jueves, 14 de febrero de 2013

Cuscús de brócoli

Cuscús de brócoli.
La cerveza que se ve tras el plato es artesanal hecha por mí.
La etiqueta la ha diseñado Rodrigo, ya sabéis, el de Pulque Shop.

Comentario previo:

El cuscús se hace con semola y este es un plato apócrifo que la sustituye por brócoli. Es una manera distinta y más "ligera" de hacerlo. Se podría hacer hasta con el brócoli en crudo, ya que sólo nos vamos a comer la parte verde de las flores. Yo he preferido darle un escaldado y saltearlo junto al resto de ingredientes, para dejarlo algo más blando, pero siempre quedando algo crujiente.

Es un plato sin dificultad, que lo más pesado que tiene es la limpieza y preparado del brócoli. Lo demás es picar un verduras y saltearlas a fuego suave, para queden blandeadas.

Lo más exótico es la participación de las pasas remojadas en vino Madeira. No hace falta que sea este vino, sino que puede ser cualquier otro semi dulce, como podría ser el Pedro Ximenez. La combinación de su dulzor, con el de los tomates secos hidratados en aceite o el picante de la guindilla queda delicioso.

La mayonesa tiene más intención de decoración que otra cosa, pero si lleva un toque de wasabi puede dar más potencia a este plato.

El truco de poner unas gotas de vinagre en el agua de cocer el brócoli es para que no pierda la intensidad del verde, ya que no se notará el sabor en el preparado final.

Este cuscús funciona como entrante y como guarnición.

Para esta elaboración he usado parte de las verduras que me hicieron llegar la gente de Freshvana.com, que han dado para mucho, pero que ya se me han acabado.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 25 g. de pasas de Corinto (o pasas sin semillas).
  • 25 ml. de vino de Madeira (o cualquier otro semi dulce).
  • 200 g. de brócoli (sólo lo verde).
  • 50 g. de puerro.
  • 1 diente de ajo.
  • 50 g. de pimiento rojo.
  • 25 g. de zanahoria.
  • 1 guindilla fresca.
  • 3 trozos de tomate seco hidratado en aceite.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • Unas gotas de vinagre de Jerez.
  • 1 c/s (cuchara sopera) de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • Opcional: mayonesa para decorar.

Proceso en imágenes:

Poner las pasas a remojo en el vino de Madeira.

Lavar el brócoli y separar la "flores" del tallo.

Quitar también los tallitos de las flores y quedarse sólo con
lo verde. El resto de puede aprovechar para otras recetas.

Escaldar el brócoli en agua salada hirviendo con unas gotas
de vinagre, para que no pierda el verde intenso.

Escurrir el brócoli y reservar.

Lavar, pelar y trocear el puerro, la zanahoria, el pimiento y la
guindilla. Picar el diente de ajo. Escurrir el tomate seco
hidratado en aceite y trocearlo.

En una sartén con una cucharada de AOVE, saltear el puerro
hasta que se ponga blando (unos 3 minutos).

Añadir el ajo, la zanahoria, el pimiento y la guindilla y seguir
salteando (otros 3 minutos).

Agregar el tomate y las pasas, con el vino y todo. Remover
y dejar que se evapore el el vino (1 minuto).

Añadir el brócoli que teníamos reservado.

Ir removiendo, para que todos los ingredientes se integren, y
seguir con el salteado hasta que el brócoli esté cocinado pero
quede crujiente. Montar con un aro en el plato de servicio y,
si se quiere, adornar con mayonesa.

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


2 comentarios :

  1. estupenda idea!!...tiene que ser algo laborioso pero sin duda con una buena recompensa a la hora de comerlo, gracias por compartirla ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gastro Cenicienta.
      No creas que es tan laborioso. Sólo un poco pesado lo de separar la parte verde del brócoli, pero es fácil.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .