miércoles, 18 de abril de 2012

Bizcocho económico

Comentario previo:

Recientemente, el amigo Apicius nos presentaba la receta de un Pastel económico en su blog Cofradía del Cocido Vitoriano (de muy recomendable lectura). Se trata de la receta de un bizcocho básico, del cual me llamaba poderosamente la atención el uso (y casi abuso) de la "gaseosa" (la que se vende para hacer el "agua de litines" y que se presenta en dos sobres con sustancias químicas distintas) en una cantidad muy superior a la que es frecuente encontrar en muchas recetas de este tipo..
Manuscrito original de la receta .
Llevado por la curiosidad, he elaborado el que he denominado bizcocho económico (me parece más adecuado que la denominación pastel). El resultado ha sido la obtención de un bizcocho que me recuerda a aquellos que de niño merendaba, acompañados de una onza de chocolate. Un bizcocho rotundo y con una densidad mayor de la que se estila en los actuales (que, digamos, están "más aireados").
Destacable es el toque que le aporta la corteza de limón frita en el AOVE (aceite de oliva virgen extra), además de saborcillo que deja la "gaseosa", que finalmente no parece ser para nada excesiva.
La persona que recopiló esta receta, como solía ser frecuente, anota las cantidades con medidas de "tazas" y "cucharas". No sé si lo hacía mencionando las medidas estandarizadas con esos nombres (en inglés: "cup" y "spoon"), pero yo lo he hecho así, utilizando para ello el juego de medidas del que dispongo y que aparece en la foto junto a los ingredientes (en dicha foto falta la leche, de cabra, que usé).
La receta original da como críptica pista sobre el horneado la frase "horno fuerte". He optado por una temperatura de 200º e ir vigilando (a partir del minuto 20 de horneado) para verificar que ya estaba bien cuajado por dentro. El tiempo definitivo de horneado ascendió a 30 minutos.
En resumen: un viaje a mi infancia a través del paladar con este bizcocho, acompañado de sus correspondientes onzas de chocolate.

Ingredientes:

  • 2 huevos (tamaño L).
  • 2 tazas de azúcar (380 g).
  • 6 cucharadas AOVE (90 ml.) frito con la corteza de un limón.
  • 2 tazas de leche (480 ml).
  • 10 papeletas de gaseosa 5 de cada clase (usé lo que comercializa Mercadona con la marca Hacendado)..
  • 6 tazas de harina (840 g).

Pasos:

  1. Calentar el AOVE en una sartén y freír la corteza de un limón, procurando que esta lleve la mínima cantidad posible de parte blanca. Cuando la piel del limón se comienza a tostar, apartar y dejar que el aceite se vaya enfriando.
  2. Batir los huevos con el azúcar hasta que esté completamente disuelto éste. Añadir el AOVE aromatizado con la cascara de limón que ya estará frío. Seguir mezclando mientras se añade la leche. Incorporar la "gaseosa" y, taza a taza la harina hasta obtener una masa homogénea.
  3. Verter la masa en una fuente de horno, procurando que no se llene más allá de la mitad de su capacidad (para que pueda subir el bizcocho sin desbordar la fuente).
  4. Hornear a 200º, con calor abajo, durante 30 minutos o hasta comprobar que si pinchamos con una aguja ésta sale limpia.

13 comentarios :

  1. Una delicia de bizcocho, con un café perfecto. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Clara.
      Me alegra que te haya gusto este clásico.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. pues si que usa gaseosas sí! La verdad es que tiene una pinta estupenda y como tengo muchas gaseosas lo probare! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, TeRe.
      Pues parece que no era demasiada gaseosa y lo refrendan otras opiniones. Siempre se aprenden cosas nuevas.
      A ver si te animas a hacerlo y nos cuentas tu experiencia.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  3. Y que rico verdad??? me encantan estos bizcochos caseros... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Núria.
      Pues sí que estaba rico y, sobre todo, con un sabor casero que recordaba mis tiempos de niño.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  4. Mmm me encantan estos bizcochos con una onza de chocolate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen.
      Di que sí. Que los placeres sencillos son los que más gusto dan.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  5. Pues te ha quedado un bizcocho de una pinta excelente.
    Todavía me acuerdo y actualmente me sigue gustando, un trozo de pan y onza de chocolate, era la merienda habitual cuando era niño y menos niño.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Apicius.
      En casa, cuando era chico, el almuerzo diario era de pan y chocolate, que mis compañeros envidiaban y yo envidiaba sus bocatas de embutido o queso. Para los días especiales, mi tía abuela Rita nos traía un delicioso y rotundo bizcocho de la panadería del barrio y ese es el sabor que me recuerda este bizcocho económico.
      El reto de hacerlo y comprobar si era mucha gaseosa o no está superado: no parece que fuera demasiada y le deja un toque como anisado, muy propio de aquellos bizcochos de antaño.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Carlos has resuelto también mi curiosidad con esta receta, no tanto por el exceso de gaseosas, que ya pensaba que no eran tantas como a simple vista parecían, sino por la elaboración en general. Me corroboras que sabe a nuestra infancia y eso me gusta. Lo probaremos también.
    Gracias a ti y al maestro Apicius.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Viena.
      Veo que ya se ha superado el problema de publicar comentarios en mi blog (y yo no he hecho ningún cambio).
      Puedo asegurarte que sabe a ese recio bizcocho que compraba mi tía abuela Rita en la panadería del barrio. No es tan "fino", como los que se estilan ahora, pero tiene todo el sabor del bizcocho "de siempre".
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .