miércoles, 11 de enero de 2012

Mazapán con dulce de boniato

Mazapán con dulce de boniato.

Comentario previo:

Ya sé que se han pasado las festividades navideñas, pero es que se me quedó colgada esta receta y no la había subido, hasta hoy. Cuando hice el dulce de boniato, tenía la intención de hacer dos preparaciones: una era la de los cordiales de Torre Pacheco (que no he podido hacer, de momento) y otra era este mazapán relleno. Es un dulce contundente, como "los de toda la vida". No llega a ser empalagoso, pero sí que está pensado para gente golosa. Os aseguro que comerse uno entero no está al alcance de cualquiera.
Estos mazapanes son muy sencillos de hacer (sobre todo si ya se tiene preparado el dulce de boniato) y más usando la Thermomix (TMx), que hace muy rápidamente el trabajo duro del amasado. Lo que cuesta más es el montaje y rellenado de los pasteles, pero con la ayuda de una taza de café o, como en mi caso, un pequeño "tupper" se termina haciendo con cierta agilidad.
Una advertencia: la fase de reposado y enfriamiento de la masa del mazapán es esencial. Si nos la saltamos tenemos el peligro de que éste se deshaga durante la cocción. También es importante dejar enfriar los mazapanes tras el horneado, ya que en caliente seguramente se nos desbaraten en las manos.

Ingredientes (para 10 piezas):

  • 12 c/s (cuchara sopera) de dulce de boniato.
  • 250 g. de azúcar.
  • 250 g. de almendra sin piel.
  • 45 ml. de agua filtrada.
  • 1 clara de huevo (para pintar la superficie).

Pasos:

  1. Poner el azúcar en la TMx y pulverizarla para hacerla azúcar glas: 15 segundos, velocidad ascendente 5-10. El azúcar glas se puede comprar, pero es un poco caro, y también se puede pulverizar con un molinillo de café. Reservar el azúcar glas
  2. Poner la almendra en el vaso (no hace falta lavarlo) y moler: 15 segundos, velocidad ascendente 5-10. También se puede comprar la almendra molida o picarla muy fina con molinillo de café.
  3. Juntar el en vaso de la TMx el azúcar glas y la almendra molida. Añadirle el agua y mezclar los ingredientes a velocidad 5 durante 10 segundos. Después, amasar con vaso cerrado a velocidad espiga durante 5 minutos. Si no se llega a formar una bola, añadir un poquito de agua (a cucharaditas) y amasar un par de minutos más hasta que se forme la bola. Este proceso se puede hacer a mano, mezclando los ingredientes en un bol y luego ir amasando sobre la tabla de la cocina hasta que nos quede una bola de masa compacta ligeramente grasienta.
  4. Envolver la bola de masa con film transparente y dejar reposar en el frigorífico durante, al menos, media hora.
  5. Una vez reposada la masa, extenderla con rodillo hasta que quede de un grosor de menos de medio centímetro, pero sin que se rompa. Con un aro o con la boca de algún vaso, cortar círculos de masa: unos más grandes, de 8 cm. de diámetro, y otros más pequeños, de 6 cm.
  6. Colocar uno de los círculos grandes dentro de una taza de café, o un cuenco pequeño de ese tamaño, y rellenar la masa con una cucharada de dulce de boniato. Usar un círculo pequeño de masa a modo de tapadera (para que no se derrame el dulce de boniato) y pegar los bordes presionando con los dedos. Esta operación se puede hacer en el cuenco de la mano, pero a mí me ha resultado más fácil y cómodo hacerlo de este modo. Repetir la operación hasta terminar la masa.
  7. Ir colocando los mazapanes rellenos sobre una bandeja de horno forrada con papel azufrado (la parte plana del círculo pequeño hará de base).
  8. Batir la clara de huevo y pintar con ella la superficie de los mazapanes.
  9. Meter al horno, previamente calentado a 180º, y gratinar los mazapanes hasta que estén dorados. Tardará unos 10 minutos, pero es conveniente estar atentos para que no se nos tuesten demasiado, ya que quedarían con un ligero sabor a quemado.
  10. Dejar enfriar bien (por lo menos 1 hora) para que al coger los mazapanes no se nos desmonten por estar calientes. Al día siguiente están mejores que recién hechos.

Actualización de 15 de enero de 2012

Como respuesta a la consulta que algunos habéis hecho sobre cómo montar este dulce, he preparado una imagen animada para que se pueda ver gráficamente (amén de la explicación dada en el paso 6). Espero que sea de utilidad.
Montaje del relleno de los mazapanes.

11 comentarios :

  1. Me encantaría probarlo, pero ya me puedo imaginar que disfrutaste con su sabor!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, más que hermanas.
    Pues sí. Estaban bien ricos estos mazapanes rellenos. Lo del dulce de boniato es completamente adictivo.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Si como dices están pensado para gente golosa, seguro que me gustan, anoto la receta para probar.

    ResponderEliminar
  4. quien pillara ese mazapán para darle un buen bocado...mmmm..un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante estos mazapanes con dulce de boniato. Me imagino que admitirá otros dulces, como el de membrillo, por un ejemplo.
    Yo suelo hacer mazapán como base de las pastas de piñones, (panellets), que por cierto los haré esta semana ya que el 16 es el cumple de mi contaría. Aprovecharé para hacer una prueba, que la rellenaré con dulce de membrillo.
    Ayer compré las habas secas, pero son de pequeño tamaño y me hubiesen gustado más grandes, pero servirán para el puchero de habas, ahora tengo que comprar codillo y otras cosilla, creo que lo haré la próxima semana.
    Veo que sigues con la thermomix a tope.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Karmela.
    Si eres golosa, este es un dulce que te va a ir que ni pintado. Si haces la prueba, cuéntanos el resultado.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Gracias, TeRe.
    Pues tú lo tienes más fácil que otros, ya que eres de la tierra. Aún me queda alguno de la última tanda y que pongo a tu disposición.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Apcicius.
    No sé como quedarían estos mazapanes con membrillo. Éste tiene mayor acidez que el boniato. Pero todo es ponerse y ver cómo queda.
    Nos tienes en ascuas con tu puchero de habas. Veo que andas comprando parte animal, así que luego me tocará hacer adaptación de la receta.
    Anoche hice unas pencas de acelga con la salsa de almendras, que proponías para acompañar al cardo. La salsa: buenísima (usé chalotas en lugar de cebolla). Las pencas: "sosotas" (es lo que tienen). Quizá debía de haber sofrito éstas con un poco de ajo o haberles metido alguna llevar aromática en la cocción.
    Hoy he visto cardo en le mercado de los jueves (que ponen en la calle justo delante de mi trabajo), pero no me he decidido a comprar. Tenía ya planificada la comprar para las preparaciones de este fin de semana y no me gustaría ver como se mustia el cardo en casa. Para la semana que viene a ver si me animo a comprar.
    De momento las próximas preparaciones van a llevar habas tiernas, guisantes, alcachofas, hinojo, apio y aluna cosa más que espero poder ir mostrando aquí.
    Saludos,
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. No piense que el puchero de habas va a ser una cosa fuera de serie, ya sabes que si se publicita mucho luego no se alcanzan las expectativas, lo que si te diré que es contundente y lleva productos del cerdo, pero también vegetales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Que rico, es mi dulce preferido, con tu permiso me lo apunto y te sigo desde hoy.Un abrazo y estaremos en contacto.Doris desde Toledo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doris.
      Sé bienvenida a este blog y dispón de sus contenidos, que para eso son.
      Yo también he visitado tu blog "Mis cosillas" y ya me tienes como un seguidor más.
      Besos desde Murcia.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .