domingo, 23 de septiembre de 2012

Tomates verdes fritos

Tomates verdes fritos con arroz graneado.
Tomates verdes fritos con arroz graneado en un plato moruno que nos
regaló mi cuñada Paqui.

Comentario previo:

La película Tomates verdes fritos, de Jon Avnet, pese a su crudeza, tiene un mensaje y factura que la sitúan dentre de mis favoritas. Al hacer la compra de fruta y verdura de esta semana me encontré en un puesto del mercado con estos tomates:
Tres tomates verdes.
De inmediato supe que tenían como destino hacerlos fritos y sacarme la espina de no haber realizado nunca esta receta.

En realidad, esta preparación no tiene ningún misterio. Basta con tener unos tomates verdes (o que estén bien duros), hacerles un rebozado sabroso y freírlos. Cuanto mejor sea el tomate y más sabroso el rebozado, mejor saldrá.

Ingredientes:

  • 3 tomates verdes (algo más de 1/2 kg).
  • 2 huevos (tamaño L).
  • 3 cucharadas de harina para rebozar (yo usé una especial que me trajo mi cuñado Jesús de Algeciras).
  • 3 cucharas de pan rallado.
  • 1 c/c (cucharita de café) de orégano.
  • 1/2 c/c de pimienta de cayena en polvo (o más si te gusta la cosa bien picante).
  • 1 c/c de perejil picado.
  • 1 c/c de ajo en polvo.
  • Sal marina.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra) para freír.

Pasos:

  1. Cortar los tomates en rodajas de 1/2 cm. de grosor (yo aparté las de los extremos). Salar ligeramente.
  2. Cortar los tomates en rodajas.
  3. Batir los huevos con sal, el orégano y la cayena en polvo. En otro plato, mezclar la harina el pan rallado, el ajo y el perejil.
  4. Preparar dos platos con los ingredientes del rebozado.
  5. Pasar las rodajas de tomate por el huevo y luego impregnar bien de la mezcla de harina y pan rallado.
  6. Rebozar los tomates en huevo y luego en harina y pan rallado.
  7. Freír en en una sartén donder habremos calentado el AOVE. Debe quedar bien dorados por ambos lados.
  8. Freír el tomate rebozado hasta que quede dorado.
  9. Dejar reposar sobre papel de cocina para que suelte el exceso de aceite. Servir calientes y crujientes acompañados, por ejemplo, de arroz graneado.
  10. Escurrir para quitar el exceso de AOVE.

14 comentarios :

  1. Hola Carlos, me he puesto a ver esta receta (que rico) y la del arroz graneado. Y resulta que el arroz graneado del que das la receta es como hago yo el arroz de toda la vida! Sólo que en vez de que hierva 5 ó 6 minutos, yo solo lo dejo un minuto y luego lo tapo y ya sí, 15 minutos tal cual. Siempre sale bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gastrolamas.
      Básicamente la cocción del arroz es similar a la que se suele hacer para muchos otros platos. Pero el salteado en aceite (aromatizado), la menor proporción de agua por cantidad de arroz y esa cocción tan fuerte al comienzo como floja al final no lo había hecho nunca.
      Me alegra que te haya gustado.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  2. Tienen que estar deliciosos esos tomates. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Clara.
      Te aseguro que si que están deliciosos.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  3. La verdad es que es un plato muy rico que está muy bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Neus.
      Y, además, cono nombre de película.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  4. Habrá que probar .........
    Gracias, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, encar.bilbao.
      Seguro que no te defraudarán.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  5. Me encantan!! yo si los he probado, leí el libro y vi la peli y la verdad tenía el deseo de probarlos. Riquísimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Núria.
      Pues ahora ya sabes como puedes hacerlos y no tienes excusa para tomarlos cuando quieras. Basta con tener unos tomatitos verdes (o bastante enteros) y un poquito de tiempo para hacerlos.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  6. Hola Carlos:
    Creo, además lo apuntas, estos tomates verdes son por no haber llegado a su maduración completa.
    Cuando encuentres no dejes de probar tomates verdes, que aunque no están rojos, están totalmente maduros. Son así, verdes y de un sabor muy agradable.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Apicius.
      Como dices, se trata de tomates que no están maduros. Otra cosa es esos deliciosos tomates que son de color verde en su madurez, que no son tan útiles para esta receta.
      Saludos,
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar
  7. Todo un clásico ya, muy conocido gracias a la película, qué buena película Carlos, a mi también me encantó, preciosa.
    Respecto a los tomates, seguro que están deliciosos. Cuántos recursos tiene la cocina vegetariana, yo no sé como todavía hay quien cree que es aburrida.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Viena.
      Una película para sufrir, para pensar y disfrutar (un poco de todo).
      El plato es delicioso y no es complejo. Se puede incluso hacer con tomates que no estén verdes, pero sí tersos y duros. Así que es para cualquier momento.
      La verdad es que yo no me aburro con mi dieta vegetariana, mientras que sí veo que mucha gente (con todo tipo de dietas) repite y repite los mismos platos. Hace más la inquietud y la búsqueda de sabores, texturas, aromas y demás, que llevar una dieta u otra.
      Bs.
      Carlos, de Vegetal... y tal.
      http://vegetalytal.blogspot.com

      Eliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España .