martes, 7 de mayo de 2013

Tarta de compota de manzana

Tarta de compota de manzana.
Pinéalo

Comentario previo:

Hace unos días preparé una compota de manzana, con las que me suministra la gente de Freshvana, con la clara intención de preparar una tarta con ella. He estado buscando referencias y, en este caso, no he encontrado algo que tomar como referencia. Algo que me ha extrañado, ya que tengo el recuerdo de haber tomado una deliciosa tarta de este tipo. Eso sí, la hacían en una cafetería de playa regida por unos alemanes.

La cuestión es que he recurrido a mi imaginación, con desigual fortuna. Digo esto porque la elección de una masa del tipo quebrada, dulce y utilizando impulsor,  para darle volumen, me ha parecido acertada. Resulta crujiente con un sabor que recuerda a las galletas de mantequilla. Igualmente, el relleno queda delicioso, un tanto gelatinoso, con cierta acidez (propia de la manzana) y no demasiado dulzón. Sin embargo, en la ejecución hay algo que no ha salido a mi plena satisfacción. Se trata de la práctica desaparición de la masa del fondo. Al parecer, el relleno es muy jugoso y disuelve esa masa antes de que adquiera suficiente cuerpo. La solución no la tengo clara ya que si se hornea previamente la masa del fondo ésta quedará rígida y no podrá cerrarse bien la tapa. Es algo que tengo que investigar y sobre lo que agradecería cualquier comentario.

Entre tanto, el resultado final es una tarta jugosa y muy sabrosa, que se come con cucharilla y que con un poco de nata montada queda deliciosa.

Ingredientes:

  • 200 g. de harina de repostería.
  • 50 g. de margarina.
  • 1 huevo (tamaño L).
  • 60 g. de azúcar.
  • 1 sobre de impulsor (15 g.)
  • 1 pizca de sal marina.
  • 500 g. de compota de manzana ecológica de Freshvana.
  • 25 g. de azúcar glas.
  • 2 c/s (cuchara sopera) de zumo de naranja ecológica de Freshvana.

Pasos:

  1. Poner en un cuenco los ingredientes de la masa (harina, margarina, huevo, azúcar, impulsor y sal). Mezclar con las manos o ayudados por una espátula o rasqueta.
     
  2. Hasta conseguir una masa compacta, un tanto "arenosa" y grasienta, del tipo masa quebrada.
     
  3. Dividir la masa en dos trozos (uno un poco más grande que el otro). Hacer una bola con el más grande y ponerlo entre dos trozos de film transparente. Extender la masa con un rodillo hasta conseguir un grosor de unos 3 milímetros.
     
  4. Colocar la masa extendida sobre un molde redondo (20 cm.), previamente engrasado con margarina, cubriendo el fondo y las paredes.
     
  5. Verter la compota sobre esta masa y distribuirla de forma homogénea.
     
  6. Extender la otra bola de masa para formar un disco de un diámetro similar al del molde. Cerrar los bordes de masa, como si se tratara de una empanada, y hacer un agujero en el centro de la tapa, que servirá de vía de escape del aire para que no se hinche la tarta.
     
  7. Llevar al horno, caliente a 180º con calor arriba y abajo. Hornear durante 30 a 35 minutos (hasta que se vea la masa bien doradita).
     
  8. Preparar un glaseado con el azúcar glas y el zumo de naranja, batiéndolos hasta dejarlos bien integrados.
     
  9. Distribuir el glaseado pincelándolo sobre la superficie de la tarta y dejando que esta se enfríe (si se tiene suficiente paciencia, ya que caliente también está muy buena).
     

Código QR:

Llévate esta receta a tu móvil.


10 comentarios :

  1. Carlos, tienes un regalito en mi blog, si quieres pásate a recogerlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nefer, por ese premio que me concedes.
      Cada vez somos más lo hombres "normales" que hacemos cosas "normales" y podemos tener como afición la cocina y su reflejo en la blogosfera. Pero me alegra mucho, muchísimo que me sigas desde hace tanto tiempo (casi desde el principio de este blog) y no te hayas cansado.
      Un besazo.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  2. mmm, menudo corte tiene Carlos..con la comppota se ve deliciosa! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, TeRe.
      Sincera y honestamente, de sabor está buenísimas (de las cosas de repostería que he hecho una de las mejores, por no decir la mejor). Tiene el pequeño problema con la masa del fondo, que tengo que resolver.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  3. Carlos has hecho una tarta divina, hace muchos años la probe parecida, en casa de unos amigos alemanes, la hacia su madre, y la recuerdo deliciosa, esta tuya me recuerda muchisimo a la que ella hacia. Mil besicos amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      Mi referencia para esta tarta también proviene de los recuerdos de una tata que comía en una cafetería, regentada por un matrimonio alemán. Así que, coincidimos en el origen de ambas tartas de nuestros recuerdos.
      Creo que la tengo que perfeccionar, no en el sabor que es fenomenal. El problema con el fondo es importante y hay que solucionarlo.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  4. Tiene que estar maravillosa, y no me parece dificil, gracias por estas cosas que alegran el día.
    Saludos MªJosé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mª José.
      No es difícil, aunque la repostería siempre es delicada y precisa su tiempo. Lo que sí te aseguro es que está buenísima.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal
      http://vegetalytal.com

      Eliminar
  5. Suelo hacer las tartas con una compota bastante seca, y sin tapa, por lo que no tengo ese problema, sin embargo, se me ocurre que pintando con huevo la masa apenas cocida, puede lograrse pegar satisfactoriamente la tapa. También podrías utilizar bizcochos desmigados entre la masa y la compota. Como sea, se ve muy rica tu tarta ;)

    ResponderEliminar
  6. La masa es tan rica que la estoy utilizando para toda clase de rellenos. Las compotas y los purés los pongo lo más secos posible. El horneado es con calor arriba y abajo a 180°. Cuando la tapa comienza a dorarse es el momento de sacar.

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .