lunes, 26 de marzo de 2012

Sopa de wakame y miso

Sopa de wakame y miso.

Comentario previo:

La cocina con algas va a tomar cierta relevancia estos días en mi blog. Es algo que tenía pendiente hace tiempo y sobre lo cual mañana acudiré a un taller y cena que se celebra en el restaurante Maná de Murcia. Como anticipo y dentro de mi conversión sopera, traigo aquí una de las sopas más clásicas en las que el alga wakame junto con el miso. Ambos ingredientes son una aportación de la cocina asiática que no hay que despreciar. Las algas wakame las compré deshidratas de la marca Portomuiños, que es una marca nacional (gallega, concretamente) que está haciendo un gran trabajo para llevar la parte vegetal del mar a nuestros mercados. No hay que despreciar el papel del puerro en esta sopa, que aporta un aroma que nos hace más familiar una sopa con un fuerte sabor a mar, muy distinto a los que habitualmente uno tiene costumbre de comer.
Si se quiere un plato más contundente y alimenticio, basta con añadir a esta sopa unos daditos de tofu, ya sea en crudo o pasado por la sartén.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 100 g. de puerro limpio.
  • 50 g. de wakame (ya rehidratado).
  • 1 c/s (cuchara sopera) de miso blanco.
  • 500 ml. de caldo vegetal (lo hice con concentrado).

Pasos:

  1. Poner a rehidratar en agua salada las algas weakame siguiendo las instrucciones del envasador.
  2. Limpiar y cortar en juliana el puerro y sofreírlo en la misma olla donde vamos a hacer la sopa.
  3. Cuando el puerro comienza a tomar color, agregamos el caldo vegetal.
  4. Escurrir las algas wakame y añadirlas a la olla cuando el caldo rompa a hervir. Bajar el fuego y dejar cocer a fuego flojo (5 sobre 10) durante 5 minutos.
  5. En el último minuto de cocción, añadir el miso. Remover bien para que quede integrado. No es necesario añadir sal ya que tanto el caldo como las algas y el miso tienen su propia aportación salina.
Mes sin carne 2012.

6 comentarios :

  1. Espero que tengas un buen divertimento con la cocina de algas.
    Ahora parece que tenemos un buen mercado de algas que puede competir con las orientales perfectamente, en un principio, las importadas, debido a su poca salida, no eran a veces muy apetecibles.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Apicius.
      La verdad es que yo también tuve muy malas experiencias con algas en otro tiempo. Eso me retrajo mucho, junto con la escasez y dificultad de encontrarlas. Ahora es fácil (aunque no barato) disponer de ellas, ya que las encuentro en el mismo supermercado que hago la compra habitual.
      Ahora me toca ir abriendo el campo y conocer las posibilidades en cuanto a la forma de cocinarlas.
      Ya contaré como me va el taller en el que espero adquirir nuevos conocimientos.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. Amplísimo el mundo de las algas, y también el de el miso ( toda una institución en tierras niponas ).
    Ya nos contarás que tal ese taller.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ficus.
      Bueno, tu eres un auténtico experto en estos temas y yo estoy dando mis primeros pasos. Espero aprender mucho en el taller de mañana y poderlo compartir en este blog con todos vosotros.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  3. Esa sopa tengo que probarla. He probado las algas, pero en ensalada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Reme.
      Me alegra que te guste. Esta sopa es casi un clásico y las algas wakame son las que más se usan.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .