jueves, 10 de noviembre de 2011

Acelgas en adobillo

Acelgas en adobillo.

Comentario previo:

En la página 201 del libro "Las recetas de El Comidista", de Mikel L. Iturriaga, dentro del apartado de Comida Viejuna, nos presenta esta receta que sacó de un libro de cocina editado por la Sección Femenina de la Falange Española, institución afortunadamente desaparecida.
Estas acelgas en adobillo las he comido en casa de mis padres, aunque sin el añadido final del pan majado con la pimienta. En Murcia, que somos la tierra de Pimentón, era plato habitual de cenas invernales y, ciertamente, se acompañaba de huevo, que en casa se solía hacer frito. Yo he elegido acompañarlas con un huevo poché a la manera de Gastronomía&Cía, aderezándolo con ajo en polvo, pimentón, sal y unas gotitas de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
No debe de asustarnos la gran cantidad de acelgas que se usa para sólo dos raciones, ya que reducen muchísimo y se quedan en casi nada al final. La cantidad de ajo y pimentón va un poco al gusto de los comensales.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 800 g. de acelgas frescas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 c/s (cucharas soperas) de AOVE.
  • 1 c/s de pimentón dulce de Murcia.
  • La miga de 2 rodajas de pan del día anterior (o una rebanada de pan de molde).
  • 3 ó 4 granos de pimienta negra.
  • Sal marina gruesa (de las salinas del Cabo de Gata).
Para los huevos poché:

Pasos:

  1. Separar las pencas de las hojas de las acelgas. Quitarles las hebras, lavarlas y ponerlas a cocer 5 minutos en una olla con un poco de agua salada hirviendo.
  2. Lavar y cortar las hojas de las acelgas y añadirlas a la olla, junto con las pencas, y dejarlas cocer 3 minutos más (reducirán muchísimo). Escurrir (Si se quiere, pasar por agua muy fría antes de escurrir, para que se corte completamente la cocción.).
  3. Cortar el ajo en láminas y saltear en una sartén con el AOVE caliente (fuego en 9 sobre 10). Apartar del fuego la sartén cuando los ajos comiencen a dorarse y añadir el pimentón. Inmediatamente añadir las acelgas escurridas, mezclando para que queden éstas bien impregnadas del aceite con ajo y pimentón.
  4. Mojar con agua las rodajas de pan y escurrirlas bien. Poner en un mortero la miga húmeda junto con los granos de pimienta negra. Majar bien, para que los granos queden lo más machacados posible. A la masilla resultante añadir un poco de agua (como 3 ó 4 c/s) y verter sobre las acelgas que tenemos en la sartén. Volvemos a poner en el fuego (8 sobre 10) y damos unas vueltas a todo el preparado hasta que desaparezca el caldo, pero dejando jugosas las acelgas.
  5. Preparar los huevos poché, acompañados de ajo en polvo, pimentón, sal y AOVE, con una cocción de 4 minutos (la yema quedará líquida).

8 comentarios :

  1. Hola Carlos,
    Soy un omnívoro muy amante de la acelga y este plato me ha podido (aún no he llegado a la página 201 del comidista)al verlo, pero tengo un problema, a pesar de que el sabor me gusta mucho, no puedo con el ajo, me da unas digestiones terribles, tienes alguna alternativa para que no pase? o tienes una alternativa al ajo en esta receta?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Por separado he comido ambas preparaciones, pero hermanadas creo que nunca, o al menos no lo recuerdo.
    No cabe duda que la cremosidad de la yema tiene que ir muy bien con la acelga.
    Lo probaré.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Otra manera de preparar las acelgas qu etanto me gustan ,SE ven geniales ;D

    ResponderEliminar
  4. Ferrán, mi consejo sería simplemente quitar el ajo. Puedes también usar chalota (que queda a medio camino ente el ajo y la cebolla), si no te sienta mal. También recurrir a la cebolla tierna, pero ésta es menos de ligar con el pimentón.
    Si lo que te sienta mal es comer el ajo, pero no te incomoda el sabor, aromatiza el AOVE con el ajo y, antes de seguir, retira el ajo frito y entonces echa el pimentón.
    Como verás, soluciones hay. Pero como digo al principio, puedes suprimir el ajo y se reforzará el sabor del pimentón.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Apicius.
    Yo las he tomado siempre acompañadas por huevo frito. Lo del huevo poché era por variar, acercarme más a la receta de Mikel y alejarme un poco de exceso de aceite (que luego la báscula protesta).
    Como bien dices, la cremosidad de la yema es un complemento ideal a estas acelgas. Como también el huevo lleva su punto de ajo y pimentón, todo queda muy conjuntado.
    Espero que te guste.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Gracias, quechuloalgodulce.
    Me alegra poder aportar nuevas recetas, aunque ésta sea muy tradicional (al menos en Murcia).
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Que ricas!!! Carlos me encantan las acelgas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Mijú.
    Es un plato de lo más tradicional, pero no por ello menos sabroso.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .