lunes, 2 de abril de 2012

Pan de centeno con semillas

Pan de centeno con semillas.

Comentario previo:

Una de las novedades de mi cocina es la piedra de horno. Aunque llevo ya algún tiempo haciendo pan con ella, es la primera vez que voy a subir al blog una preparación realizada utilizando este aditamento. La verdad es que pienso que todavía no le he tomado el pulso a esta fuente de calor adicional en la cocción al horno. Pero cada paso que doy veo que voy afianzando un correcto uso de la piedra. De momento no he resuelto el problema de como poner la masa de pan sobre la piedra, sin que se me deforme. La única solución encontrada es colocar la masa sobre papel azufrado y luego colocarlo todo sobre la piedra, lo que significa que la masa de pan no está en contacto directo con la piedra y, por tanto, algo se debe estar perdiendo. No desisto y sé que encontraré una forma adecuada, que ya os contaré.
Sobre este pan, es el primero que hago con centeno (en casa no son muy fans de esta harina). Me llegó con la piedra, también de regalo, desde El Amasadero. Algo que se no ta de forma inmediata es que da al pan una consistencia distinta (algo más vasta) y un olor más acentuado. En el resultado final se tiene un pan de sabor y aroma más fuerte y con una miga compacta, muy agradable para sopar. Caliente con un poco de AOVE (aceite de oliva virgen extra) y sal está de maravilla.
La inclusión de las semillas en la elaboración se me ocurrió sobre la marcha, pensando en darle un atractivo adicional. Ese toque de crujiente y el saborcillo que van dejando las distintas semillas es muy agradable.

Ingredientes:

  • 250 g. de harina de fuerza de trigo.
  • 250 g. de harina de centeno.
  • 350 ml. de agua filtrada templada.
  • 11 g. de levadura seca de panadero (2 sobres de la marca Maicena).
  • 1 c/c (cucharita de café) de sal.
  • 50 g. de mezcla de semillas (amapola, calabaza, girasol, lino y sésamo).

Pasos:

  1. Calentar el agua un poco (que no supere los 40º que si no matará el fermento de la levadura). Diluir la levadura.
  2. Amasar todos los ingredientes (excepto las semillas), siguiendo alguno de los siguientes procedimientos:
    • Convencional: Colocar las dos harinas en un bol y hacer un crater en el centro. Verter, poco a poco, el agua con la levadura diluida en el crater e ir mezclando hasta obtener una masa compacta. Añadir la sal mientras se va amasando. Amasar manualmente durante unos 15 minutos sobre una superficie enharinada. Hacer una bola y dejar reposar.
    • Thermomix: Poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar (velocidad 6, 15 segundos). Amasar (vaso cerrado velocidad espiga, 7 minutos). Sacar la masa del vaso, hacer una bola y dejar reposar.
    • Panificadora: Poner todos los ingredientes en el recipiente y programar sólo amasado. Sacar la masa, hacer una bola y dejar reposar.
  3. Dejar reposar la masa durante 1 hora en lugar cálido (unos 20 a 25 grados). La masa doblará su volumen.
  4. Sacar el aire de la masa y estirarla sobre una superficie enharinada. Espolvorear las semillas sobre la masa y recogerla de forma que queden dentro. Amasar ligeramente la masa, volver a bolearla y dejarla reposar una hora, para que vuelva a adquirir volumen.
  5. Hacer unos cortes de 1 cm. de profundidad en la superficie de la masa y meter al horno, caliente a 200º. Dejar que se hornee durante unos 15 minutos a esa temperatura y bajarla a 180º durante otros 30 minutos más. El pan estará bien hecho si golpeando la base suena el pan a hueco. Dejar enfriar sobre una rejilla (si es que no llegan "las pirañas" y se lo comen calentito con AOVE y sal).
Horneando el pan de centeno sobre la piedra de horno.
Aunque no se note mucho, bajo el papel está mi nueva piedra de horno.

9 comentarios :

  1. ¿Que tal utilizar una paletilla fina de madera? Eso si te la tendrías que fabricar o pedir que alguien te la haga.
    En las panaderías es lo que utilizan.
    El pan de ve muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Apicius.
      Por ahí va la solución. Lo he intentado hacer con un sustituto casero a base de cartón, pero no fue exitosa la prueba. He visto en la web de El Amasadero que venden palas de este tipo, pero me han parecido caras para el uso que yo les voy a dar. Tengo ya alguna idea de como hacerlo y os iré contando si me sale bien.
      Si el pan tiene buena pinta, el sabor es siempre mucho mejor. No hay nada como el pan recién hecho y con productos bien conocidos.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y talythttp://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. Este pan tiene una pinta buenísima, mi suegra siempre compra pan de centeno. Igual voy a darle una sorpresa...voy a prepararle uno casero ;) ya te contaré.
    Besos y gracias por tus consejos! Que tengas un día maravilloso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mika.
      Me alegra darte buenas ideas para satisfacer a tu madre. Espero que te salga bien y que le guste.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  3. Te ha quedado estupendo Carlos! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, TeRe.
      Me alegra que te guste. Seguro que a ti te sale mucho mejor.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  4. Me encanta la harina de centeno, así que este pan tiene que estar riquísimo!!!!! y hecho en piedra mejor que mejor!!!!!las semillas siempre le dan un toque especial, me encanta!!!!viva el pan casero!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Va de pan.
      A mí lo que me encanta es tu blog, que lo tengo entre mis referencias principales.
      Como tú dices ¡Viva el pan casero! (o los panes caseros).
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  5. ESTE MENSAJE ME LO ENVÍA VIENA (y no sé por qué no ha aparecido):

    Hola Carlos: También yo tengo una piedra en mi horno, sin embargo, nunca he hecho pan sobre ella, hasta ahora, solo la he utilizado con las pizzas y la verdad es que les da un buen toque, eso sí, yo compré la más gruesa y tarda lo suyo en calentarse, pero mola hacer cosas en ella, es verdad.
    Creo que lo que apunta Apicius podria servir para pasar el pan a la piedra, pero es cierto que es un detalle que no se contempla y no es fácil de resolver.
    Ya estaré pendiente de tus soluciones.
    Este pan tiene una pinta estupenda. En casa el pan de centeno es el que más se hornea.
    Un beso.

    MI RESPUESTA:

    Gracias, Viena.
    Pues yo todavía no he preparado ninguna pizza y ya tengo ganas.
    Tienes razón en lo que tarda en calentarse la piedra, pero cuando se calienta se le puede sacar mucho partido (aunque yo estoy todavía aprendiendo).
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .