tenemos vamos un poco sobrados. Pero la verdad es que muchas veces, con la frenética vida que llevamos, nos viene mucho más cómodo recurrir a estas bolsas de vegetales, limpios, cortados y preparados para, con poco esfuerzo, conseguir unos platos bien sabrosos.

Mi aportación en este post es la receta de una tortilla sin huevo y con un sobre de ensaladilla congelada. El huevo lo hemos sustituido por harina Yolanda, pero también podía haber sido con una mezcla de maicena y harina de arroz o con harina de garbanzos. La proporción de sustitución es 1 huevo = 1 cucharada de harina + 1/4 de taza de agua.

Tortilla vegana de verdura congelada

Sí hay diferencia en el sabor, aunque la apariencia sea muy similar. Pero no cabe duda que también está buena. Mi truquillo para recordar un poco el olor y sabor del huevo es usar sal negra de la India Kala namak

Yo la he preparado con ajos verdes fritos que tenía congelados. Pero igual se puede hacer con cebolla frita o puerros.

Es una preparación fácil, sana y distinta, con la que os podéis sorprender y, también, sorprender a los demás.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Miplato.es Cocina vegana casera a domicilio

No siempre tiene uno ganas de cocinar y apetece comer algo casero, de calidad y ya elaborado. Para ese deseo hay una respuesta: Miplato.es. El Grupo Bodegas Mezquita de Córdoba (muy conocido por su tienda gourmet y los dos restaurantes cercanos a la Mezquita) ha puesto en marcha esta iniciativa que trata de dar respuesta al deseo de comer bien en casa con poco esfuerzo. Elaboran platos tradicionales que envían a cualquier lugar de España, garantizando la frescura y calidad del producto.

Algo que los pone en ventaja respecto a otras iniciativas similares es que cuenta con una línea de platos para veganos. Más de 30 elaboraciones, que se irán ampliando según la demanda. He tenido la suerte de probar un buen número de ellos y la relación precio/calidad está garantizada. Además, si no rompemos la cadena de frío, podemos contar con disponer de platos elaborados para 30 días, sin necesidad de congelarlos.

Cada ración es amplia y puede que sirva para compartir entre dos. Además, se puede complementar con otros productos o aderezar al gusto. Por ejemplo, al wok de verduras con soja y cacahuetes se le pueden añadir unos daditos de tofu frito y aliñar con unas gotas de sriracha y unas semillas de sésamo tostadas y nos queda un plato completo y personalizado de lo más apetecible.

Para estos días de calor, que se están alargando en septiembre, podemos probar el ajoblanco, el gazpacho andaluz con sandía o, por supuesto, el salmorejo cordobés. Para cuando lleguen los fríos invernales, nos esperan la crema de calabacín, la lentejas con verduras salteadas o la fabada vegana.

Os recomiendo probar las albóndigas veganas en salsa de tomate, a ser posible acompañadas de una buena pasta. Algo que seguro llama la atención es que entre la oferta se incluye un preparado de tortilla de patatas, con sus patatas monalisa y su cebolla fritas, que podemos mezclar con huevo o algún preparado vegano sustitutivo y nos facilita enormemente la tarea, evitando los olores a fritura y las manchas de aceite en nuestra cocina.

Otras preparaciones que nos pueden ser sugerentes para un buen picoteo son las patatas bravas o la coliflor al ajillo con pimentón. Y en entre las ensaladas encontramos la de pasta con remolacha, zanahoria y nueces o el tabulé de quinoa. Otros preparados nos ayudan a complementar otros platos. Es el caso de la cebolla confitada en aceite de oliva virgen extra o la patatas a lo pobre con pimientos y cebolla.

No he dicho nada de precios pero, en general, cada uno de estos platos cuesta entre 3 y 4€, aunque algunos de ellos quedan por debajo. La distribución cuesta 7€, pero si sobrepasa el pedido los 70€ el transporte es gratuito y lo tienes en tu casa antes de 48 horas en furgonetas refrigeradas.

Si quieres empezar a disfrutar de los productos de esta iniciativa, te invito a que entres en Miplato.es, te des de alta y elijas por qué platos de decides.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .